Bibliotecas populares para garantizar el acceso igualitario

Diferentes bibliotecas o centros populares ofrecen libros en forma gratuita, priorizando aquellos lugares que no cuenten con material de lectura pública, acompañando el derecho a la educación de los más chicos.

0
75
- Publicidad -

La asociación civil Bibliotecas Rurales Argentinas desde hace más de 50 años ofrece instalar bibliotecas populares en forma gratuita, priorizando aquellos lugares que no cuenten con material de lectura pública.

Bibliotecas Rurales Argentinas estableció convenios con casi todas las provinciales argentinas con el fin de fundar bibliotecas. Cada acuerdo fija la cifra de 50 bibliotecas provinciales, las cuales se fundan siempre a pedido de los pobladores provinciales.

La iniciativa lleva fundadas más de 1470 bibliotecas en toda Argentina, las cuales se inician con un primer envío de 1000 libros en buenas condiciones, estableciendo la posibilidad de envíos posteriores para renovar la biblioteca y mantener el interés de quienes la utilizan.

En tanto, a partir de la utilización de la tecnología como herramienta, creó la Biblioteca Virtual Universal, donde se encuentran digitalizados 38 mil libros y obras de diversos tipos, que son descargados en forma gratuita para ser leídos y consultados por toda la población.

La iniciativa de promover la lectura en las infancias se alimentan las capacidades, ya que, tal como lo indica UNICEF, “utilizamos diversos tipos de lenguaje. Hacemos preguntas y ellos tienen la posibilidad de hacerlas también, nos escuchamos y escuchamos cómo los personajes de los cuentos resuelven dificultades en situaciones y contextos diversos. Aprenden sobre lugares, momentos, colores, palabras nuevas, conceptos y valores. Aprenden a expresar sus emociones y pensamientos, y sobre las relaciones entre las personas”

Cabe destacar que, en 1995, en una campaña por América Latina, el vicepresidente de Bibliotecas Rurales Argentinas Ignacio Irigoyen, logró la creación de Bibliotecas Rurales Costarricenses, ecuatorianas, guatemaltecas, hondureñas, mexicanas y salvadoreñas.

Cómo funciona Bibliotecas Rurales Argentinas

Las bibliotecas constan de 700 libros (para niños, adolescentes y adultos) que se dan en comodato.

Por mayor información, se puede ingresar a la página del proyecto o a la plataforma de Facebook de la iniciativa.

Una vez establecido el primer contacto, el interesado ingresa el formulario de solicitud (que también se puede bajar de la página web) y las instrucciones para pedir la biblioteca.

Otras alternativas de lectura

El proyecto “Bibliotecas al paso” se encuentra en el Municipio de Toay y su objetivo es incentivar la lectura, conocer clásicos de la literatura. Estas casitas, permiten retirar un libro y dejar otro texto manteniendo así un circuito de lectura de intercambio dentro de la ciudad.

Las “Bibliotecas al paso” se encuentran ubicadas en el Hospital Dr. Segundo Taladriz; Barrio Fropovi (Parque Abuelas Plaza de Mayo); Lowo Che, frente al Club de Caza (Avda. Pte. J.D Perón N 5100); Parada de Colectivo en Club Guardia del Monte (B. Brown y 9 de Julio); Dársena Central de 13 de Caballería Sur (Frente al Albergue Municipal).

Por otro lado, el Centro de Contención Social y Cultural «Punta Arcoiris», de Punta Lara, Buenos Aires, recibe alrededor de 60 niños y adolescentes con realidades distintas y situaciones de vulnerabilidad importantes.

Su objetivo es brindarles herramientas, principalmente educación y sobre todo artísticas. Se trata de promover la lectoescritura a través de meriendas literarias a cargo de una docente de nivel inicial. Mientras los niños meriendan se comparte una lectura que luego se aborda de distintas maneras.

Por lo tanto, se trata de ofrecer diferentes oportunidades para realizar experiencias creativas y artísticas a fin de adquirir nuevos conocimientos que permitan recrear la imaginación y entretenimiento.

En el Mes de las Infancias, la iniciativa constituye una propuesta que favorece el acceso al material de lectura en todo el país, acompañando el derecho a la educación de los más chicos, por lo que resulta necesario seguir trabajando en potenciar la creación de bibliotecas en parajes.

 

 

 

 

 

- Publicidad -

Deja un comentario