La desigualdad socioeconómica y su impacto en la escuela

0
214
- Publicidad -

El informe del Centro de Estudios de la Educación Argentina (CEA) de la Universidad de Belgrano, que toma como base los resultados de la Prueba Aprender 2021, indicó que la desigualdad socioeconómica de los estudiantes incide en su capacidad de aprendizaje.

Entre los datos que arroja el estudio de la UB, se observa que son importantes las desigualdades por nivel socioeconómico de las familias, ya que la cantidad de alumnos con bajos conocimientos es cuatro veces mayor entre los de nivel socioeconómico “bajo”, comparada con la de alumnos de nivel “alto”.

El bajo nivel de conocimientos de nuestros alumnos viene siendo puesto en evidencia. Los resultados de la Prueba PISA (2018) evidenciaron una situación crítica. En Matemática, habíamos descendido al lugar 71; es decir que quedamos en los últimos lugares entre los 77 países participantes.

Esto es preocupante para el futuro cercano, ya que se trata del nivel de conocimientos de adolescentes de 15 años de edad. Los primeros lugares en esta prueba internacional corresponden a países asiáticos, caracterizados por un sostenido crecimiento económico, lo que evidencia cómo una mejor educación y crecimiento van de la mano. En este siglo, el estancamiento económico, sumado a una educación no inclusiva ni de calidad, garantiza la expansión de la pobreza.

En ese sentido, educación y empleo tienen una estrecha vinculación, dando lugar a la aparición de brechas importantes de empleo e ingresos entre los trabajadores que logran acceder a niveles altos de instrucción y los que poseen escasas calificaciones.

Por ello, el desafío es avanzar hacia una educación inclusiva y de calidad, necesaria para reducir la pobreza y la exclusión social. No

“Según la media nacional, el 25,5% de los alumnos de nivel socioeconómico alto obtuvo en Matemática un desempeño ‘Básico’ o ‘Por debajo del básico’. Mientras tanto, el 68,1% de los alumnos pertenecientes a familias de nivel socioeconómico bajo logró esos rendimientos no satisfactorios”, subraya Alieto Guadagni, director del CEA.

Cabe destacar que mediante la Prueba Aprender el Ministerio de Educación evaluó el nivel de conocimientos de alumnos del sexto grado primario del país.

Según, Francisco Boero, investigador del Centro de Estudios de la Educación Argentina de la Universidad de Belgrano, recordó que, previamente a la realización de la evaluación, la gran mayoría de las escuelas había permanecido cerrada casi todo el ciclo lectivo 2020, debido a la pandemia de COVID-19.

Tal como se menciona en el informe de resultados del Ministerio, esta pandemia afectó la educación de todos los jóvenes del mundo, al mismo tiempo que, a la luz de los resultados obtenidos, puso de manifiesto la importancia de asistir a la escuela, de las herramientas educativas y de factores sociales y educativos que influyen en el desempeño escolar de los estudiantes.

Algunos datos de la evaluación

Según el informe, el área en la cual los rendimientos fueron más afectados fue la de Lengua, en la que se observa que, entre 2018 y 2021, se triplicó la cantidad total de estudiantes en el nivel “Por debajo del básico”, al mismo tiempo que la cantidad total de estudiantes con nivel “Avanzado” disminuyó del 35,4 al 22,4 por ciento en el mismo período.

Sin embargo, estas cifras encubren diferencias entre sectores de gestión, ya que, en el sector estatal, la cantidad de estudiantes con conocimiento “Por debajo del básico” se incrementó del 9 al 27 por ciento y la cantidad de estudiantes con conocimiento “Avanzado” disminuyó del 27,3 al 16,3 por ciento.

Mientras tanto, en el sector privado se observa que la proporción de estudiantes con nivel “Por debajo del básico” pasó del 2 al 9 por ciento y la de aquellos con nivel “Avanzado” se redujo del 57,2 al 39,5 por ciento.

En Matemática, si bien la performance se deterioró, las fluctuaciones fueron menos pronunciadas ya que, en 2018, los resultados no habían sido tan satisfactorios como en Lengua. En lo que refiere al total de estudiantes se pasó de un 19,6 por ciento de estudiantes en el nivel “Por debajo del básico” en 2018 a un 23,1 por ciento en 2021, mientras que en el sector estatal dicha magnitud creció del 23,6 al 27,2 por ciento, y en el sector privado del 8,7 al 11,6 por ciento en el mismo período.

Por su parte, la proporción del total de estudiantes con nivel “Avanzado” en Matemática cayó del 19,5 por ciento en 2018 al 15,7 por ciento en 2021, al mismo tiempo que, en el sector estatal, se pasó del 14,5 al 12,1 por ciento y en el sector privado del 33 al 25,6 por ciento.

- Publicidad -

Deja un comentario