Educación en robótica: de consumidores a creadores

La robótica educativa nos permite comprender cómo es que está formado el mundo electrónico digital en el que hoy vivimos.

0
156

Por el Licenciado Nadir Sadoc, Director de Chalin Tech.

Vivimos en la era digital y la tecnología ha transformado completamente nuestras vidas. De hecho, es posible decir que la tecnología está presente en casi todos los ámbitos. Durante los últimos años, esta disciplina se ha abierto camino dentro del sector educativo y una de las principales vías para hacerlo ha sido la robótica educativa. Los robots han encontrado su lugar en las aulas y están demostrando que tienen un impacto muy positivo en el aprendizaje de los niños.

Sin lugar a dudas, la robótica educativa nos permite comprender cómo es que está formado el mundo electrónico digital en el que hoy vivimos. Además, aprender sobre estos temas nos da la posibilidad de abandonar el rol de consumidores de tecnología para pasar a ser creadores activos (“Makers”). 

En paralelo este tipo de educación desarrolla en las personas, y sobre todo en los niños, diferentes habilidades blandas como el trabajo colaborativo, la tolerancia a la frustración, el pensamiento crítico, la resolución de problemas, la motricidad fina, la creatividad, entre otras. Definitivamente, empezar a vincularse con esta disciplina desde temprana edad permitirá que el individuo empiece a conocer más rápido el mundo electrónico digital en el que está sumergido. 

Todos pueden hacer robótica

Formulamos esta afirmación porque definitivamente no se requiere de ninguna habilidad previa. Todo aquel que lo desee podría hacerlo. Sin embargo, dado que la robótica engloba diferentes disciplinas como la programación, la electrónica, la mecánica, el diseño, entre otras, se requiere de una buena formación de base. Si la robótica es el camino, definitivamente es necesario identificar una institución que reúna buenos docentes y que se encuentre en constante actualización debido a que las nuevas tecnologías crecen a pasos agigantados. 

En el último tiempo se ha observado, que hay una reivindicación de quienes se dedican a la tecnología y al desarrollo. Esto contribuyó a que paulatinamente quede en desuso el mal catalogado “nerd” en la población general por el aporte de valor que le da a la vida cotidiana. Ni hablar dentro de las empresas porque existe altísima demanda y todavía poca oferta de profesionales, lo que genera un rango de sueldo por encima de la media y, en algunos casos, en dólares.

La importancia de comenzar desde chico

Como en todo, cuanto antes se desarrolle una habilidad más rápido se volverá experto en la materia. Las ganas por aprender y la curiosidad de los más chicos, es un diferencial a la hora de enseñar.

A los educadores nos gusta poder brindar herramientas que de alguna manera u otra les sirva para la vida. Me enorgullece saber que muchos de mis alumnos hoy son grandes programadores o trabajan en el sector tecnológico. Otros tantos, si bien optaron por otro perfil de carreras, han podido aplicar lo adquirido, desarrollaron el pensamiento crítico e integran las soluciones tecnológicas a sus disciplinas cuando tienen la oportunidad. 

Los desafíos

La educación representa un desafío constante. Los educadores debemos mantenernos constantemente actualizados tanto pedagógicamente como también sobre las nuevas herramientas de educación tecnológica. Sumado a esto, en el país se enfrenta un nuevo reto que es poder afrontar los costos,  ya que muchas de las herramientas que se utilizan son importadas.

Frente a esta situación, es que decidimos, en los casos que nos es permitido, poder desarrollar nuestros propios kits para suplir esta desventaja. Estos kits de aprendizaje de robótica, cuentan con un formato intuitivo y de fácil uso para que todos los chicos puedan utilizarlos, al tiempo que ayuda a bajar los costos en los cursos ya que no se requiere la importación de herramientas. 

Otro ejemplo de creación nacional es Papert: un robot humanoide de 1.30 metros que ha logrado interactuar con personas y  es fuente de consultas. El próximo paso será convertirse en ayudante de colegio o robot de servicio para otros rubros como el industrial, gastronómico o el de la salud. 

En definitiva, la robótica nos abre el camino hacia el desarrollo y la innovación, que nos permite conocer el mundo en el que vivimos. Es por eso que invitamos a todos a sumergirse en la robótica porque es una disciplina que tiene grandes alcances y aplicaciones.

- Publicidad -

Deja un comentario