El poder de las mujeres

0
1311
- Publicidad -Olimpíadas Matific

Un mundo devastado, inundado por doquier, donde el peligro de la inminencia de un tsunami acecha todo el tiempo. Sólo quedan las mujeres. Y el amor como lo único que salva. Este es el universo que pone en escena “Las viajantes”, la última creación del dramaturgo, actor y director Ezequiel Tronconi que se puede ver en el Teatro del Abasto.

La acción transcurre en un futuro incierto donde ya no hay varones. Algunas mujeres intentan llegar a La Colina para poder ver a la Niña Sanadora pero, cansadas de caminar, ninguna nave espacial se detiene a subirlas. Mientras tanto, en algún archipiélago lejano, se erige una taberna donde la existencia de una mujer embarazada reabre fantasmas pasados ante el miedo de que nazca un varón. Finalmente, todas se encontrarán en esa taberna denominada, precisamente, Las Viajantes. En este contexto se desarrollan temas como el amor, los desencuentros, el miedo a la muerte, los sueños, y la búsqueda de la felicidad, entre otros.

La puesta utiliza una variedad de recursos que van desde la música tocada en vivo hasta el patinaje, pasando por textos en otros idiomas. Además, esto se completa con la utilización de las luces y del vestuario que crean una atmósfera muchas veces onírica y fantasiosa. Por su parte, la dramaturgia plantea diversas líneas de acción en un juego coral entre los personajes, al tiempo que cuenta tanto con pasajes emotivos como con otros plagados de humor. Y esto no sería posible sin el elenco de quince talentosas actrices que, con algunas diferencias, cantan, bailan, patinan, tocan instrumentos y despliegan su expresividad al máximo. En conjunto, todos estos recursos expresivos y escénicos configuran un sistema que mantiene el interés del espectador con el ritmo necesario para entretener y emocionar. El dispositivo teatral se muestra en todas sus posibilidades.

Uno de los elementos interesantes para destacar es que la obra retoma los estereotipos y los desarma. Algunos personajes mantienen posturas y formas típicamente masculinas. Y ese gesto da cuenta de que las actitudes y los comportamientos considerados como pertenecientes a un determinado género son, en realidad, aprendidos. Son construcciones sociales. Es decir, a través de ese recurso el estereotipo se muestra como tal al tiempo que se desarma. Otro punto que llama la atención es que la acción avanza en tríos: dos grupos de tres mujeres son las que van a ver a la Niña Sanadora, tres son las que tocan en la taberna, tres son las azafatas de la nave espacial.

Mujeres poderosas, que buscan un camino, que eligen, que toman decisiones, que viven plenamente el amor y la sexualidad, que toman la iniciativa. Mujeres libres. En un contexto como el actual, donde la lucha contra la violencia machista se hace cada vez más fuerte, una obra como “Las viajantes” coloca a las mujeres en un lugar que las empodera y en ese gesto les da libertad, uno de los tantos reclamos del colectivo femenino: “vivas y libres.”

Ficha técnica

Dramaturgia: Ezequiel Tronconi

Actúan: Daryna Butryk, Jazmín Carballo, Jimena Del Pozo, rocio dominguez, Julieta Gonçalves, Iara Grom, Veronica Intile, Julieta Koop, Naomi Preizler, Daiana Provenzano, Florencia Rosemblit, Camila Saggio, Cumelen Sanz, Luna Schapira, Macarena Suarez, Maia Tarcic, Denise Yañez, Ailin Zaninovich

Vestuario: Camila Castro Grinstein

Escenografía: Pablo Calmet

Iluminación: Pablo Calmet

Música original: Alejandro Kauderer

Fotografía: Sebastián Arpesella

Diseño gráfico: Luna Schapira

Asistencia de dirección: Mariela Rojzman, Agustina Vazquez

Prensa: Marinha Villalobos

Dirección: Ezequiel Tronconi

Teatro del Abasto

Humahuaca 3549, Caba.

Lunes a las 21 y viernes a las 20.30

- Publicidad -

Deja un comentario