Ayer se llevó a cabo la presentación de la edición 2017 del Premio VIVALECTURA en la Biblioteca Nacional de Maestros, una iniciativa impulsada por el Ministerio de Educación y Deportes de la Nación y la Organización de los Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI), junto con el auspicio de la Fundación Santillana.

El premio fue implementado hace diez años con el propósito de fomentar y estimular las experiencias más destacadas que tienen como objetivo la promoción de la lectura. Pueden participar tanto escuelas de gestión estatal y privada como organizaciones no gubernamentales, organizaciones civiles, facultades y bibliotecas, entre otros agentes de la sociedad civil. Años después, se incorporaron dos nuevas categorías: estrategias de promoción de la lectura en entornos digitales y estrategias de comprensión lectora en contextos de estudio. Desde su implementación, se presentaron cinco mil proyectos.

El evento contó con la participación de docentes, escritores y miembro de editoriales. La presentación estuvo a cargo de Graciela Perrone, directora de la Biblioteca Nacional de Maestros, quien destacó la importancia de la lectura y de la comprensión de textos como parte de la trayectoria educativa de niños y niñas y mencionó la necesidad de generar espacios innovadores y creativos que permitan otros enfoques pedagógicos de alfabetización temprana, dándole espacio a todos los que necesitan ritmos diferentes de aprendizaje.

Luego tomó la palabra Andrés Delich, director de la OEI, quien rescató el trabajo en común con la Fundación Santillana y subrayó que “los procesos de cambio en la sociedad tienen que ver con el éxito en la lectura”. A su turno, Max Gulmanelli, secretario de Gestión Educativa, planteó un interrogante acerca de la relación entre la ciudadanía y la lectura: “una pregunta válida es si se puede ser libre e independiente si no se tiene comprensión lectora, ¿somos independientes doscientos años después cuando sólo uno de cada cuatro jóvenes de 18 años en nuestro país entiende lo que lee? Según sus palabras, esta es una deuda social que incomoda y, al mismo tiempo, es una gran responsabilidad. “La lectura nos tiene que movilizar a poner la mirada en cada uno de los niños, niñas y adolescentes de nuestras escuelas para darles una mejor educación para que podamos tener nuevos lectores y escritores”, enfatizó.

El escritor Ricardo Mariño, presidente del jurado, leyó un texto preparado especialmente para la ocasión donde reflexionó sobre lo que significa leer. “Se lee como actor para ser otro y descansar de uno mismo, se lee para encontrar lo propio en palabras de otro, se lee para volver, para seguir, para encontrar fuerzas o consuelo, se lee para sentir intensidad, muerte, abismo, locura, risa mientras afuera hay silencio, trámite, repetición o, al revés, se lee porque afuera hay algo amenazante y de ese riesgo uno se quiere proteger”. Además, destacó que “en esta época de avance del discurso técnico y de construcción de un medio ambiente que uniforma, la lectura, especialmente la lectura de literatura, parece ser imprescindible para restituir la salud de lo central que nos constituye como sujetos: el lenguaje”. Precisamente porque a través de la lectura ensanchamos los límites del lenguaje, nos encontramos con otros y con nosotros mismos. Así, “la lectura es protección contra cualquier intemperie y herramienta para explorar nuestra singularidad”.

De izq. A der.: Max Gulmanelli, Secretario de Gestión Educativa del Ministerio de Educación y Deportes de la Nación; Andrés Delich, Director de la OEI, Oficina Regional Buenos Aires; Ricardo Mariño, Presidente del Jurado Premio VIVALECTURA 2017; Nilda Palacios, Coordinadora de Proyectos de la Fundación Santillana; Graciela Perrone, Directora de la Biblioteca Nacional de Maestros y Coordinadora del Plan Nacional de Lectura y Escritura; José Liñán, Director General de Santillana Argentina; y Ezequiel Christie Newbery, Subsecretario de Gestión y Políticas Socioeducativas del Ministerio de Educación y Deportes de la Nación.
De izq. A der.: Max Gulmanelli, Secretario de Gestión Educativa del Ministerio de Educación y Deportes de la Nación; Andrés Delich, Director de la OEI, Oficina Regional Buenos Aires; Ricardo Mariño, Presidente del Jurado Premio VIVALECTURA 2017; Nilda Palacios, Coordinadora de Proyectos de la Fundación Santillana; Graciela Perrone, Directora de la Biblioteca Nacional de Maestros y Coordinadora del Plan Nacional de Lectura y Escritura; José Liñán, Director General de Santillana Argentina; y Ezequiel Christie Newbery, Subsecretario de Gestión y Políticas Socioeducativas del Ministerio de Educación y Deportes de la Nación.

Hacia el final, En diálogo con Sobre Tiza, Nilda Palacios, Coordinadora de Proyectos de Fundación Santillana, contó que además del premio VIVALECTURA, trabajan en otras iniciativas como el Foro Latinoamericano de Educación que este año fue sobre pensamiento científico y tecnológico en los primeros años y en 2017 lanzarán en Argentina el Festival Iberoamericano de Literatura Infantil y Juvenil luego de sus ediciones en Colombia y España. “Ahí lo que tratamos es la lectura en todos los formatos y en todos los lenguajes, también con la incorporación de TIC como medio para la lectura”.

Respecto a la relación entre la incorporación de TIC y la inclusión, Palacios contó que han entregado muchos premios VIVALECTURA a iniciativas que incluyen su uso con el objetivo de acercar la lectura a chicos con capacidades diferentes, como, por ejemplo, el uso de videos para chicos sordos u otros casos donde se utilizan distintas tecnologías para los chicos ciegos. Por otro lado, remarcó que la incorporación de tecnología posibilita que los chicos y chicas tengan un rol mucho más activo: “También hay otros casos cuando los docentes convierten a los chicos en booktoobers. La tecnología les da muchas más posibilidades a los chicos de ser ellos los protagonistas de los proyectos”.

Finalmente, ¿Qué significa leer en un contexto donde estamos cada vez más mediatizados por las pantallas y las tecnologías? Para Palacios “leer es muchas cosas”. Por eso, Santillana está realizando producciones multimedia y digitales que “significan leer de muchas formas distintas: leer imagen, leer en movimiento, escuchar”.

Cómo participar

El Premio VIVALECTURA tiene como objetivos estimular, fomentar y rendir homenaje a las experiencias más destacadas de promoción de la lectura en diferentes ámbitos: escuelas, bibliotecas, centros culturales, empresas y otros espacios sociales. La inscripción es gratuita, y quienes deseen participar tendrán tiempo hasta el 17 de marzo de 2017 y pueden hacerlo en la página www.premiovivalectura.org.ar.

1 Comentario

Deja un comentario