Falta poco para maravillarse con el eclipse solar y desde territorio argentino podrá verse de manera total (y parcial). El 14 de diciembre, después de las 13 horas (hora oficial Argentina), la luna pasará delante del sol y por alrededor de dos minutos el día se hará de noche. Una postal para no perderse y el Centro Cultural de la Ciencia C3 lo transmitirá en vivo, desde las 11.30 horas, por su canal de YouTube, con la colaboración de la Asociación Argentina de Astronomía y el canal 10 de Río Negro.

El eclipse cubrirá parte de Sudamérica, Atlántico y Pacífico Sur, y para verlo en su totalidad hay que estar en una franja de 90 km de diámetro en la zona Norte de la Patagonia (centro de Neuquén y Río Negro), atravesará las localidades cordilleranas de Aluminé, Junín de los Andes, Las Coloradas y Piedra del Águila, en el centro la provincia de Neuquén; El Cuy, Sierra Colorada, Ramos Mexia y Valcheta, en la línea sur de la provincia de Río Negro, y San Antonio, Las Grutas y El Cóndor, en la costa atlántica rionegrina. De lo contrario, podrá verse de manera parcial y cuanto más alejado se esté de la franja mencionada, menor será el porcentaje del disco solar cubierto por la Luna. Cabe destacar que se recomienda que el eclipse se lo aprecie con protección adecuada.

Durante el eclipse total de sol, “se puede ver la corona solar y su estructura, que sigue las líneas de campo magnéticos y si hay fenómenos de actividad solar, se podrán ver en el limbo protuberancias. También la cromosfera, una capa solar más baja que la corona y de color rojizo”, y ya fuera de lo que es la estructura solar “el fenómeno de las perlas de Baily, que ocurre cuando los últimos rayos de Sol pasan por los valles del limbo lunar”, explicó el investigador Independiente del CONICET en el Instituto de Astronomía y Física del Espacio (CONICET-UBA) y presidente de la Asociación Argentina de Astronomía, Leonardo J. Pellizza. “El eclipse afecta el comportamiento de los animales, sobre todo los que tienen hábitos circadianos debido a la repentina falta de luz y la temperatura disminuye por la falta de radiación solar en la zona del eclipse total, se levanta una suave brisa”, indicó.

Se trata de “un simple fenómeno geométrico, que se repite por la regularidad de las órbitas terrestre y lunar. Esto muestra la existencia de leyes que gobiernan los fenómenos naturales, que son las que busca revelar la ciencia”, señaló Pellizza. Un espectáculo único que habrá que esperar hasta el 2021 para que se repita, “casualmente, uno ocurrirá en la Antártida Argentina”.

Para conocer más ingresar a https://totalidad.org.

Deja un comentario