“Las TIC están haciendo posibles viejas utopías educativas”

1
2397
Dolors Reig
Dolors Reig
- Publicidad -

El lunes pasado, en las oficinas de la Organización de los Estados Iberoamericanos de Buenos Aires, se realizó una videoconferencia con Dolors Reig. La especialista en social media, innovación y psicología social y educación, ofreció una ponencia virtual denominada Sociedad Aumentada y Aprendizaje, en el marco del Instituto Iberoamericano de TIC y Educación (IBERTIC).

La charla se centró particularmente en temas como la revolución social, cognitiva y creativa, la evolución de la web social y de las TIC (tecnologías de la información y la comunicación) hacia las TAC (tecnologías del aprendizaje y el conocimiento) hacia las TEP (tecnologías del empoderamiento y la participación) [Ver más en El Caparazón]

Reig señaló que es importante diferencias unas tecnologías de otras. Mientras que las primeras se refieren más a una cuestión de acceso a la información, las otras están estrechamente relacionadas con el potencial educativo y pedagógico, la creación de entornos de aprendizaje, y las terceras se vinculan con las nuevas formas de participación ciudadana y de expresión. “Las TIC están haciendo posibles viejas utopías educativas, por ejemplo la pedagogía de la pregunta de Freire», afirmó.

Los avances de empresas como Google, y de proyectos como Public Data Explorer, dan cuenta que más que nunca, estamos en un momento en el que podemos dirigirnos hacia una sociedad de las preguntas, y no de las respuestas, como proponían los medios de comunicación masivos unidireccionales. “Podemos recuperar el carácter social de la información”. Y sin vacilar subrayó que “los datos son el petróleo del siglo XXI”.

Pero ante esta apertura, los educadores tienen un rol muy importante. Si pensamos en una sociedad de las preguntas, sería inútil postularse como portadores de un saber que debe ser transmitido. Los docentes, las familias, deben adoptar un rol de guía en el aprendizaje. Pero a su vez, entender la importancia de educar en valores. En este sentido, Reig afirmó que existen ciertos valores que pueden universalizarse, como por ejemplo, la no violencia, la tolerancia, la igualdad, la libertad.

Pero la entrada de las tecnologías también exige que haya una nueva forma de mostrar contenidos. “Debe haber una alfabetización multimedial”, afirmó la especialista, por que en la escuela hace falta no solo lecto-escritura sino alfabetizaciones multimediales, entornos enriquecidos, hacer que los contenidos sean más entretenidos.

El sentido del entretenimiento es una postura muy particular, pero responde a la demanda de estímulos que llaman la atención de los niños y adolescentes, que más allá de las metáforas de si son o no nativos digitales, viven en mundo de estímulos digitales constantes. Por ejemplo, Reig mostró el video de una beba que jeuga, aparentemente intuitivamente con su iPad y cuando se le ofrece una revista impresa, la misma parece no ofrecer la misma experiencia de uso a la pequeña. “Al final una revista es como un iPad que no funciona”, dijo.

Las nuevas experiencias de uso como las que ofrecen las tablets implican también la generación de contenidos no sólo adaptados los diseños curriculares, sino también al entorno informático de los dispositivos. En este campo, lo que se encuentra actualmente es gran cantidad de recursos dispersos. Desarrollos de empresas, instituciones educativas, editoriales, pero cada uno por su lado y sin una integración que facilite la búsqueda de los docentes para su uso didáctico.

No se trata de pasar una presentación de diapositivas a una tableta, sino de aprovechar al máximo las ventajas de cada dispositivo. Pero también de encontrar nuevos modelos de interacción con estos contenidos. Reig señaló, entre otras cosas, la importancia de la gamificación, de aprovechar lo lúdico en el proceso de enseñanza-aprendizaje. La selección de diferentes materiales, termina convirtiendo al docente, cada vez más en un “curador de contenidos”, en un guía que facilita y promueve entornos propicios para la generación de inteligencia colectiva.

Un dato interesante es que este curador, este docente del siglo XXI, debe confiar en su intuición. “La intuición es una competencia humana en un contexto de abundancia de datos y la intuición digital”, afrimó Reig. No sólo se vale de sus conocimientos para seleccionar materiales, integrarlos, sino también de herramientas, aplicaciones informáticas que le permitan generar otro tipo de intuición, la digital. Esto es clave para poder enfrentar la abundancia de datos de la Red.

Pero los cambios en la Red y sobre todo en los dispositivos es cada vez más veloz. No obstante Reig, afirmó que «algo fallará en el sistema educativo si no puede adaptarse a los cambios rápidos y constantes de la tecnología».

- Publicidad -

1 Comentario

  1. opino que la introducción, de los nuevo métodos de enseñanza curricular, son mas flexibles a la hora de trasmitir el conocimiento, pude ir cambiando el diseño curricular, en base al interés, y/o dificultad de la del tema a desarrollar, ya que el objetivo de enseñar es que el que aprende quiera y se interese por aprender y desde ese lugar la tecnología es mas útil, permite buscar fechas con mas mayor rapidez, definiciones, sucesos históricos, desarrollar tareas y enviarlas a un mail o pagina web.

Deja un comentario