En Argentina, el Bachillerato Internacional (IB), una organización sin fines de lucro que ofrece cuatro programas educativos, realiza un encuentro anual llamado InterTOK (por las siglas en inglés de Theory Of Knowledge, Teoría del Conocimiento). Este es uno de los espacios donde la reflexión es la principal protagonista y se brinda desde 2015 a los alumnos del primer año del Programa del Diploma que ofrece el IB. Este programa va dirigido a alumnos de entre 16 a 19 años. En 2019 se realizó el “IV InterTOK” de Argentina en el Saint Andrew’s Scots School, que estuvo abierto a todos los Colegios del Mundo del IB que se encuentran en Argentina y en la región.

El objetivo de estos encuentros es dar lugar a que el conocimiento “se construya” y lograr que los alumnos sean conscientes de su plena capacidad para tomar decisiones, de la dificultad y diversidad en la elaboración y concepción del saber, y de su capacidad para crearlo. Estos espacios ayudan, tanto a docentes como a alumnos, a desarrollar sus plenas capacidades como personas instruidas, indagadoras, de mentalidad abierta, informadas, audaces y reflexivas.

Federico Wohlfeiler, jefe de departamento de TdC del Saint Andrew’s Scots School, comparte con nosotros su opinión sobre el encuentro: Creemos que gestionar espacios concretos de colaboración, reflexión, disensos y consensos, es central para la educación del siglo XXI. El encuentro InterTOK es una gran oportunidad para compartir. Nuestras alumnas y alumnos están encargados desde la logística hasta la supervisión y desarrollo de los temas que se van a tratar, así como de la recepción de las visitas. También colaboran para motivar a los participantes a fin de poner en común ideas y reflexiones durante una mañana. Las habilidades sociales, de autogestión, de pensamiento y de comunicación se ven plasmadas en la dinámica de trabajo y en el nivel de las presentaciones y reflexiones de los alumnos durante y hacia el final del encuentro.

Algunos de los alumnos que participaron comparten sus conclusiones sobre estos encuentros de reflexión, donde se les brinda un tema, lo abordan en diversos grupos y luego exponen sus conclusiones en un formato de charla TED:

  • Juana: Siento que desarrollé mi pensamiento crítico, dado que evaluamos el tema desde distintas perspectivas, ya fuera la razón, la imaginación, el lenguaje o nuestras emociones, entre otras.
  • Mar: No solo conocimos a otras personas, sino que logramos comprender las diferentes posturas acerca de los temas discutidos.
  • Sofía: Considero siempre que hablar con una persona es una experiencia enriquecedora, y todavía más en una ocasión como esta, en la que el objetivo del encuentro era tomar un tema, pensarlo, darle una vuelta más para salir de lo superficial e indagarlo para reflexionar acerca de cómo conocemos lo que conocemos.
  • Antonia: Personalmente, encuentro en TdC un espacio seguro en el que puedo cuestionar las convenciones que me rodean, ajustar ideas propias, y generar nuevas a través del pensamiento crítico. Creo que TdC es una herramienta crucial para el ciudadano del siglo XXI, ya que al promover la curiosidad nos hace ciudadanos más libres y creativos.
  • Agustina: La experiencia nos hizo trabajar en equipo, y no solo aprender a escuchar, sino también trabajar la habilidad de poder expresar bien lo que queremos comunicar.
  • Rocío: El clima de aprendizaje propuesto por el evento ayudó a que los alumnos se propusieran compartir de un modo distinto al que puede observarse en un aula.
  • Luca: Fue una muy linda experiencia, especialmente la parte de trabajar en grupos con gente de otros colegios, lo cual fue un desafío, y nos va a ayudar más adelante, porque en la vida, una de las cosas más importantes es la habilidad de trabajar con personas de todo el mundo.
  • Nicolás: Nunca antes había tenido una interacción social tan profunda con gente que acababa de conocer. Esto me ayudó a desarrollar más mis habilidades de comunicación. Ahora sé que puedo confeccionar y presentar un tema de interés trabajando en equipo, con personas diversas, escuchar sus opiniones y aportar las mías, y producir una presentación en un corto período de tiempo.

En conclusión, los espacios de reflexión son valorados por los alumnos de todos los colegios y beneficiosos para que puedan expandir su visión sobre diferentes temas, compartir ideas y dudas, y reflexionar acerca de sus últimos años de escolaridad formal y su visión de futuro.

Deja un comentario