- Publicidad -

La comunidad educativa fue una de la más afectadas por la crisis sanitaria generada por el impacto del Covid-19. A poco más de un año de las primeras restricciones que pusieron en jaque la presencialidad en las escuelas, cuáles son los principales aprendizajes y qué desafíos implican los modelos pedagógicos híbridos en la región.

Sin pedir permiso, la pandemia vino a acelerar el proceso de transformación digital de la educación. De un día para otro, sin aviso previo, escuelas, estudiantes, docentes y familias enteras debieron adaptarse a una nueva modalidad pedagógica. Hemos sido testigos de una transición hacia el aprendizaje remoto y ahora al aprendizaje híbrido.

En diálogo con Sobre Tiza, y ante la pregunta de dónde estamos parados, Luciano Braverman, director de Microsoft Educación para América Latina, afirmó que “en dos meses se vio en la región lo que esperábamos que pasara en diez años en el ámbito educativo”. Según él, una de las primeras cosas que vieron fue que se intentó utilizar la tecnología o la virtualización, pero replicando la clase presencial. “Con el paso del tiempo entendimos que no era la mejor manera”, planteó.

Gran parte de la discusión, o uno de los principales aprendizajes. está en eliminar la tensión que hay entre lo presencial y el aprendizaje remoto. Hay que pensar estos escenarios de manera simultánea, potenciando el tiempo que estamos cara a cara”.

Boletín de Cursos GratuitosEn este escenario, el ejecutivo subrayó que el docente sigue siendo el héroe, el corazón para que toda esta transición, este modelo de cambio o estos nuevos aprendizajes sucedan”.

Cómo preparar al docente para el modelo híbrido

Luciano Braverman, director de Microsoft Educación para América Latina.

Teniendo en cuenta que uno de los grandes desafíos que ha existido tiene que ver con el uso pedagógico de las herramientas digitales por parte de los docentes, y que a eso se le suma hoy la posibilidad de enseñar en un escenario hibrido, es clave el acompañar a los educadores. “Estoy convencido de que la transformación digital no es una transformación sólo de adopción tecnológica, sino que empieza por las personas”, destacó Braverman.

El docente es una figura clave en todo el proceso de transformación. “Hay que acompañarlos con capacitación, con contenidos y aprendizajes. En Latinoamérica hemos capacitado a docentes en distintos ambientes, proporcionando materiales en español, videos, tutoriales. Estar cerca de ellos es muy importante, escucharlos, ser empático y darles todas estas herramientas; ayudarles a sacarse el miedo de incorporar de a poco la tecnología en el aula”, remarcó.

En línea con ello, la empresa llevó a cabo el evento virtual Reimagine Education Latinoamérica, que reunió a expertos de la empresa, líderes educativos y estudiantes, para exponer sus historias sobre cómo han reimaginado el proceso de enseñanza y aprendizaje en la región, donde el cambio ya ha comenzado a suceder y ha permitido mantener al aprendizaje en marcha.

Muchas de las charlas fueron dadas por docentes que compartían la forma de utilizar esas tecnologías en la clase, desde Minecraft para chicos de primaria, hasta la idea del concepto de tutoriales”, contó Braverman. “Un docente en Colombia, por ejemplo, hablaba de que la virtualidad nos puede hacer sentir que estamos más lejos, cuando en realidad permitió generar escenarios donde el que no hablaba mucho en la clase, hoy tiene una voz y puede expresarse de una manera más directa. Tenemos la oportunidad de trabajar en conjunto cambiando experiencias, generando nuevos modelos de aprendizaje, incluyendo la tecnología desde otro lugar y ese es el desafío”.

Un futuro que garantice el acceso para todos

Marcelo Cabrol, Manager Sector Social del BID.

Por otra parte, Marcelo Cabrol, Manager Sector Social del Banco Interamericano de Desarrollo, afirmó que “es de suma importancia enfocarnos en la transformación de los profesores, ya que su calidad y capacidad es clave”.

Leé la entrevista a Marcelo Cabrol en el especial “Enseñar y aprender en tiempos de coronavirus”

En la etapa de recuperación económica, el directivo del BID señaló que “la oportunidad está en aprovechar la tecnología para impulsar el cambio y ayudar, tanto a docentes como a estudiantes, a innovar en sus modelos de enseñanza-aprendizaje. Además, y con mayor énfasis, la conversación que debemos tener en América Latina es sobre el objetivo más importante: lograr equidad. Debemos ir para adelante en esto, que todos los estudiantes tengan el mismo derecho y posibilidad de asistir a las mismas escuelas, sin contactos, sin dinero, sin esperas. Necesitamos pasar de la verticalidad a una verdadera horizontalidad; esto, sin dudas, se traduce en una mayor igualdad.

Braverman agregó que “lo que intentamos y siempre proponemos desde Microsoft es avanzar hacia una educación que incluya a todos”. “Lo que hacemos, de alguna manera, intenta cerrar las brechas, que son una realidad en Latinoamérica y en muchos países del mundo”, subrayó.

El ejecutivo planteó que, si bien está claro y es una realidad que existen diferencias de conectividad y de dispositivos, desde Microsoft trabajan con los gobiernos para definir políticas públicas que reviertan estas realidades. “Hay varios casos, por ejemplo, en los que, a partir de las tecnologías digitales, chicos que nunca accedieron a internet pueden al menos tener ese acceso”.

Trabajamos muy de cerca a nivel regional con la mayoría de los Ministerios de Educación para asegurar la posibilidad de acceder a dispositivos que incluyan tecnología Microsoft a precios simbólicos, a partir de programas como Shape the future”, continuó.

Creemos que acompañar el desarrollo de habilidades específicas en esta nueva realidad es clave, por eso también hemos puesto a disposición muchísimo contenido gratuito orientado a estudiantes y gente en situación de vulnerabilidad, para que puedan acceder a contenido crítico para desarrollar las habilidades requeridas en el mercado hoy”, remarcó Braverman.

Construir la educación que soñamos

El aula es el aula y es irremplazable, es el lugar de encuentro y un lugar super importante para los chicos para que socialicen”, enfatizó Braverman. “Pero tenemos que usarla de la mejor manera. Hoy hay un montón de herramientas tecnológicas que permiten resolver procesos administrativos que los chicos antes hacían en forma presencial, procesos que llevaban horas y tiempo, a cosas que hoy no tienen ni sentido pensar de una manera análoga”.

Por eso, agregó, “hablamos de la idea de reimaginar, la experiencia, la presencialidad, la curricular, el diseño académico, las operaciones. Estoy convencido de que las cosas se pueden lograr, si está la intención. Las personas son la parte más importante de este cambio”.

En este proceso de transformar y reimaginar la educación, es necesario que sea inclusiva, que cuide a cada alumno, que sea inmersiva, colaborativa, y que involucre al estudiante y su entorno.

Estamos frente a una oportunidad fascinante, podemos pensar en grande y hacer realidad lo que imaginamos. Todo lo que hagamos o dejemos de hacer tendrá un impacto real en el presente inmediato y tendrá consecuencias en el futuro. Es necesario construir entre todos, el futuro que soñamos para la educación”, concluía el ejecutivo de Microsoft Latinoamérica.

- Publicidad -

Deja un comentario