- Publicidad -

Microsoft, Chicos.net y SonRisas se unieron para crear SonRisas Lab, un proyecto que acerca a niños, niñas y adolescentes la posibilidad de explorar, inventar y diseñar sus propios proyectos con tecnología. Al respecto, Mariela Reiman, Directora de Chicos.net y Mariano Yacovino, director de Educación de Microsoft Argentina, dialogaron con Sobre Tiza respecto a la propuesta que permite abordar el objetivo de cerrar brechas de acceso y habilidades.

Respecto a la igualdad social-educativa-digital que promueve Sonrisas Lab, Reiman explicó a Sobre Tiza que, en Chicos.net, “venimos trabajando desde hace muchos años para la equidad de derechos de infancia en el mundo digital”. En ese sentido, enfatizó que “un punto fundamental es entender que el concepto de inclusión y de brechas digitales fue cambiando mucho en estos tiempos de crecimiento vertiginoso de la tecnología”.

Es decir, “en una sociedad tan tecno-dependiente en la que los medios digitales atraviesan tantos aspectos de nuestras vidas, las brechas más profundas están dadas por el uso significativo y el aprovechamiento de las posibilidades que la tecnología brinda. Hoy las brechas están dadas por aquellos que pueden beneficiarse de las tecnologías y quienes no tienen las habilidades para hacerlo y por eso se quedan atrás. Estas habilidades no son meramente instrumentales, sino que tienen que ver con formas de pensar, analizar, comunicar, resolver, crear”, detalló la especialista a este medio.

Por eso, la estrategia de trabajo en SonRisas Lab “consiste en generar experiencias de aprendizaje basadas en el enfoque maker – aprendizaje activo y exploratorio – en torno a desafíos y proyectos que ponen en juego articuladamente una serie de habilidades (como la colaboración, la creatividad, la solución de problemas, el pensamiento crítico, la comunicación) que se combinan con contenidos relacionados con matemática, ciencias, arte, entre otros”.

En estos proyectos, “cada participante puede acercarse desde su propio interés y esto permite que los chicos y las chicas se sientan más seguros/as y convocados/as a experimentar y acceder al mundo tecnológico por la puerta de entrada que les resulte más atractiva”, especificó Reiman, y añadió que, de esta manera, “promovemos la inclusión y la participación sin experiencias previas y rápidamente se puede ver un impacto en la subjetividad y representaciones, en las ganas de aprender y hacer con tecnología”.

Acercar a los chicos y las chicas al mundo de la programación y la robótica, “no tiene que ver con prepararlos para el mundo laboral sino con sentar las bases de la Ciudadanía Digital: darles herramientas para ser parte del mundo que nos rodea. Que puedan pasar del ‘usar’ al ‘entender’ y del ‘entender’ al ‘crear’”.

Descargá nuestro especial Programando el futuro de la educación

Incumbencias entre el ámbito privado, público y tercer sector

Consultada sobre la importancia que tiene el trabajo mancomunado entre el ámbito privado, público y tercer sector a la hora de abordar estrategias para acotar la brecha digital en educación, Reiman explicó a este medio que “las articulaciones y alianzas son imprescindibles si pensamos en proyectos que tengan verdadero impacto y que sean sustentables y escalables”.

Sin embargo, la inclusión social-digital “es un recorrido largo y complejo que requiere del compromiso de distintos sectores en donde cada parte pueda aportar desde sus posibilidades. Si bien ya lo sabíamos, considero que la pandemia fue una demostración de que los grandes problemas y crisis del mundo actual sólo se pueden resolver con el compromiso y el trabajo conjunto”, destacó.

En ese sentido, aseveró a Sobre Tiza que “la inclusión y la educación digital es un tema que compete a todos los actores sociales”. Para poder respetar y promover los derechos de infancia en el mundo tecnológico y apoyar el desarrollo de las personas, “es necesario el interés y el trabajo activo de empresas, gobiernos, escuelas, familias, tercer sector y por supuesto los mismos niños, niñas y adolescentes”.

Descargá nuestro especial La Educación en juego

Género e inclusión

A la hora de trabajar por la inclusión, “un punto importante para profundizar en la igualdad de oportunidades es tener en cuenta aspectos que convoquen a más chicas, ya que es una población tradicionalmente menos activa en el mundo científico-tecnológico”, expresó Reiman a Sobre Tiza.

En ese marco, “las propuestas, los ejemplos, el lenguaje y la presencia de talleristas mujeres son algunas formas de generar su interés y transmitir un mensaje en el que puedan sentirse incluidas”, resaltó.

Algunas de las propuestas de trabajo se pueden ver y descargar (y utilizar) libremente de aquí www.chicos.net/sonrisas-lab/

Microsoft Argentina y las propuestas para cerrar la brecha digital

SonRisas Lab surge de la articulación de dos organizaciones civiles, como Chicos.net y SonRisas, y la compañía Microsoft, que cuenta con una extensa trayectoria impulsando propuestas para cerrar la brecha digital. Al respecto, Mariano Yacovino, director de Educación de la firma en Argentina, contó a Sobre Tiza respecto a los desafíos que aún persisten en la región y cómo han intentado abordarlos desde la empresa.

Según datos de la UNESCO, las instituciones educativas en América Latina estuvieron parcial o totalmente cerradas por 56 semanas entre febrero de 2020 y septiembre de 2021.

Durante este período de tiempo, “si bien la mayoría de nuestras tareas y procesos diarios se digitalizaron, las desigualdades en materia de educación se acrecentaron, al igual que la
brecha digital”, advirtió Yacovino.

Descargá nuestro especial Aprender haciendo

Al mismo tiempo, “otra de las cuestiones que identificamos tiene que ver con la formación de nuevos talentos. Según datos de la CESSI (Cámara de la Industria Argentina del Software) en Argentina por año quedan 15 mil puestos técnicos sin cubrir en empresas de todas las industrias y para 2025 se estima que habrá más de 149 millones de puestos de trabajo disponibles en áreas vinculadas a la tecnología”.

Entonces, “los grandes desafíos tienen que ver, principalmente, con seguir trabajando para
democratizar el acceso a la tecnología y con buscar nuevas maneras y formas para promover el aprendizaje y desarrollo de habilidades digitales y ‘blandas’ en niños, adolescentes y jóvenes. Estos conocimientos son la clave para impulsar la innovación, generar mayores oportunidades de empleabilidad y desarrollar nuevos talentos. Por eso, también es necesario renovar los enfoques educativos reconociendo los cambios recientes y, especialmente, los intereses y las preguntas de las y los estudiantes”, resaltó el especialista a este medio.

Para lograrlo, desde Microsoft, “apuntamos a hacer alianza y lograr sinergias con el sector público, privado y ONG’s a los fines de achicar la brecha digital y entrenar en nuevas tecnologías a toda la población. Queremos que cada vez más personas se animen a elegir carreras relacionadas con la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas para que puedan ser partícipes, protagonistas y creadores de un futuro inclusivo”, indicó.

Nuevos modelos educativos en la postpandemia

Actualmente, se transita una realidad híbrida en la que se unen experiencias tradicionales, físicas y sincrónicas, con formatos virtuales, digitales y asincrónicos, habilitados por internet, las plataformas de colaboración y las redes sociales. La tecnología es una gran habilitadora de nuevas prácticas y experiencias pedagógicas y de aprendizaje.

En este sentido, “el gran desafío en el que estamos trabajando junto con la comunidad educativa tiene que ver con buscar nuevas maneras y formas de reinventar la escuela y las instituciones educativas a partir de las tecnologías digitales. Después de dos años de pandemia, es necesario repensar el concepto de ‘clase’ y buscar nuevos puntos de encuentro entre docentes y estudiantes”, señaló Yacovino a Sobre Tiza y ejemplificó: “La educación híbrida permite la interacción en el aula combinando la calidez de lo presencial con las infinitas oportunidades que ofrecen las tecnologías digitales. Esta nueva modalidad nos permite generar experiencias educativas más personalizadas, accesibles e inclusivas para todos”.

Asimismo, agregó que también existen otras maneras de incorporar las tecnologías digitales en el aula, como la gamificación a través de ciertos videojuegos, como por ejemplo Minecraft Education Edition, la educación a través de redes sociales o redes sociales educativas, como Flipgrid. Dependiendo del contexto, las posibilidades son muchas.

Trabajo federal e inclusión digital

El trabajo de Microsoft involucra al sector público, privado y no gubernamental “para achicar la brecha digital y entrenar en nuevas tecnologías a toda la población, no solo en Buenos Aires, sino en todo el territorio nacional”, por ejemplo, “a través de nuestro programa Airband, junto con NANUM, mujeres conectadas, un proyecto trinacional de conectividad con sentido, para unir a veintiocho comunidades del Gran Chaco Americano, a través deemprendimientos liderados por mujeres”, detalló a este medio.

También, recientemente, “firmamos un acuerdo con el Ministerio de Economía y Energía de Mendoza para promover el aprendizaje y desarrollo de habilidades técnicas y digitales en jóvenes de la provincia con el objetivo de impulsar la innovación, generar mayores oportunidades de empleabilidad y desarrollar nuevos talentos en la región”, agregó.

Además, los programas Microsoft DigiGirlz brindan a las niñas de secundaria y preparatoria oportunidades para aprender sobre carreras en tecnología, conectarse con empleados de Microsoft y participar en talleres prácticos de computación y tecnología.

- Publicidad -

Deja un comentario