- Publicidad -Olimpíadas Matific

En sintonía con el Día Mundial del Agua, se acaba de anunciar la edición 2021 del Desafío Global Call for Code 2021, un certamen que año a año busca abordar los temas más apremiantes de nuestro tiempo. Este año, la consigna es responder al llamado a combatir el cambio climático con tecnología de código abierto. Sobre Tiza dialogó en exclusiva con Gabriela Retamosa, líder Developer Ecosystem para la región SSA de IBM, para conocer los detalles de la iniciativa y cómo desde IBM promueven que cada vez haya más desarrolladores en la región. Quienes deseen participar, podrán inscribirse hasta el 31 de julio.

La iniciativa Call for Code ha convocado a lo largo de estos años a 400.000 desarrolladores y solucionadores de problemas de 179 naciones y ha generado más de quince mil aplicaciones. Su objetivo es impulsar el progreso humanitario inmediato y duradero en todo el mundo a través de la creación de aplicaciones prácticas basadas en software de código abierto, incluyendo Red Hat OpenShift, IBM Cloud, IBM Watson, IBM Blockchain, datos atmosféricos de IBM’s Weather Company, y recursos para desarrolladores y APIs de socios como Intuit y New Relic.

La competencia de este año se centra en tres subtemas que son clave para combatir el cambio climático:

  1. Disponibilidad y consumo de agua: cómo hacer para lograr que poblaciones donde no tienen agua potable para limpiar alimentos y limpieza, o beber agua potable, puedan acceder a esa agua.
  2. Producción y entrega de alimentos: tratar de minimizar el hambre, y que niños y personas de todo el mundo puedan acceder a comidas sanas y nutritivas.
  3. Producción económica y consumo: los distintos métodos de producción agrícolas y lo que tiene que ver con producción de carnes, con el consumo verde y con el impacto de las emisiones de carbono que tan mal le hacen al cambio climático.

Call for Code es una iniciativa que tiene un objetivo principal: dar cuenta de cómo la tecnología puede ayudar en situaciones que están impactando fuertemente a nivel global”, afirmó Gabriela Retamosa. Además, agregó que esta iniciativa forma parte de lo que en IBM llaman “Tech for Good, cómo hacer para que la tecnología ayude de una forma positiva”.

Este año, el challenge está enfocado en cambio climático. “El año pasado estuvo en cambio climático y COVID, los años anteriores fueron en desastres naturales. Si bien no podemos hacer nada para que dejen de haber terremotos o inundaciones, podemos pensar cómo hacer para sobrellevarlos de la mejor forma”, destacó, al tiempo que afirmó que respecto del cambio climático si tenemos posibilidades de actuar.

Hacé clic en la imagen para conocer cómo postularte.

Desde IBM están convencidos de que la tecnología es fundamental para darle una respuesta a las necesidades de humanidad y de la Tierra en sí, por esa razón “el objetivo de este desafío es crear al menos un mínimo producto viable para demostrar que la tecnología puede hacer posible sus posibles soluciones. Los criterios de evaluación tienen que ver con la usabilidad de la aplicación, la escalabilidad, si impacta solamente a un nicho o es escalable, qué tan única o innovadora es”, explicó.

https://www.youtube.com/watch?v=G0IH8JtzYno

El protagonismo latinoamericano

Año a año crece el número de desarrolladores de la región que participan de este challenge y cuyos desarrollos ocupan un lugar relevante en el podio de los ganadores. Desde IBM trabajan para que este número sea mayor con el paso de las ediciones. “Para poder comunicar este tipo de acciones y que se sepa cada vez más, es fundamental el trabajo con universidades y con empresas”, afirmó Retamosa.

Esto no es un concurso únicamente para desarrolladores o estudiantes de carreras de ingeniería de una universidad, sino que puede participar cualquier empresa que tenga una solución que resuelva determinada problemática o que crea poder aportarle algo al cambio climático. Sí tienen que ser soluciones creadas este año. Lo que se busca es crear una comunidad de personas que estén interesadas en resolver estos challenges y conectarlos por más que no estén en el mismo país”.

La vocera mencionó como ejemplo el caso de Agrolly, ganador del año pasado. “Había un chico de Mongolia, uno de India y una chica de Brasil, quienes se conocieron en una actividad técnica de IBM; uno planteó la idea y desde ahí se conectaron para empezar a trabajar. La idea es que cualquier persona sepa que, más allá de si cuenta o no con los conocimientos técnicos, IBM te puede ayudar a conseguir personas en cualquier parte del rincón del mundo”.

Para llevar a cabo esta iniciativa, IBM se une con otras empresas como Naciones Unidas, la Linux Foundation, Ingram Micro y distintas ONGs. “El año pasado trabajamos con varias organizaciones de Sudamérica como Socialab, Libélula, Media Chicas en Argentina, Laboratoria en Chile”. Y la otra pata es concientizar a personalidades famosas para que el mensaje llegue mucho más lejos. “Por ejemplo, el año pasado el anuncio lo hizo Carlos Vives, y también se realizó un evento a nivel global y Lady Gaga fue la que estuvo haciendo el anuncio y posteando videos”, recordó.

Capacitar en tecnologías disruptivas

Si bien año a año aumenta la cantidad de desarrolladores, y parte de este aumento se debe a proyectos como Call For Code, (en Argentina se proyecta un número de crecimiento de 19% en los próximos cinco años), aún hay mucho trabajo por hacer en la capacitación de estos desarrolladores. “Es clave que estén capacitados en tecnologías disruptivas, que son las que hoy están permitiendo a las empresas destacarse y mantener la excelencia en lo que brindan”, destacó Retamosa.

Hoy en día una empresa chica en Argentina compite a la par con una de Europa o de Estados Unidos. Cada vez más es necesario tener recursos capacitados y talentos que conozcan esas tecnologías disruptivas que hoy están cambiando el mercado. En este sentido, la pandemia hizo ver más la necesidad de la incorporación de la tecnología en todas las industrias”, subrayó.

Según la vocera, la empresa tiene distintos programas para ayudar a las personas a usar la tecnología de IBM, tecnología disruptiva, inteligencia artificial, data science, blockchain, cloud, contenedores. “Independientemente de este challenge, desde mi unidad de Developers estamos continuamente haciendo meets y llamando a desarrolladores a que participen para capacitarlos y que hagan las distintas actividades técnicas que se van haciendo. El año pasado lanzamos lo que fue la Maratón Behind the Code que tenía este objetivo de capacitar personas y haciendo frente a problemáticas que tenían empresas latinoamericanas”.

Despertar interés en la tecnología

De acuerdo con la responsable del ecosistema de desarrolladores de IBM, es clave despertar interés en las nuevas generaciones, y también en las mujeres. “La industria está muy metida en lo que es hombres y cuesta mucho que haya mujeres que se metan en estas carreras”, mencionó. Desde P-Tech, IBM lleva cabo un montón de trabajos desde el lado de responsabilidad social y el contacto con organizaciones que apoyan a mujeres como Girls in Tech o PionerasDEv.

Hoy en día con la globalidad y la posibilidad que nos da la cloud, IBM está disponibilizando un montón de tecnologías que antes eran impensables poder acceder a ellas”, dijo la vocera. “La cloud nos ha permitido democratizar la tecnología y hoy cualquier chico puede acceder a esas tecnologías. Eso es lo que está buscando IBM: dar acceso, capacitar y atraer nuevas generaciones o nuevos grupos que no están tan metidos en la tecnología hoy”.

Sin embargo, siguió Retamosa, “independientemente de la tecnología, también hay un montón de habilidades blandas que son fundamentales y necesarias para adquirir en el mundo del futuro. Hablo de idiomas, el poder trabajar en equipo, la resiliencia, tratar de ponerte en el lugar del otro y entender miradas diferentes, escuchar las necesidades de los clientes y del mismo equipo. Esas son habilidades blandas fundamentales a la hora de meterte a trabajar en un startup o cualquier empresa”.

Según la vocera, el desarrollador de software no es que quiere ser desarrollador de software per sé, sino que busca crear soluciones que den respuesta a algo. Si el objetivo es dar respuesta a algo, primero tenemos que entender qué es lo que queremos resolver. Para eso es necesaria la escucha activa, ponernos en el pie del otro, la resiliencia y el trabajo en equipo. “Son habilidades fundamentales”, remarcó. “Creo que la educación tiene que hacer foco en tecnología, tendría que haber desde la escuela un acercamiento de los chicos a las tecnologías, pero desde una forma lúdica y sin dejar de lado las habilidades blandas”.

Por otro lado, seguía, si estamos pensando que hoy en día la mayor cantidad de desarrolladores son hombres y de determinado contexto, podemos pensar que las soluciones que vayan a crear van a ser relativamente similares. “Trabajar con equipos diversos o miradas diferentes, porque las mujeres no somos iguales a los hombres y tenemos miradas diferentes, así como personas de distintas edades o regiones, cuanto más diverso es el equipo, más ricas son las soluciones que se crean. Necesitamos que las personas que accedan y que se capaciten en tecnología sean lo más diversas posibles. Por eso, es importante enfocarnos en mujeres, en personas de color, con habilidades diferentes y que cada uno pueda aportarle al desarrollo de una solución X”, planteaba Retamosa.

Por último, la vocera reflexionaba sobre la importancia de la tecnología para resolver las problemáticas actuales del mundo. “Creo que todos tenemos a alguien que es afectado por temas de agua o de comida o el mismo hecho de estar viendo las distintas cosas que están pasando en el día a día, como inundaciones o nieve donde antes no nevaba, fríos extremos que antes no había. ¿Por qué no dar la oportunidad a pensar en algo que pueda ayudar a la sociedad entera y minimizar esos problemas? Somos parte de un mundo, ese mundo tiene problemas y ¿por qué no ayudar a que puedan ser resueltos? Para mí la tecnología lo que hace es eso, darte la posibilidad de poder crear cosas que, sino no podrías, como sacar información, analizarla, crear cosas con inteligencia artificial o que escales de cierta forma que sino no podrías llegar. La tecnología nos habilita a poder escalar y a poder llegar a regiones que antes no”.

Por último, agregó que este challenge motiva a los jóvenes a crear un desarrollo que impacte en el mundo. Además, no sólo ofrece un premio de 200 mil dólares, sino que IBM se compromete a ayudar a los ganadores a terminar de desarrollarla e implementarla en los países. “Creo que no hay nada para perder porque por más que no ganes el challenge, tu idea puede seguir evolucionando; es una puerta para motivarnos a crear algo que ayude al mundo entero”.

- Publicidad -

Deja un comentario