Día de Internet Segura para niñas, niños y adolescentes

El Día de Internet Segura busca promover un uso seguro y responsable de las tecnologías digitales, especialmente entre niñas, niños y adolescentes.

0
435
- Publicidad -

El Día de Internet Segura, “Safer Internet Day” (SID por sus siglas en inglés), es un evento que se celebra cada 8 de febrero con el objetivo de promover un uso seguro, responsable y positivo de las tecnologías digitales, especialmente entre niñas, niños y adolescentes.

Como cada año llega el día para recordar a todo el mundo la importancia de extremar las precauciones a la hora de navegar por Internet. En ese sentido, uno de los grupos más vulnerables en este campo son las niñas y niños que acceden a la web todos los días y muchas veces sin supervisión adulta.

Los más pequeños de la casa son los que más utilizan la red, desde videojuegos hasta las redes sociales, todas las plataformas o aplicaciones pueden ser la entrada para cualquier ciberdelincuentes.

Según Unicef, uno de cada tres usuarios de internet en todo el mundo son niñas, niños y adolescentes menores de 18 años. Teniendo ello en consideración, una encuesta realizada a 145.426 niños, de 8 a 12 años, en 30 países, determinó que:

-El 45 % sufrió ciberacoso.

-El 39 % experimentó riesgos a la reputación.

-El 29 % estuvo expuesto a contenidos violentos y sexuales.

-El 28 % recibió amenazas.

-El 17 % tuvo contacto con desconocidos en la red o contacto sexual en línea.

-El 13 % estuvo en riesgo de padecer trastornos asociados al uso de los videojuegos.

-El 7 % estuvo en riesgo de padecer trastornos asociados al uso de redes sociales.

Esto da cuenta de la importancia de iniciar acciones. Por ello, el sector privado, la sociedad civil, la academia y el Estado se deben unir a fin de diseñar, implementar y ejecutar actividades conjuntas que propicien y mantengan espacios seguros en línea de modo que niñas, niños y adolescentes naveguen de forma segura.

Internet segura en la escuela

Los dispositivos y equipos con conexión a internet están transformando la educación de los más chicos. Las tablets y netbooks se están utilizando de forma cotidiana y generalizada en la educación, por lo que la interacción de los niños, niñas y adolescentes con internet es diaria y fluída, pero cabe preguntarse: ¿Es internet segura en la escuela?

Sin un control adecuado, a través de la conexión a internet de la escuela, no sólo los más chicos pueden acceder fácilmente a contenido inapropiado (como pornografía o violencia) sino que también se pueden llegar a producir intrusiones a través de accesos no controlados a la red de la escuela, poniendo en peligro la privacidad de los datos de alumnos y profesorado. Es importante la seguridad perimetral y que fotos, datos personales de los niños y las familias, expedientes o comunicaciones no acaben en manos de alguien no autorizado. Es conocido que un mal uso de internet y sus redes sociales de forma no controlada puede favorecer el ciberacoso o la ciberdelincuencia.

En materia de conectividad las escuelas requieren: fiabilidad, seguridad y facilidad de uso.

Por lo tanto, la escuela debe tener en cuenta los siguientes aspectos:

Garantizar el acceso de forma constante y ágil a contenidos online para propósitos educativos a través de una señal Wi-Fi lo suficientemente fuerte.

Ofrecer una conexión a internet segura no sólo a los usuarios de la escuela sino también a los visitantes del perímetro de su “entorno Wi-Fi”.

Mantener la confidencialidad de los datos privados de los estudiantes y los profesores.

Tener el control y visibilidad sobre aplicaciones y páginas web con contenido malicioso o inapropiado para proteger a los menores.

Bloquear aplicaciones que generen un uso del ancho de banda que vaya en detrimento de la actividad formativa.

Impedir la entrada de malware que dañe su sistema informático o ponga en riesgo su información sensible, así como el funcionamiento diario de la escuela.

Para ello necesita disponer de:

Un Firewall (sistema de seguridad perimetral) para controlar el acceso de dispositivos externos a la red de la escuela, detectar comportamientos inadecuados de los usuarios de la misma y permitir el bloqueo de contenido online inseguro.

Una aplicación de seguridad que sea fácilmente manejable por el staff de la escuela (dado que en muchos casos las escuelas pequeñas o medianas no suelen dispone de un departamento de IT dedicado).

Una herramienta de seguridad que permita la aplicación y modificación de políticas de seguridad de forma fácil y rápida.

Una herramienta de reporting que permita detectar tendencias clave en la actividad Wi-Fi de la escuela en tiempo real y que aporte la ayuda necesaria para prevenir la exposición de los estudiantes a contenido inapropiado.

Es importante que personal técnico especializado en sistemas lleve a cabo un estudio de tráfico y uso de la red de la escuela y tras obtener los resultados, el correspondiente proyecto de networking y seguridad a medida de la escuela y sus necesidades. De esta forma se puede garantizar la seguridad de la red y su correcto funcionamiento mediante acciones como:

La autenticación de usuarios al acceder a la red para comprobar su identidad y aplicarles los permisos.

Segmentación de la red de la escuela en base a los requerimientos de conectividad de cada colectivo. Por ejemplo: teniendo una “red escolar” para alumnos, profesorado y administración, una “Red visitante” para familiares y visitantes que acudan a eventos puntuales y otra “Red institucional” para los administradores y miembros del staff.

Instalación de un Sistema de Firewall que permita a los responsables de la escuela (dado que la responsabilidad de las conexiones realizadas a través de su red recae en última instancia sobre la dirección de la escuela):

Monitorización e implantación de políticas de seguridad granulares para estudiantes, profesores y personal administrativo en tiempo real y de forma fácil y efectiva. Restringiendo los permisos y accesos de cada colectivo a las diferentes áreas de la red escolar.

Tener un sistema de reporting para saber lo que está pasando en todo momento en nuestra red.

Control del tráfico de alto consumo de ancho de banda (P2P, multimedia, mensajería instantánea, juegos online, etc). De esta forma podemos ver si se está haciendo un uso indebido de la red o se está sufriendo un ataque.

Otras claves de seguridad para navegar por internet

Check Point® Software Technologies Ltd. (NASDAQ: CHKP), un proveedor especializado en ciberseguridad a nivel mundial, quiere alertar de todos los peligros a los que los más pequeños están expuestos al entrar en la red y destacar que es responsabilidad de todos formarlos y darles las herramientas adecuadas para navegar seguros por Internet.

Una de esas herramientas es crear contraseñas divertidas y seguras para redes sociales cada vez más populares y abundantes, videojuegos o aplicaciones de moda necesarias para diferentes funciones.

Son muchas las claves que los más pequeños deben pensar para acceder a estas plataformas y de no crearlas con las características adecuadas puede ponerlos en peligro. Los niños y niñas son los que más conocen la red, han nacido en un mundo online, por eso tienen que aprender a crear contraseñas fuertes capaces de protegerlos.

Debe ser una combinación que solo ellos conozcan y nunca deben usar datos personales como cumpleaños, edad o los nombres de jugadores conocidos, ya que esto es muy sencillo de averiguar.

Hay que pensar en algo que vaya a ser difícil de adivinar y que nunca la compartan con nadie.

Si ven que algún dispositivo IoT o App viene ya con una clave por defecto es primordial que la cambien ya que si no pueden ser muy sencillas de vulnerar.

Las mejores contraseñas deben ser diferentes para cada plataforma y siempre deben ser largas, con diferentes caracteres, símbolos y números, como %Atletimadrid22#!

Usar códigos de acceso: en el caso de tener una tablet o móvil siempre deben contar con un código de acceso que limite cualquier intento de ingreso. De esta manera, si un día nuestros niños deja el dispositivo en algún lugar público evitaremos que cualquier pueda entrar y obtener todos los datos que almacena.

Mantenerse actualizado: cada vez son más los juegos y aplicaciones las que se pueden instalar en los dispositivos móviles y ordenadores, son divertidos y se puede jugar con amigos de forma online. Pero estos pasatiempos tienen un lado oscuro y mucho más si son gratis: en algunas ocasiones lo gratuito puede esconder virus o malware por un ciberdelincuente pudiendo llegar a infectar todos los dispositivos conectados a la misma red y estropearlos o algo peor. Actualizar cuando sea necesario es imprescindible porque aplicará soluciones de seguridad contra nuevas amenazas y nuevos virus.

No hacer clic sin pensar: lo primero que hay que saber es qué “phishing” significa engañar a alguien para que haga clic en un enlace que hará algo malo en el dispositivo. Para evitar caer en la trampa de este ataque hay que abrir solo los emails de personas conocidas, nunca hacer clic en enlaces desconocidos y siempre antes de abrir cualquier archivo o imagen adjunta se debe revisar que no estén infectados.

Cuidado con los extraños de la red: ahora son muchos los videojuegos o redes sociales que permiten mantener una conversación con las otras personas que forman parte del mundo online. Aunque se pueda pensar que son niños o jóvenes como los demás, nada puede asegurarlo. Así que si no se conoce personalmente a los jugadores que están conectados es mejor evitar cualquier tipo de conversación, aunque haya una pantalla de por medio pueden ser igual de peligrosos que en la vida real.

Cabe destacar que internet está en muchas de las actividades diarias, por lo que es fundamental proteger a los más pequeños de la casa ante cualquier tipo de peligro en la red y es esencial tomar precauciones enseñándoles todos los aspectos de ciberseguridad:

-Cuando estén en línea solo deberían hablar con personas que conocen en la vida real

-Necesitan saber que compartir información personal puede ser muy peligroso (ej. cuando se van de vacaciones).

-Solo deben hacer clic en enlaces de correos electrónicos conocidos. En el caso particular que un correo solicite datos como una clave, ante la duda hacer el cambio directamente en el sitio (en lugar de hacer clic en el enlace).

-Al momento de autenticarse con un usuario y clave, activar doble factor de autenticación siempre que sea posible o crear contraseñas para cada servicio y lo más seguras posible

-Siempre es importante instalar las actualizaciones porque aportan mejoras y un mayor nivel de protección, ya que los fabricantes corrigen vulnerabilidades conocidas.

 

- Publicidad -

Deja un comentario