Cómo contemplar la integración de las TICs en la Evaluación de la Calidad Educativa

0
475
- Publicidad -Olimpíadas Matific

Gracias a la publicación virtual #educachat Daily que impulsa Rosa María Torres (@rosamariatorres) encontré un artículo en el que José Antonio Acevedo Díaz, de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, Inspección de Educación de la Delegación Provincial de Huelva, España, hace referencia a la crisis de la educación científica a causa del descuido de los aspectos emotivos y afectivos del ámbito actitudinal. Según el autor, las actitudes negativas hacia la ciencia y la tecnología, que pudieron adquirirse durante toda la escolaridad, están en el origen de este problema y son un aspecto clave del mismo.

“Como innovación de relieve, la evaluación PISA 2006 (Programme for International Student Assessment) del área de ciencias dedicó una atención especial a diversas actitudes relacionadas con la ciencia, la tecnología y el medio ambiente, dando así cabida a los aspectos afectivos y emotivos, que son un componente básico de la alfabetización científica. Estos aspectos contribuyen a despertar el interés de los estudiantes y a mantener su apoyo a la ciencia, a la vez que los motivan a actuar”, afirmó.

En Argentina, el último balance PISA (2006) presentado por la cartera educativa local tomó en cuenta el rendimiento de los alumnos en Ciencias Naturales. En el estudio, que puede leerse en el sitio de la Dirección Nacional de Información y Evaluación de la Calidad Educativa, tuvo como objetivo evaluar dos ejes de relación con las ciencias: el conocimiento de ciencia, y el conocimientos sobre ciencia.

“Los conocimientos de ciencia se refieren a los conocimientos del mundo natural que se producen en los campos disciplinares de la biología, las ciencias de la Tierra y del espacio, la física y la química. En tanto que los conocimientos sobre la ciencia se refieren a los aspectos metodológicos de ésta como las preguntas científicas, las hipótesis, las variables, los instrumentos utilizados y el análisis de datos. Asimismo, se incluyen las explicaciones científicas en su doble función: como metas del proceso de investigación y como discurso verdadero que se utiliza en los diferentes contextos de la sociedad (OCDE, 2004)”.

Teniendo en cuenta lo que Acevedo Díaz señaló, PISA 2006 abordó la evaluación de tres dimensiones de las actitudes relacionadas con la ciencia: (i) interés por la ciencia, (ii) apoyo a la investigación científica y (iii) responsabilidad respecto a los recursos y el medio ambiente.

“El aprecio y apoyo a la investigación científica debería ser uno de los objetivos de la educación científica. Este objetivo implica que se valoren positivamente los diversos métodos para obtener pruebas científicas, el pensamiento creativo y racional, la actitud crítica y la comunicación de conclusiones al encarar situaciones de la vida relacionadas con la ciencia y la tecnología. Entre los diferentes aspectos de esta dimensión que se incluyeron en PISA 2006, destacan la utilización de pruebas científicas para la toma de decisiones y la valoración del papel de la lógica y la racionalidad para establecer conclusiones”, afirmó.

No obstante, es necesario señalar que no es sólo una preocupación de los Gobiernos que se fomente y promueva el interés por el mundo de las ciencias, obviamente no sólo las Naturales. A principios de 2009, Cisco, Microsoft e Intel anunciaron que Barry McGaw, director del Melbourne Education Research Institute (Instituto de Investigación sobre Educación de Melbourne) de la University of Melbourne, supervisará a un comité ejecutivo, a un equipo de proyecto y hasta a 50 expertos e innovadores de la academia y el gobierno, para colaborar en la investigación y ayudar a influir sobre el desarrollo de futuras evaluaciones nacionales e internacionales. La iniciativa obtuvo el apoyo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OECD) y la Asociación Internacional para la Evaluación del Logro Educativo (IEA).

Según el investigador, la reducción de los recursos y la presión de los mercados implican que la educación ya no puede ser responsabilidad tan sólo de los gobiernos. “Preparar a los profesionales de mañana requerirá un compromiso del sector privado en asociación con instituciones públicas. La reforma de la evaluación es esencial para que se produzca cualquier cambio sistémico en la educación. Y el cambio a escala global requiere equipar a los estudiantes de hoy con las habilidades que necesitan para tener éxito como profesionales mañana”.

Además, agregó que las evaluaciones internacionales de educación de PISA se concentran en competencias clave de lectura, matemáticas y ciencia. “En PISA 2003, fuimos más allá y añadimos una evaluación de solución de problemas, pero estaba limitada al razonamiento analítico. Esperábamos añadir las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs) en PISA 2006; pero la iniciativa no tuvo éxito. Es necesario que trabajemos todos juntos para lograr avances en la práctica de la evaluación”.

En Argentina, uno de los casos que comenzó a evaluar el desempeño de los alumnos en las ciencias es San Luis. Según la rectora de la Universidad de La Punta, Alicia Bañuelos, el Ejecutivo Nacional decidió dejar afuera de la evaluación PISA a la provincia, por lo que el gobierno puntano se asoció con investigadores de la evaluación internacional de Chile para adaptar el examen a su programa Todos los chicos en la Red y evaluar a los estudiantes de primaria en divididos en tres grupos de escuelas: Las que tienen computadoras mas software, Las que tienen solo software, y Las que no tienen software ni computadoras (TESTIGO).

Los resultados obtenidos en la tercera evaluación fueron: Tercer grado. En Lengua se obtuvo el 63,38% de respuestas correctas, contra el 48,42% de agosto 2008. En Matemática se alcanzó el 66,91%, frente al 58,23% del año pasado. Y en Ciencias Naturales, que se midió por primera vez en 2009, se llegó al 55,92%.

Sexto grado. En Matemática los alumnos alcanzaron el 48,99% (la medición de agosto del ciclo lectivo anterior fue de 46,49%). En Lengua lograron el 55,97% sobre el 53,74% del año pasado. Y en Ciencias Naturales obtuvieron el 46,52%, según informó Canal AR.

Proximamente traeré algunos comentarios sobre la Vinculación del ámbito educativo con el sector privado, que tantos debates ha abierto en ambos mundos. La discusión sobre el Triángulo de Sábato.

- Publicidad -

Deja un comentario