Aldeas Infantiles SOS lanza una nueva campaña contra la violencia infantil

0
708
- Publicidad -

Aldeas Infantiles SOS, organización de desarrollo social, lanza su campaña Detenelo Ya para combatir la violencia que sufren miles de niños y niñas en sus hogares en América Latina. La iniciativa, que estará vigente durante todo el mes de octubre, se lanza en 16 países de la región para movilizar a la ciudadanía a tomar conciencia acerca de las situaciones de violencia que ocurren dentro de las familias y las consecuencias negativas que esta problemática tiene para el bienestar y desarrollo de los niños.

Según los resultados de la Encuesta de Indicadores Múltiples por Conglomerados del Fondo Naciones Unidas para la Infancia: MICS Argentina, a diario en Argentina más de 5 millones de niños sufren violencia dentro de sus familias. Desde Aldeas Infantiles SOS afirman que estudios científicos de todo el mundo han evidenciado que esto tiene consecuencias negativas a corto y largo plazo en su salud física y mental, en su autoestima, en su educación, en el desarrollo de su capacidad cognitiva y contribuye a una mayor probabilidad de sufrir, aceptar y reproducir la violencia en la vida adulta.

La violencia familiar se da por la acción u omisión de uno o varios integrantes de una familia hacia otro integrante y puede adoptar múltiples formas: violencia física, sexual, psicológica o negligencia. Poner fin a esta violencia contra niños y niñas, y sus consecuencias, es el compromiso que Aldeas Infantiles SOS asume como organización.

Gran parte de la violencia ejercida contra los niños permanece oculta, por muchos motivos: la naturalización de prácticas de crianza violentas, el miedo y la falta de involucramiento social son solo algunos de ellos. Es necesario que seamos capaces de vencer el miedo que la violencia genera para reproducirse, y que podamos detener  el ciclo repetitivo que afecta a millones de niños en nuestro país”, aseguró la Alejandra Perinetti, Directora Nacional de Aldeas Infantiles SOS Argentina.

Además, enfatizó: “muchas veces somos testigos de situaciones a nuestro alrededor que revisten distintas connotaciones de violencia: un empujón, una burla, un niño que no asiste a clase, un golpe como forma de disciplina,  un grito en la calle, una descalificación verbal… Todas estas expresiones refieren a violencia y todas forman parte de este círculo que es necesario detener. Sucede a diario, mucho más frecuentemente de lo que somos capaces de ver”.

En Argentina, más de 700.000 niños sufren castigos corporales severos como forma de disciplina. Por eso, la ONG propone detener el ciclo de la violencia que somete a la niñez y condiciona el presente y futuro de nuestra sociedad, invitando a sumarse a esta iniciativa dejando una firma en www.deteneloya.org.ar.

- Publicidad -

Deja un comentario