Primer archivo digital de arte latinoamericano

0
672

Luego de diez años de trabajo, finalmente se dio conocer el primer archivo de arte latinoamericano del siglo XX, que será de acceso público y gratuito, y que reúne documentos de más de 16 países de América Latina.

El proyecto está dirigido por Mari Carmen Ramírez, una pionera en el campo de investigación de arte latinoamericano, aunque cada país trabajó con un equipo de investigadores propios que siguieron ciertos lineamientos delimitados por el ICAA.

La base de datos puede ser consultada de manera online, donde los usuarios podrán encontrar artículos periodísticos sobre arte, cartas privadas, catálogos e información sobre diversas obras de arte. Para complementar la información, el archivo también dispone de una imagen digitalizada de cada documento.

Por otro lado, con el fin de facilitar las búsquedas, la base de datos puede ser filtrada por país, artista o por movimiento. Asimismo, cabe mencionar que todos los documentos están interrelacionados, razón por la que si se busca información sobre determinado movimiento artístico, el archivo dará acceso a información de esa corriente en todos los países de Latinoamérica que están participando del proyecto.

Investigadores argentinos

En lo que respecta al grupo de investigadores argentinos, el equipo estuvo coordinado por Patricia Artundo, quien explicó que “existió un acuerdo de cooperación entre Fundación Espigas, que tiene el centro de documentación más importante de arte argentino y latinoamericano del país, y el Museo de Bellas Artes de Houston. Entonces, se integró aquí en la Argentina un equipo, que yo coordiné, formado por investigadores y asistentes de investigación”.

El proceso de selección de los archivos argentinos llevó cerca de cuatro años y reunió un total de 1.295 documentos, que incluyen temáticas tales como las problemáticas de las vanguardias artísticas y su relación con las vanguardias literarias en la Argentina desde la década de 1920 o la problemática del arte en los ‘90.

Aunque la elección estuvo a cargo del equipo argentino, el proyecto contó con un comité que fijó el marco editorial en el cual se iba a realizar el trabajo y que sirvió de lineamiento para la selección de los documentos.

“Se hizo todo un rastreo y con cada institución o cada persona hubo todo un trabajo de gestión. Fue un trabajo largo y complejo”, comentó Patricia Artundo, curadora del Museo Xul Solar, quien formó parte del grupo de investigadores argentinos. “Fue un trabajo arduo porque fuimos el primer equipo que se incorporó a trabajar con la base de datos, entonces, hubo una primera etapa de ver cómo funcionaba porque una cosa era tener el lineamiento que Houston nos dio y otra era ver en cada caso cómo se podía volcar el documento a una base de datos. Eso te enfrenta a distintos problemas”, agregó.

Para la realizar la tarea, el equipo argentino trabajó con el centro de documentación de la Fundación Espigas y también con archivos particulares, archivos de familiares de artistas y archivos públicos.

Archivo digital de arte latinoamericano: http://icaadocs.mfah.org

Deja un comentario