- Publicidad -Olimpíadas Matific

Aprender, enseñar, crear, dar el ejemplo, inspirar, emocionarse, participar, colaborar, leer, resignificar. Todas estas palabras pueden abrir puertas a mundos de ideas de lo más diversas y más si las pensamos en relación a la educación. Todas toman formas distintas y se resignifican contantemente cada vez que las nombramos. El cambio es constante, no obstante, hay veces que gira en torno a las mismas cuestiones y pareciera que no puede avanzar. Pero siempre hay quienes, desde su lugar, piensan más allá y nos ayudan a abrir las puertas de la posibilidad de transformarnos y de transformar el mundo que nos rodea. Este objetivo, aunque parezca demasiado ambicioso, es el que se respiró el sábado pasado en la Usina del Arte, en el TEDxRíodelaPlataED 2015.

Si bien mucho se ha dicho y hecho en educación a lo largo de los años, siempre queda mucho por hacer. El fin de semana, más de 1.000 personas se reunieron el predio ubicado en el barrio de Barracas para conocer las ideas de 16 oradores quienes, tras haber pasado una etapa de selección, fueron seleccionados para dar a conocer sus maneras de pensar y de transformar la educación. Además, más de 19.000 se sumaron a la transmisión vía streaming.

La educación entendida en un sentido amplio nos permite abordar la cuestión desde diferentes ámbitos y miradas. En el TEDxRíodelaPlataED estas miradas vinieron del emprendedorismo social y sustentable, del periodismo, de la neurociencia, la inclusión social, la salud, los valores, la confianza en el otro, y también desde la mirada de dos jóvenes que invitaron al auditorio y a quienes lo seguían online a conocer su perspectiva de este asunto del que mucho suele hablarse sin saber qué piensan los alumnos.

Después de pasar todos los oradores, incluso Charles Darwin estuvo presente a través de la personificación de un actor en escena, podemos preguntarnos ¿de qué hablamos cuando hablamos de educación? Cada charla tuvo una respuesta diferente. Eduardo Sáenz de Cabezón y José Luis Gallego tal vez nos digan que hablamos de historias, Laura Benbenaste de no dejarse gobernar por los miedos y seguir adelante, Patricia Knopoff y Daniel Badagnani de mirar el cielo desde la tierra, Silvana Corso de dar y darnos el lugar para conocer al otro, Oscar Ghillione de poder inspirar a otros con esa mirada que brilla y da el ejemplo, Álvaro Liuzzi dirá que hablamos de nuevas formas de contar las historias que nos atraviesan, Susana Esmoris de cambiar la mirada sobre nuestra realidad para construir una nueva, Melina Furman de hacernos buenas preguntas para poder pensar más allá, Invanke de no dejar de creer en que todos somos creadores, Santiago Ceria de no dejarnos programar por otros, Pablo Fiuza de no detenerse con las limitaciones y Diana Wang, de no olvidar nuestras raíces, de no olvidar quiénes somos y quiénes nos hacen ser quienes somos.

El fomento de las ideas

La Educación es algo que nos envuelve con diferentes texturas, colores, sensaciones e ideas. Algunas de ellas fueron presentadas este sábado y serán publicadas en las semanas que siguen en la página web de TEDxRíodelaPlata. Pero muchas aun esperan salir al mundo para darse a conocer. Así como Santiago Aranguri y Sofía Camussi, los dos oradores más jóvenes de esta edición, pudieron presentar sus ideas respecto a la educación, el equipo de organizadores presentó una nueva instancia pensada especialmente para escuelas. Durante el encuentro se presentó la iniciativa Clubes de Ideas, convencidos de que contar una idea no solo puede transformar a quienes la escuchan sino también a quien la cuenta.

Se trata de una propuesta educativa para escuelas secundarias que buscan embarcarse en el desafío de acompañar a los alumnos en la búsqueda de sus pasiones y en el desarrollo de capacidades para generar y comunicar ideas. Para ello, los organizadores ofrecen a los docentes una serie de materiales y recomendaciones para que puedan acompañar a sus alumnos en la búsqueda de esas ideas que los motivan y los ponen inquietos, y luego generar sus propias charlas TEDx.

Este año habrá escuelas piloto, pero en 2016 se ampliará la convocatoria a docentes y directivos de escuelas de toda la Argentina. Para participar, es imprescindible que la escuela manifieste su apoyo institucional al proyecto. La participación será totalmente gratuita. Quienes deseen postularse para participar con su institución deberá completar este formulario.

El Club de Ideas se organiza en una serie de encuentros que se llevan a cabo en un plazo de entre 3 y 6 meses (alrededor de 13 encuentros de 60 a 90 minutos cada uno). La modalidad de trabajo dependerá de las posibilidades de cada escuela (el Club podrá desarrollarse como espacio curricular o extracurricular, obligatorio u optativo, a elección de cada institución). Los grupos deben estar a cargo de docentes de la escuela, que serán los coordinadores del proyecto.

- Publicidad -

Deja un comentario