Amor, risas e infidelidad en «Permitidos»

0
633
- Publicidad -

¿Quién no ha tenido alguna vez la fantasía de estar con un famoso? Esas personas idealizadas por las pantallas y que uno ve en infinidad de carteles mientras camina por la calle. Parece que no hay nadie más perfecto en el mundo que ellos. Eso sí, tal fantasía puede tener ciertas limitaciones como, por ejemplo, ya estar en una relación. De ahí sale la idea del “permitido”, la cual dicta que si uno llega a tener la oportunidad de estar románticamente con un famoso, no cuenta como infidelidad hacia la pareja. Con esto, Ariel Winograd nos trae la película “Permitidos” (2016).

El film cuenta la historia de Camila (Lali Espósito) y Mateo (Martín Piroyansky), una pareja con varios años recorridos que se entera de dicha idea durante una cena con amigos. Tras esto, Mateo, inesperadamente, conoce a su permitida, la modelo Zoe Del Río (Liz Solari), lo que causará problemas en su relación y provocará que Camila decida estar con su permitido, el actor Joaquín Campos (Benjamín Vicuña).

La película recuerda a la típica comedia romántica estadounidense y Winograd ya es todo un experto en el género debido a sus anteriores largometrajes como: “Mi primera boda” (2011), “Vino para robar” (2013) y “Sin hijos” (2015). La historia es entretenida con varios momentos graciosos y frases ingeniosas, dándonos un vistazo al ya recorrido mundo de los medios y el espectáculo, y mostrando que ningún famoso, no importa que tan inocente o caritativo sea, se salva de la avaricia y esa sed de fama. Las actuaciones están muy bien logradas, en especial las de Espósito y Piroyansky que interpretan personajes bien definidos con una gran química.

En definitiva, “Permitidos” (2016) es una película muy disfrutable que cumple las expectativas y una buena opción para parejas no muy conflictivas.

- Publicidad -

Deja un comentario