Primeras líneas de un largo camino

2
748
- Publicidad -

En primer lugar, inicio este blog porque además de ser una cuenta pendiente con mis intereses y futuro profesional, creo que @clarinete dio en el blanco al proponerme darle arranque a una movida que aproveche mis condiciones laborales actuales y las una con mis preocupaciones para con el porvenir de la sociedad. No obstante, vale aclarar que las palabras futuro y porvenir están motivadas por la importancia que tiene la Educación en ese proceso de construcción que nos hace llegar a ser sujetos racionales, pensantes, profesionales y humanos.

Desde esta página, humilde en formato pero no en expectativas, pretendo dar a conocer información, experiencias y anécdotas, que vaya encontrando camino a convertirme en un actor más del mundo pedagógico y educativo, con miras a que el portal se transforme en un reservorio de vivencias que ayuden a comprender mejor la actualidad del sector en Argentina y como una especie de biblioteca íntima de un largo trayecto hacia un fin, que sólo marcará nuevos comienzos.

En la actualidad, la enseñanza y el aprendizaje no pueden disociarse de las nuevas tecnologías. Por esa razón, es inevitable hacer referencia a cómo las políticas de inclusión digital, que están tomando mayor fuerza, no sólo en el país sino en distintas regiones del mundo, modifican la teoría y proponen nuevas metodologías y formas para llegar a los estudiantes de todas las edades.

Más allá de las denominaciones Generación Y o nativos digitales, creo que es necesario conocer las condiciones sociales de la sociedad en la que las TICs aparecen y de qué forma son integradas a su cotidianeidad. No creo que todo aquél que tenga menos de 26 años traiga consigo una capacidad diferente a los mayores, que le permita hacer uso adecuado de las herramientas informáticas desde su nacimiento. Los niños siguen siendo inocentes, al igual que todo nosotros.

Podría decirse que las condiciones sociales y el desarrollo de las tecnologías posibilitan que, a una mayor exposición desde edades tempranas, los chicos se acostumbren a manipular diferentes dispositivos y adquieran habilidades para incorporar conocimientos de diversas formas que se alejan de las que hace algunos años se encontraban en las escuelas.

Las políticas de inclusión digital son sólo un paso de un fin inexorable. La incorporación de tecnología en las aulas sucederá tarde o temprano. Lo importante es estar preparados para que ese salto no deje atrás a generaciones que no supieron/pudieron hacerlo de forma adecuada, aprovechando todos los beneficios de la integración y previendo la difusión de nuevos riesgos.

El libro blanco de la integración tecnológica-educativa comenzó a escribirse pero sin un orden establecido. La experiencia nos está dando los primeros titulares, pero estoy convencido de que no es una tarea de pocos discutir de qué forma la educación cambiará para adaptarse a los tiempos que corren cada vez más rápido.

- Publicidad -

2 Comentarios

Deja un comentario