- Publicidad -

En el marco del retorno gradual a las clases presenciales establecido por el Ministerio de Educación de la Nación en conjunto con el Consejo Federal de Educación y atento a la realidad epidemiológica de cada jurisdicción, el Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC) viene trabajando en un relevamiento nacional que mide la cantidad de alumnos y alumnas que efectivamente han retomado la presencialidad y los que están habilitados para actividades de revinculación escolar. Los resultados están plasmados en un mapa interactivo elaborado por el Programa de Educación de dicha entidad.

El Mapa de la vuelta a las clases presenciales es una herramienta interactiva  releva qué provincias están implementando el regreso a las clases presenciales, en qué niveles educativos lo están haciendo, y para qué población de estudiantes, cumpliendo con el protocolo definido por el Ministerio de Educación de la Nación.

El primer resultado que arroja el estudio es que sólo el 1% de los niños, niñas y adolescentes (nivel inicial, primario y secundario) están habilitados para regresar a las clases presenciales. Pertenecen a las provincias de Formosa, Chaco, Santa Fe, Entre Ríos, San Luis, La Pampa, provincia de Buenos Aires y Jujuy. En números, hay aproximadamente 11 millones de niños, niñas y adolescentes en edad escolar, de los cuales han vuelto a las escuelas solo 124 mil.

El informa explica que “en ningún caso la presencialidad es obligatoria y todas [las provincias], salvo La Pampa, Formosa y Jujuy, establecieron el regreso para estudiantes de zonas rurales o de baja densidad poblacional. San Luis, Santa Fe, Formosa, Chaco y provincia de Buenos Aires, por su parte, habilitaron el regreso para estudiantes de diferentes años, mientras que el resto optó solo por aquellos que pertenecen a los últimos años de cada nivel.”

Mientras tanto, 3.900.00 alumnos y alumnas (34% del total) de ciudad de Buenos Aires y provincia de Buenos Aires, está habilitado para asistir a actividades de revinculación. “En todos los casos la asistencia de los estudiantes es optativa. En su mayoría, la decisión de la apertura de las escuelas depende de los equipos educativos de cada institución, quienes deben solicitar autorización a la cartera educativa de la jurisdicción”, sostiene el informe.

“Esto revela que más de 6,5 de cada 10 niñas, niños y adolescentes aún no tiene la posibilidad de concurrir a las escuelas bajo ninguna modalidad y muestra la necesidad de que las autoridades educativas nacionales y provinciales planifiquen e implementen el regreso a las clases presenciales, por el alto riesgo de abandono escolar y pérdida de aprendizajes, sobre todo en las poblaciones más vulnerables”, plantean.

“Si bien es imprescindible que algunas decisiones organizativas se tomen a nivel de las instituciones, los gobiernos provinciales tienen que garantizar las condiciones para que todas y todos los estudiantes puedan revincularse con sus escuelas presencialmente de forma segura. De lo contrario, se corre el riesgo de que solo las escuelas más favorecidas y con mayores recursos retornen a la presencialidad y, por lo tanto, que se profundicen las brechas de desigualdad”, dice Alejandra Cardini, directora del Programa de Educación de CIPPEC.

Accedé acá al mapa interactivo.

 

 

- Publicidad -

Deja un comentario