¿Cámaras de seguridad en la escuela?

0
7148

La seguridad es una cuestión cada vez más importante en nuestra vida cotidiana, tanto en casa, en la calle como en la escuela. Ante este escenario, las cámaras de seguridad, además del personal que se encarga de su administración, pasan a ser elementos de suma importancia, así como también aparecen nuevos códigos en cuanto a la privacidad de los menores.

Sobre Tiza dialogó con Juan Pablo Tavil, Gerente Regional de Ventas para Países Hispanoparlantes de Axis Communications, para conocer más acerca de su nuevo modelo de cámaras de vigilancia que proponen para el ámbito escolar y las consideraciones a tener en cuenta a la hora de pensar en un plan de seguridad en la escuela.

Según el ejecutivo al pensar un proyecto de seguridad electrónica para una institución educativa lo primero que hay que analizar son las necesidades del espacio. “No es lo mismo el objetivo para una guardería, escuela o universidad”, subraya.

“Lo primero que se debe hacer es identificar qué se necesita: si se quiere aumentar la seguridad de los estudiantes y del personal en las entradas y salidas, evitar la violencia y los robos en aparcamientos y zonas del campus, minimizar los costos del vandalismo en salas de computadoras, aulas y pasillos, monitorear el buffet, biblioteca e instalaciones deportivas o investigar incidentes e identificar a sospechosos, por ejemplo”, señala Tavei.

Juan Pablo Tavil
Juan Pablo Tavil
Para dar un ejemplo, el Director nos comentó que una pequeña escuela de Liverpool, Inglaterra, llamada “St. Michael’s Catholic Primary School”, adoptó cámaras IP de alta definición (HD) de un modo que una universidad no lo haría.

“Antes, como muchas instituciones, la escuela utilizaba cámaras analógicas lentas e inflexibles. El desafío era que la escuela tenía un presupuesto limitado y necesitaba una solución sencilla y amigable, de fácil instalación, para identificar intrusos y proteger a los niños, con acceso rápido a las imágenes. En ese caso, se utilizó el software gratuito Axis Camera Companion, ideal para proyectos de hasta 16 cámaras, y ahora es posible hasta acceder a los videos desde cualquier dispositivo con permiso, como PC, smartphone o una tableta”, comentó.

Una de las principales objeciones a la instalación de cámaras apunta a la privacidad, por esa razón, Tavil señala que al momento de elegir el lugar dónde se van a instalar las cámaras es importante contemplar la privacidad de los alumnos y del personal. “Hay espacios dónde no conviene ponerlas, pero los espacios comunes donde los estudiantes socializan es muchas veces un sitio interesante para monitorear posibles comportamientos anti-sociales y evitar actos de bullying; pasillos y salas de computadoras también son puntos importantes para tener bajo supervisión”, señaló.

Una de las cuestiones más importantes, según Tavil, es que la institución tenga comunicación con sus alumnos y colaboradores e informe dónde se instalaron cámaras y para qué sirven, para que los alumnos se sientan más seguros. “También es importante tener en cuenta las tecnologías disponibles para un buen uso de las cámaras en ambientes donde pueden ocurrir episodios de violencia. Muchas de las cámaras de Axis son antivandálicas, resisten a golpes de hasta 1 tonelada, y pueden generar alarmas si alguien intenta utilizar un aerosol con la intención de bloquear la visión”, aseguró.

La infraestructura

Las cámaras de vigilancia implica también ciertas cuestiones técnicas que las instituciones educativas tienen que tener en cuenta. “Desde el punto de vista tecnológico, el tema del almacenamiento es de hecho muy importante”, afirma Tavil.

En este caso, los responsables de la seguridad de la institución deben tener en cuenta la capacidad de compresión de los videos. Tanto un códec de compresión de imagen de alto desempeño es el H.264 como el aún mejor Main Profile ayudan a un mejor desempeño en la compactación de archivos y mejoran la imagen en exhibición. El H.264, por ejemplo, es hasta 80% más eficiente que el Motion JPEG en términos de almacenamiento.

Además, según el caso, se recomienda que el almacenamiento sea distribuido en múltiples sitios para elevar el nivel de seguridad, o utilizar las tarjetas de memoria de las propias cámaras como un medio de redundancia. “Una de las ventajas de utilizar la tecnología IP para una institución educativa con múltiples edificios, por ejemplo, es poder monitorear las redes sin cables (por redes inalámbricas), o por fibra óptica, mientras que la tecnología análoga impone un límite físico en el alcance del cable”, destacó el ejecutivo.

Nuevos productos

Ante este escenario, desde Axis proponen las cámaras AXIS P5414-E PTZ (pan-tilt-zoom) de accionamiento directo con pocas piezas móviles. Según explican desde la compañía, esta tecnología “de accionamiento directo” es ideal para el monitoreo de grandes áreas tales como estacionamientos y campus abiertos. Es una cámara que se instala entre 3 a 7 metros del suelo y necesita estar fija directamente al eje de accionamiento de dos motores, uno para la visión panorámica y otro para la inclinación de la cámara.

Los patios de las escuelas son un ejemplo perfecto de una instalación que se beneficia de esta línea de cámaras. No sólo proporciona ahorro de costos en este tipo de instalaciones, eliminando la necesidad de comprar un accesorio de montaje independiente, sino que también permite instalaciones sobre pared más fáciles y rápidas.

“El uso de cámaras de alta calidad de imagen en los alrededores y dentro de las escuelas y universidades está siendo encarado como una medida muy importante para garantizar la seguridad de estudiantes y personal educativo y para preservar el patrimonio de las instituciones”, afirmó.

Deja un comentario