Mejorar las trayectorias educativas de los estudiantes

Para mejorar las trayectorias educativas y trabajar en la diversidad, no alcanza con plantear un mismo contenido de otra forma a otro alumno del curso. En esta nota compartimos algunas estrategias para implementar en las aulas.

0
710
- Publicidad -

Trabajar con la diversidad en el aula es una preocupación constante de los docentes. En primer lugar, porque no todos los alumnos aprenden de la misma manera. En segundo lugar, porque más allá de que una población escolar puede compartir algunas características, pensar en un grupo homogéneo dentro de un aula es una utopía.

Por esa razón, es importante que los docentes se preparen para este trabajo. El mismo se inicia con un análisis de la trayectoria escolar de cada alumno, que le es propia y que se corresponde con sus necesidades y formas de acceder al conocimiento. Esto implica conocer a cada alumno y desaprender algunas prácticas para darle paso a otras que no son imposibles de aplicar.

Para mejorar las trayectorias educativas y trabajar en la diversidad, no alcanza con plantear un mismo contenido de otra forma a otro alumno del curso. Asimismo, esto tampoco implica darle “ventaja”. No hay ventajas en los procesos de enseñanza-aprendizaje.

Hoy, gracias a las neurociencias, se conoce que el aprendizaje del alumno es único y diferente. También que el sujeto que aprende lo hace a través de distintos accesos: oyendo, viendo, hablando, haciendo, moviéndose, cantando, dibujando, escribiendo, entre otras.

Esto me recuerda a “cómo fueron evolucionando las prácticas educativas en la Escuela Nº 8, de Arroyo Seco de Tandil”; que presentamos en esta nota. Los docentes propusieron proyectos que atravesaban todas las “entradas” de acceso al conocimiento (las llamadas Inteligencias Múltiples, desarrolladas por Howard Gardner).

¿Cómo llevarlo a la práctica en el aula?

Hay algunas configuraciones generales que pueden tomarse con flexibilidad, sin temor a alejarse a los Diseños Curriculares y priorizando los aprendizajes. Por ejemplo:

Para la escritura trabajar con letra imprenta mayúscula. Si se entrega material impreso utilizar la letra Arial 14 con interlineado y con espacios generosos entre las actividades. Esto facilita la visión y la rapidez de la lectura en todos los alumnos.

Se incorporar la escritura por computadora en aquellas escuelas que ducho recurso esté disponible y para los alumnos que vean más favorable realizar sus producciones en este medio. Esto ayudará a que puedan leer claramente lo que escriben y generar el hábito de la autocorrección.

El trazo de las letras es una preocupación de los maestros, y éstas estrategias propuestas despejan el trabajo de motricidad fina, para compenetrarse en la escritura y la lectura como producción del alumno. Al fin y al cabo, es el indicador de avance que debe alcanzar. No importa la letra que utilice, la prioridad es que escriba y que pueda hacerlo en el tipo de letra en que se acomode. Además, teniendo en cuenta que hoy el uso de la computadora reemplaza los trazos y grafismos. Y que, para aquellos alumnos cuya fortaleza no está en la motricidad fina, seguir intentando practicar las letras cursivas o imprenta minúscula, es hacerle perder la significatividad y el entusiasmo en aprender frustrándose; un sentimiento desmotivador para lograr la producción escrita.

Para lograr lectura comprensiva se puede adecuar un texto y reelaborarlo con frases más cortas y simples, con una estructura que facilite la comprensión. En ocasiones, los libros de texto o artículos extraídos de internet no tienen la estructura que favorezca la comprensión lectora. En ocasiones se cree que el problema está en el alumno, que no comprende cuando lee, sin analizar con antelación las fortalezas y debilidades de los textos que les presentamos para estudiar. Podemos preguntarnos ¿están bien expuestas las oraciones principales del texto como para extraer ideas? ¿Es reiterativo? ¿Da por sentado que los alumnos conocen de lo que se está leyendo? ¿Tiene la estructura de un texto expositivo del cual extraer ideas para resumir y estudiar?

Estas preguntas se deben analizar antes de plantear el libro de texto a utilizar o los textos que les vamos a proporcionar a los estudiantes. Muchos alumnos podrán acceder al texto, pero para otros se deberá adaptar, para que sea comprensible, especialmente para aquellos a los que no accedieron aún a la lectura comprensiva, están en proceso o tienen una dificultad de aprendizaje declarada.

En el área de matemática es importante desterrar la idea que no es posible trabajar de manera diferenciada en un mismo salón.

En el bloque operaciones, el objetivo es la resolución de problemas. Una práctica muy arraigada en las clases, es que los alumnos resuelvan utilizando distintas estrategias, teniendo en cuenta el proceso y no tanto el resultado. Esto es algo muy positivo en general. Pero pensando en la diversidad en el aula, hay alumnos que no llegan a comprender algunas estrategias para resolver. Por ejemplo, sumar y restar desarmando números, deducir a partir de los ceros que tienen los números y operar agregándolos al final de la operación.

En este caso, como la matemática se caracteriza por su condición económica para resolver; la introducción de la “cuenta” es una alternativa. Otra es enseñar la descomposición de los números con sus escrituras matemáticas: unidades, decenas, centenas para operar.

Esta propuesta es interesante, porque sirve para toda la clase y no aleja de la transposición didáctica, que significa llevar un contenido matemático con su especificidad al ámbito escolar. Además de ayudar aquellos estudiantes que tienen mayores dificultades para llegar a la generalización, a la abstracción, o tienen pensamiento concreto, necesitan la representación, entre otras.

La escuela necesita brindar aprendizajes significativos que favorezcan las trayectorias de sus alumnos, teniendo en cuenta la heterogeneidad a la que se enfrenta.

Las que mencioné son algunas estrategias pensadas para atender a la diversidad. Hay muchísimas, algunas conectadas entre varias áreas, trabajadas en proyectos. Como también hay muchas realidades en cada escuela, en cada clase, con cada alumno.

Es por esto, que los invito a contactarse con nosotros para canalizar sus inquietudes y realizar intercambios productivos de diversas prácticas pedagógicas que sirvan para el trabajo en el aula y la mejora de las mismas, siempre atendiendo a la diversidad de los estudiantes. Podrán hacerlo completando el siguiente formulario, o bien, sumando su consulta en la sección “Comentarios” debajo de esta nota.

- Publicidad -

Deja un comentario