- Publicidad -

Cada vez más escuelas incorporan diferentes tecnologías en pos de mejorar la dinámica de sus clases, haciéndolas más interactivas y también más digitales. Uno de los productos destacados, más allá de las netbooks que han ocupado un lugar primordial en las políticas públicas, son las pizarras digitales interactivas (PDI). En el mercado existen diferentes modelos, que difieren en tipos de interacción, prestaciones y precios.

Una gran parte de estas pizarras son importadas al país lo que en muchos casos dificulta su disponibilidad y también eleva los costos. Por esa razón, la compañía GarageD, que cuenta con una unidad de negocio llamada La clase Digital, decidió optar por TOMI, un tablero digital interactivo fabricado en Argentina que ofrece distintas soluciones y herramientas tanto para su uso educativo como empresarial.

TOMI es un cubo de tan solo 350 gramos, pensado para ser transportable, a diferencia de otras pizarras fijas que se ubican en las aulas o en los salones de informática de las escuelas. Permite una rápida instalación y facilidad de uso, por esa razón Marcelo Theyler, gerente de la firma, señaló que es una herramienta ideal para dar interactividad a las presentaciones en la empresa, el colegio o el hogar.

Con la fabricación de este tablero en territorio, el escenario local empezó a cambiar profundamente. Se ofrece a un precio sumamente accesible, alrededor de los 5.000 pesos, e incluye una serie de contenidos educativos en español y un entorno de administración de contenidos amigable.

Según el ejecutivo TOMI utiliza tecnología infrarroja y permite generar una pantalla interactiva en cualquier tipo de superficie, ya sea un pizarrón, una pared o incluso una Pantalla de tela de proyección puesta en posición vertical. “Cualquier escenario es genial para mostrar las bondades del producto y ese es su fuerte, el docente se da cuenta que lo puede instalar en cualquier lado y en forma muy simple agregar interactividad y atractivo a su clase, que en definitiva le permite lograr el objetivo de tener al alumno atento a la explicación y con ganas de colaborar”, subrayó.

Además de su interactividad, esta pizarra es multiusuarios, así que Docente y Alumno pueden trabajar juntos en el frente permitiendo una dinámica de colaboración en el aula. Una de las herramientas más valiosas de TOMI es que permite hacer un registro audiovisual de todo lo que se desarrolle durante la clase. Así que una vez finalizada la jornada, el docente sube el contenido al panel de administración y los alumnos lo pueden descargar para repasar o por si no entendieron algo.

El viernes pasado, representantes de La Clase Digital realizaron una capacitación virtual en la que compararon diferentes pizarras y analizaron el potencial de cada una para su uso educativo y mostraron la versatilidad de TOMI en comparación con otras marcas. Este miércoles 22 a las 16:00 realizarán un nuevo a través de un webex.

Conocé más sobre las características de TOMI v.5, haciendo clic acá..

- Publicidad -

1 Comentario

Deja un comentario