Diputados aprobó la Ley de Educación Ambiental

El proyecto fue enviado a la Cámara de Senadores para su tratamiento en el recinto.

0
851
- Publicidad -

Fuente: Télam

La Cámara de Diputados aprobó el sábado por amplia mayoría y envió al Senado el proyecto de ley de Educación Ambiental que propone incorporar contenidos de medio ambiente en la currícula escolar y establece, entre otras cuestiones, el derecho a la instrucción sobre esta problemática como una política pública nacional.

La iniciativa contó con el respaldo de 215 diputados, en tanto que se registraron siete votos negativos y 18 abstenciones, en ambos casos -mayoritariamente- de parte de diputados del PRO.

En el inicio de las alocuciones, la presidenta de la comisión de Educación, Banca Osuna (Frente de Todos-Entre Ríos) señaló que «esta es una Ley de Educación Ambiental Integral que marca un avance importante» que concierne a «procesos y mecanismos transversales en la formulación de programas nacionales para el cuidado del ambiente».

En nombre de Juntos por el Cambio, Gisela Scaglia (PRO-Santa Fe), una de las republicanas que votó a favor, remarcó: “Esta ley llega después de muchos años de lucha y buscando el equilibrio entre lo social, lo político, lo ecológico y lo económico, propone un nuevo comienzo en relación con el resguardo de la casa común».

Por la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro, aseveró que la ley permitirá «construir nuevos saberes, poner en jaque los viejos paradigmas con los nuevos, en favor de una sociedad más ecológica, justa y equitativa que verdaderamente cuide y proteja nuestros bienes comunes”.

El santafesino Luis Contigiani (Progresista), señaló que “la salida ya no es la sobreexplotación, la salida es la ética del cuidado”, que “hay que integrar la ciencia con los recursos naturales” y que “se trata de fomentar el desarrollo y la preservación del ambiente”.

Por la Izquierda, Juan Carlos Giordano (Buenos Aires), enfatizó: “A los jóvenes que luchan por el ambiente, les advertimos que estén alertas con el doble discurso. Esta ley es parte de ello. Al gobierno y a la oposición no les interesa para nada la preservación del ambiente”.

Desde el Frente de la Concordia misionero, Flavia Morales, expresó: “Celebro, desde mi lugar como educadora, que estemos tratando esta ley integral en la República Argentina porque estamos hablando de políticas de Estado, estamos hablando de proyectos interdisciplinarios».

Graciela Camaño (Buenos Aires), de Consenso Federal, advirtió: “El compromiso ambiental debe ser tomado como un problema prioritario, no podemos hacer que nos interesa el tema y tener frenada la ley de Humedales o la ley de Biocombustibles, es bochornoso”.

Al momento de los cierres, la radical Brenda Austin (Córdoba), manifestó: “Es una ley que vamos a acompañar pero que nos hubiera gustado que haya más receptividad con algunas propuestas que realizamos”.

“Pedimos que se incorpore el concepto de desarrollo sostenible, que significa satisfacer las necesidades presentes sin comprometer las necesidades futuras. Este concepto amplio que estamos proponiendo ya está en nuestra Constitución”, indicó.

Daniela Vilar, bonaerense del Frente de Todos, dijo que “es una ley absolutamente completa e integral, con perspectiva federal y participativa, trabajada de manera regional. No hay dudas de que lo ambiental es clave no solo por los desafíos de la preservación si no por la historia de nuestros pueblos”.

Por último, el presidente de la comisión de Recursos Naturales, Leonardo Grosso (Frente de Todos-Buenos Aires) cerró el debate: “Es una ley que se construyó en el tiempo, enriquecimos el proyecto y hoy estamos avanzando en la media sanción en esto que todos y todas llamamos como una de las deudas de nuestra democracia”, remarcó.

El proyecto de ley

El texto de la iniciativa impulsada por el Poder Ejecutivo, y que sumó aportes de diputados de diferentes bancadas, busca «construir conciencia basada en la solidaridad, el respeto y la inclusión y la concientización sobre el derecho humano a un ambiente sano expresado también en la Constitución nacional».

Si bien algunas provincias cuentan con su propia ley de educación ambiental, no existe una reglamentación que sea federal.

El proyecto establece la creación de una serie de organismos para instrumentar la política de la educación ambiental en todo el territorio nacional, a través de los cuáles se elaborarán y diseñarán estrategias y acciones de educación ambiental integral.

Además, dispone que cada jurisdicción dispondrá la modalidad de implementación en la agenda educativa de, al menos una jornada o espacio de mejora institucional dedicada a la educación ambiental y dará debida difusión sobre la actividad, sus participantes.

A propuesta de Grosso, la ley será denominada, en el marco del debate, con el nombre del ex embajador argentino ante la Unesco y ex senador nacional, Fernando «Pino» Solanas, recientemente fallecido por coronavirus en Francia, en homenaje a su trabajo por el medio ambiente y su lucha por la preservación de la biodiversidad.

El tratamiento de la ley fue seguida desde el recinto mismo de la Cámara baja por el ministro de Ambiente, Juan Cabandié.

- Publicidad -

Deja un comentario