Nuevos horizontes en literatura juvenil: «Me enamoré de una vegetariana»

1
1350
- Publicidad -

Ayer se presentó “Me enamoré de una vegetariana”, novela juvenil escrita por Patricia Kolesnicov, que cuenta la historia de Martina y Aldana, dos adolescentes que se enamoran. El evento, realizado en la Casa de la Lectura, contó con la participación de los escritores Claudia Piñeyro y Julián López.

Periodista y actual editora de la sección Cultura de Clarín, Kolesnicov tiene una amplia trayectoria en diversos medios y éste es su tercer libro luego de “Biografía de mi cáncer”, relato elogiado por Saramago, donde indaga en su propia experiencia de la enfermedad y “No es amor”, que narra la historia de una pareja de mujeres. Esta vez vuelve al tema en una novela destinada al público juvenil.

Al comienzo, tomó la palabra López, quien definió a la novela como “indiscutible, contundente e inaugural” en la cual “la empatía es inmediata” desde la lectura de los primeros párrafos. Además, destacó la frescura que caracteriza a las protagonistas y el desparpajo con que resuelven las distintas situaciones que atraviesan. Así, para el escritor, “la manera en que las adolescentes trazan una idea ética de las relaciones es también una respuesta a la exagerada gravedad con que miramos”. La novela entonces se aleja de la solemnidad con la que generalmente se aborda el tema del amor y propone una mirada distinta, fresca y libre de prejuicios. “Patricia escribió una novela de amor en una Era en que los libros que abordan la idea del amor como experiencia fundamental son escasos, un libro sobre la humanidad, un libro que tiene la contundencia de una perspectiva nueva que no alecciona”, subrayó.

Por su parte, Claudia Piñeyro destacó que se trata de “una novela para que la lean los adultos también”, no sólo para los adolescentes y coincidió con López en la actualidad que caracteriza al texto, del cual está atravesado por contexto social y cultural de hoy. “La novela tiene muchas cuestiones contemporáneas, el exilio, la vuelta al lugar, la educación pública y cómo los adolescentes se apropian de su defensa. Estas chicas, además de lo que les está pasando, están luchando para no se degrade la escuela pública”. En esa línea es que López planteó que “la lectura de la novela llega con signos de la historia atravesados por nuevas materialidades, lo electrónico y la escalinata del colegio como como arena de la disputa, de la desobediencia, de la apropiación.”

Hacia el final, la autora de “Las viudas de los jueves” subrayó que “Me enamoré de una vegetariana” “no le escapa al tema de que es una relación de una chica con otra chica, pero tampoco lo pone por delante, no es el tema de la novela, el tema es el amor y el amor en esta novela es de una chica que se enamora de otra chica”. En ese sentido, Kolesnicov habló del nuevo horizonte que se abrió a partir de la sanción de la ley de Matrimonio Igualitario: “las cosas han cambiado legalmente, la ley generó unas consecuencias sociales más allá de la ley, generó una legitimación que dio lugar a poder pararse en otro lado”. La mayor visibilidad de algunas identidades y los cambios en las prácticas sociales a veces contribuyen a modificar sensibilidades y posturas que luego pueden impactar en políticas públicas o en medidas legislativas y viceversa. El debate que se gestó en torno a la mencionada ley le dio visibilidad a muchas parejas y familias diversas que hasta entonces habían permanecido en las sombras y además cuestionó las bases sobre las que se asentó históricamente el matrimonio, de manera que amplió la mirada de muchos. En un contexto como el actual donde ya muchos temas dejaron de ser tabú, la literatura aparece en este caso como disparadora para trabajar en el aula la sexualidad, la identidad y las distintas expresiones de género en el ámbito escolar. Y esto, en conjunto con la Ley de Educación Sexual Integral, resulta de fundamental aplicación, (a pesar de que algunos sectores de la sociedad todavía se escandalicen) para brindarle a lxs jóvenxs la posibilidad de pensar las distintas cuestiones con perspectiva de género. En definitiva, el libro es una historia de amor y ¿quién puede decir cuál es la forma del amor?

- Publicidad -

1 Comentario

  1. […] Difícil dar cuenta fielmente de un universo tan complejo como el de los adolescente de hoy en día, atravesado por nuevas subjetividades, identidades en permanente cambio y conflictos e intereses muy distintos al de épocas anteriores, en un contexto, además, donde la tecnología marca un ritmo vertiginoso a la vida. Sin embargo, Patricia Kolesnicov lo logra en su último libro: “Me enamoré de una vegetariana” (ver nota). […]

Deja un comentario