Postales de guerra

0
1128
- Publicidad -

Pocas obras logran transportar al pasado con la contundencia con que Campo Minado nos traslada a Malvinas. Una guerra erigida por una dictadura en decadencia como último bastión de un discurso donde la idea de una Nación amenazada intentó aglutinar a los argentinos para movilizarlos en una lucha ajena, lejana y absurda. Efectivamente,  el espectador revive los días de la guerra de Malvinas con esa potencia que tienen los acontecimientos que dejan cicatrices. Cicatrices que hoy, 34 años después, aún duelen.

La pieza teatral de la escritora y directora Lola Arias reúne a seis veteranos, tres argentinos y tres británicos, quienes reconstruyen sus memorias sobre el campo de batalla y sobre su vida de posguerra. En un set de filmación convertido en máquina del tiempo, la obra atraviesa momentos como el desembarco en las islas, el hundimiento del Belgrano, los bombardeos, la rendición, las “72 horas por Malvinas”, entre otros. Así también, profundiza en las experiencias de posguerra de los combatientes, donde el dolor, la bronca y las pesadillas convirtieron la vida diaria en un infierno distinto al del campo de batalla. Es que para ellos la guerra no terminó el 14 de junio de 1982, continuó por muchos años más: en lo difícil de volver a la normalidad de lo cotidiano después de haber visto la muerte en los ojos de muchos, en la imposibilidad de continuar los proyectos que habían quedado truncos por la guerra, en el dolor profundo de haber perdido a un amigo, en el uso del alcohol como único refugio posible, en la oscuridad que nubla la mirada, en la dificultad de volver a relacionarse con los demás, en la impotencia de no saber por qué habían luchado, en la sensación de desasosiego de un regreso escondido entre la noche y el silencio impuesto.

La utilización de material documental de la época inserta al espectador en aquellos años. Las tapas de la revista Gente, los discursos de Galtieri y Thatcher, la propaganda oficial para movilizar a la sociedad, las imágenes de las masas de personas yendo a la plaza son algunos de los recursos que se ponen en juego y es también una forma de preservar la memoria. De pronto, aquel set de filmación puede convertirse en el frío terreno de Malvinas o en la Plaza de Mayo. Además, la puesta también está centrada en lo sonoro, donde el alto volumen de la batería que se toca en vivo ensordece a los espectadores, al igual que el estruendo de las bombas en el campo de batalla. Por otro lado, si bien cada uno de los intérpretes habla en su lengua materna, logran la necesaria comunicación en escena, lo cual hace que la emoción asome a sus miradas. Es que más allá de las diferencias entre el inglés y el español, todos están atravesados por otro lenguaje, el de los sentidos que se construyen y se reconstruyen en torno a una experiencia como la guerra que los marcó para siempre.

Lejos de las habituales ideas que circulan acerca de Malvinas, Campo Minado logra correrse para mostrarla en su complejidad y también en su absurdo. La desinformación, las distintas experiencias entre argentinos y entre británicos, la incertidumbre de no saber el motivo de la lucha, las falsas creencias que tanto unos como otros tenían en torno a Argentina y a Gran Bretaña. Pero también el dolor, la desolación, el miedo, el frío atroz y las preguntas que nunca encontraron respuesta. Campo Minado se vuelve un documento vivo de la época y una obra necesaria para ahondar en las profundidades de una guerra que todavía nos duele.

Ficha técnica

Autoría: Lola Arias

Intérpretes:Lou Armour, David Jackson, Rubén Otero, Sukrim Rai, Gabriel Sagastume, Marcelo Vallejo

Vestuario:Andy Piffer

Escenografía:Mariana Tirantte

Diseño de luces:David Seldes

Video:Martín Borini

Música original:Ulises Conti

Sonido:Ernesto Fara

Asistencia de vestuario: Federico Castellón Arrieta

Asistencia general: Agustina Barzola Würth, Erika Teichert

Asistencia técnica:Imanol Lopez

Asistente de producción: Lucila Piffer

Asistencia de dirección: Facundo David

Producción: Luz Algranti, Sofia Medici

Investigación: Luz Algranti, Sofia Medici

Dirección técnica: David Seldes

Dirección: Lola Arias

- Publicidad -

Deja un comentario