El avance del coronavirus COVID-19 generó una nueva situación mundial: millones de alumnos de todo el mundo no pueden asistir a las escuelas, y los países se han visto obligados a implementar sistemas de educación en emergencia sanitaria. Garantizar el derecho a la educación en un nuevo contexto de aislamiento social nos desafía a reinventar los modos de enseñar, de aprender y hacer escuela. En poco tiempo tuvimos que diseñar una nueva forma de enseñar.

El objetivo principal de esta época es gestionar de manera creativa e innovadora los recursos humanos, materiales y técnicos disponibles, para desarrollar procesos de reflexión y acuerdos institucionales que consoliden equipos docentes y permitan ofrecer a los estudiantes prácticas de enseñanza y evaluación pertinentes para hacer efectivo el acompañamiento y el cuidado de las trayectorias escolares reales, continuas, completas y relevantes de nuestros alumnos.

La meta durante la época de cuarentena es por acompañar a nuestros estudiantes y su familia y potenciar el uso de las TIC con gran compromiso, especialmente en la modalidad de la escolaridad no presencial, desarrollando distintas herramientas para enseñar y aprender en el marco de la emergencia sanitaria.

El presente artículo les propone viajar por algunos países y observar como enfrentaron los sistemas educativos los modos de hacer escuela en época de pandemia.

A continuación, los invitamos a recorrer Estados Unidos, España, México, Francia, Chile, Colombia y Alemania a través de conversaciones con distintos profesionales.

Estados Unidos

La pandemia de coronavirus ha obligado a las escuelas en los Estados Unidos a progresar en términos de tecnología y teoría educativa que los más progresistas han podido hacer en la última década. En primer lugar, dado que obligaba a todas las escuelas a utilizar una plataforma digital (si la escuela iba a permanecer abierta), cada profesor tenía que aprender a usar computadoras, independientemente de su edad o años de experiencia. Algunos han estado evitando esto con éxito durante varios años. En segundo lugar, el sistema estadounidense obligó incluso a los docentes tecnológicamente orientados a adaptarse a las nuevas tecnologías para el aprendizaje a distancia. El más destacado, por supuesto, es Zoom. Aunque existen múltiples plataformas similares. Fue importante la presencia preexistente en Blackboard, pero muchos profesores también tuvieron que perfeccionar sus habilidades en esta plataforma. Y finalmente, percibió que la tecnología es algo con lo que los estudiantes también luchan. Durante años, el pensamiento predominante entre los educadores ha sido que la Generación Z es una generación de “nativos tecnológicos”. Si bien esto puede ser cierto para las redes sociales y las aplicaciones relacionadas, se ha comprobado que es algo difícil garantizar que todas ellas gasten el esfuerzo de descubrir cómo usar las aplicaciones educativas. Esto hizo que las autoridades escolares pidieran a los docentes que limitaran las nuevas aplicaciones que les pedimos a los estudiantes (y a otros profesores) que aprendan.

Estados Unidos no tiene planes de volver a lo presencial este año. Esto ha desequilibrado todos los eventos importantes en los que los estudiantes generalmente participan: graduación, ceremonias de premiación, etc. Para hacer la transición de los docentes en línea durante esta crisis y establecer un marco para el próximo año, nuestras autoridades escolares, crearon un equipo de “liderazgo educativo”, que ha discutido cómo podría ser el próximo semestre, ya que es dudoso que podamos volver a abrir de manera normal. Algunas universidades de Estados Unidos ya han garantizado a los estudiantes un componente en línea para el otoño del 2020. Actualmente, nuestra escuela secundaria está intentando buscar otras respuestas para ver qué opciones tenemos. En la actualidad, tenemos más preguntas que respuestas. Por ejemplo, ¿podremos tener una clase completa de estudiantes (seniors, por ejemplo) en el campus a la vez? Esto nos permitiría alternar clases en diferentes días de la semana (estudiantes de primer año el lunes, estudiantes de segundo año el martes, etc.) como una posibilidad. Algunas escuelas han decidido reabrir con un día dividido, donde ciertas clases se reúnen por la mañana y el resto por la tarde. Para nosotros, no hay una solución sólida próxima. (Michael Weil, Incarnate Word High School).

España (Cataluña)

El Departamento de Educación en Cataluña, ha puesto en marcha para los alumnos sin recursos para que puedan acceder en línea, un proyecto denominado “Equipo Digital” y se han repartido 22000 dispositivos con conexión, a partir del 20 de abril y, así poder trabajar desde el hogar.

El tema de la inclusión también se tiene muy presente en el sistema educativo catalán y los orientadores o profesores de educación especial, a través de las familias también están trabajando con los alumnos con necesidades educativas.

Los docentes están trabajando con la Flipped Classroom, Google Classroom, Kahoot, Zoom, Webinar y la plataforma que usan en educación es Moodle.

La página de educación en Cataluña es xtec.cat. En esta el departamento ofrece mil recursos para el confinamiento, donde aparece, como funciona todo el sistema educativo catalán.

Los aprendizajes realizados durante el confinamiento se considerarán un valor añadido en la evaluación, pero no como penalización. (Mónica González Hernández, Licenciada en pedagogía especializada en orientación educativa por la Universidad de Barcelona).

Francia

En Francia, los centros escolares están cerrados desde el día 16 de marzo. El cierre se anunció el día 12 de marzo, y se cree que nunca habían cerrado, ni en tiempos de guerras.

La desescalada progresiva empezó el día 11 de mayo, los escolares volvieron a clase, pero no todos: los más jóvenes, los de educación primaria (empezando por los cursos que se consideran prioritarios, por cuestiones de orientación), luego a partir del día 18, los colegiales (lo alumnos que denominamos “collège”), pero solo dos cursos de momento (6° y 5° año, 11 -13 años más o menos).

Luego las autoridades francesas decidirán si los otros cursos vuelven a clase que serían los estudiantes de 4° y 3° para los “collèges” y los institutos, “lycées”, estos últimos no se sabe con certeza si volverán a abrir.

Para todos los que no vuelven a clase, “la enseñanza a distancia” sigue siendo la consigna. Un detalle importante es que: la vuelta a clase solo es posible en los territorios donde la circulación del virus es débil. Otra precisión: los grupos en el aula no superarán los quince alumnos (10 en el parvulario), por razones sanitarias.

El protocolo sanitario es muy estricto En toda Francia. Los profesores vulnerables (salud) y expuestos a los peligros del virus no tendrán que volver a clase, seguirán con la enseñanza a distancia. Para esto seguirán usando las herramientas “oficiales” de los espacios numéricos de la educación nacional (ENT), este funciona bastante bien, aunque hubo algunos fallos al principio por la subconexión pero no duró. Los profesores han trabajado muchísimo.

La nueva dificultad que se presenta en Francia, es enseñar en el colegio y enseñar a distancia a partir de la reapertura de clase (las familias deciden si van a clase o no los hijos, la instrucción sigue obligatoria, pero puede ser a distancia para los que temen mandar a sus hijos a clase en este contexto) ; los profesores que estén en clase con alumnos no tendrán que seguir la enseñanza a distancia para estos alumnos, esa es la consigna pero no siempre es tan fácil, para los profesores que están solos en su materia se prevén otras modalidades por ejemplo.

¿Cuáles son los motivos de la vuelta en el sistema educativo francés? Pues se insiste en la necesidad sobre todo de volver a crear un vínculo social, de proteger a los chicos que hayan vivido situaciones difíciles, intercambiar con ellos. Pero se afirma la flexibilidad inevitable en cuanto a los programas.

La evaluación, en este contexto, sigue siendo diagnóstica y formativa para todos.

Los alumnos que están en “première” este año tendrán, si nada cambia, un examen oral de francés en junio/julio que cuenta para el “baccalauréat”, no se sabe hasta este momento cómo se organizará. (Aportes varios)

México

En este país, el presidente tardó mucho en reaccionar. Afirmaba que tenía todo bajo control, incluso sugirió protegerse del virus utilizando imágenes religiosas y continuó haciendo eventos políticos, juntando grandes masas de gente, y otras situaciones por el estilo.

Las cosas se salieron de control y los estados comenzaron a ignorar al presidente y a tomar sus propias medidas de seguridad, las cuales comenzaron siendo diferentes en todos estos (México tiene 32 estados).

Al inicio, la Secretaria de Educación Pública dio libertad a los centros educativos para que adoptaran una estrategia formulada por ellos mismos a fin de adaptarse a su población de estudiantes. Muchas escuelas tienen alumnos en extrema pobreza. Sin ninguna posibilidad de acceso a educación en línea y están en suspensión total de actividades, otras con mayores oportunidades comenzaron a utilizar WhatsApp o Facebook para crear grupos con los profesores y/o los alumnos para mandar pequeños videos con indicaciones y actividades.

Esta forma de comunicación fue un fracaso y optaron por utilizar los servicios de Google: Google Classroom, Drive y formularios, pero no han funcionado del todo.

Actualmente la Secretaria de Educación Pública ha creado un programa llamado “Aprende en Casa” que se apoya de los libros de texto gratuito que son entregados a cada alumno al inicio del período académico y han creado un nuevo cuadernillo de trabajo que se distribuyó de forma online.

Adicionalmente, el gobierno escolar ha informado que se contará con un período de reforzamiento en los meses de junio y julio para los estudiantes a quienes no les sea posible continuar con su educación a distancia.

En el caso de las escuelas privadas y autónomas, la mayoría ha optado por el uso de plataformas digitales para dar clases en línea mediante videoconferencias, sin embargo es raro escuchar un comentario favorable ante la calidad del contenido y del aprendizaje visto, sin contar además que se está privando de la oportunidad del acceso a la educación a los estudiantes que carecen de acceso a internet o de dispositivos aptos para el uso de estas plataformas. Independientemente del caso, las autoridades de México han informado que se reanudaran actividades de forma paulatina durante el mes de mayo. Será a partir de mediados de mayo que podrán retomar sus actividades los municipios donde no se hayan registrado casos de contagio. El resto de los municipios retornarán a sus actividades a partir del 30 de mayo. Cabe mencionar que la percepción de la población es contraria a las autoridades nacionales y se rumora que la suspensión de actividades se prolongará. (Hugo Romero, Lic en Relaciones Industriales, Universidad de Guanajuato).

Chile

En el sistema educacional de Chile las clases fueron suspendidas producto de la pandemia de coronavirus desde el lunes 16 marzo 2020 en todos los establecimientos educacionales y jardines infantiles del país. Los problemas comenzaron instantáneamente, ya que la gran mayoría de los colegios entrega alimentación a los estudiantes, muchas familias se encontraron de un día para otro con sus hijos en casa y sin poder cuidarlos debido a que los padres aún continuaban trabajando. El segundo problema que se presentó fue en la vacunación contra la influenza que se realiza todos los años entre marzo y abril en los mismos establecimientos. La solución fue improvisada por cada municipio y establecimiento, entregando cajas de alimentos para los alumnos que recibían este beneficio, además de esto, indicaron los días para la vacunación de niños de hasta 12 años. Los adultos mayores fueron vacunados en hospitales, pero en todos los casos, se formaron largas filas debido al desconocimiento producto de la ineficiente entrega de información, no respetado así la distancia física de 1 o 2 metros. Para finalizar, en el mes de marzo el Ministerio de Educación anunció que se adelantarían las vacaciones de invierno desde el 13 al 24 de abril, que correspondían al mes de Julio (MINEDUC, 2020) y el gobierno a nivel nacional comenzó a decretar cuarentenas, pero sólo en municipios que presentaran índices de contagios muy altos, produciendo en aquel entonces una confusión generalizada.

Hasta el momento el Ministerio de Educación ha liberado a cada establecimiento respecto al método para abordar esta suspensión de clases. En algunos pasaron de clases presencial a clases online, para las denominadas asignaturas troncales (Lenguaje, Matemática, Historia-Geografía y Ciencias), es así que el envío de material pedagógico para cada nivel estudiantil se ha traducido en la creación de guías, audios y videos explicativos. De la relación habitual y directa que había entre estudiantes y profesores en sala, hemos tenido que reinventar nuestro trabajo al de profesores online, con manejo de clases por videoconferencia y confección videos en todas sus plataformas digitales. Esta pandemia ha permitido que nuestros estudiantes secundarios (13-18 años) demuestren su nivel de compromiso educacional, al asistir a clases online para continuar con sus aprendizajes y resolver consultas o dudas, parece ser, que tanto estudiantes como profesores están siendo parte de la educación 2.0.

Lamentablemente, es una decisión de cada establecimiento el cómo abordar la suspensión de clases presenciales. Ante tal situación el Ministerio de Educación de Chile ha dispuesto una plataforma de aprendizaje remoto APRENDO EN LÍNEA (2020), para que todos los estudiantes continúen con sus aprendizajes a través de distintos recursos educativos. Actualmente el gobierno y el Ministerio de Educación están solicitando retornar a los establecimientos, siempre que estos puedan asegurar medidas sanitarias que permitan prevenir el contagio. Por el momento se discuten dos opciones: 1) volver a clases dividiendo a los alumnos en dos salas de clases, para cumplir con la norma de 1 o 2 metros de distancia, 2) retornar a clases en el segundo semestre, 27 de julio o 3 Agosto el debate continua día a día, considerando que nuestra estación de invierno comienza en Junio. (Ph.D Marco Antonio Vidal Jiménez, Universidad de Federal do Rio de Janeiro, Brasil).

Colombia (Bogotá)

El 6 de marzo en Colombia se presentó el primer caso de Covid 19, desde entonces el virus lleva a la fecha más de 8000 contagiados. En el sector educativo las consecuencias han obligado a grandes trasformaciones; la primera de ellas; el asumir el desarrollo de las clases bajo metodología online. La Secretaría de Educación de Bogotá para el caso de la capital generó la estrategia “Aprende en Casa”, que busca brindar orientaciones, contenidos y herramientas, a la comunidad. Por su parte los maestros han tenido que reinventarse para llegar a los estudiantes para los cuales tampoco es fácil.

En este aspecto y bajo estadística obtenida de una encuesta aplicada en colegios oficiales el 65% de los estudiantes de educación básica y media han podido asistir a sesiones vía online, tienen comunicación por medio de plataformas, WhatsApp e inclusive por llamada telefónica con sus docentes. De este acceso, los que más asisten y llevan comunicación virtual son los estudiantes de últimos grados; en grados 11° el 90%, en décimo el 81%, noveno en un 73%, aspecto que se reduce entre otras por la baja conectividad de las familias.

Esta conectividad se realiza en un 55% con datos de teléfono y 45% datos de internet fijo en el hogar lo que indica baja conectividad. La plataforma de acceso a clases online que más se utiliza es Zoom en un 43%, seguido por Meet en un 31%. El principal motor de búsqueda de información para el trabajo de guías y talleres es Google. En cuanto a herramientas de transformación de la información por parte de los estudiantes lo que más se utiliza es el paquete de Office en un 95%; hay bajo conocimiento de herramientas didácticas online para diseñar mapas conceptuales, infografías y otras. En un 65% los estudiantes entregan las tareas directamente al correo del docente, un 30% hacen uso de las plataformas como Edmodo, Classroom y otras alternativas como grupos y aplicaciones. Lo anterior evidencia las brechas que existen no solo en conectividad, sino también en el acceso y el uso de herramientas para la formación, lo que exige grandes esfuerzos ante los retos que se le imponen a la educación en la capital del país.  (Dr. Nelson Barrios Universidad Distrital Francisco José de Caldas).

Alemania

En este país las universidades, escuelas y guarderías infantiles fueron las primeras instituciones que cerraron debido a la pandemia de Covid-19. En ese momento no existían planes sobre cuánto durará el cierre y cómo continuar con la enseñanza durante y después del cierre. Las instrucciones para el cierre de estas instituciones llegaron rápida y directamente del gobierno alemán. Sin embargo, la educación normalmente se rige individualmente por cada estado. Esto lleva al problema de que los maestros, los estudiantes y los padres están confundidos acerca de las reglas temporales en detalle, ya que cada estado aplica políticas diferentes. Es por eso que las siguientes acciones no son generales en toda Alemania, sino ejemplos de cómo las partes en Alemania manejan la pandemia de Corona en el sistema educativo.

Escuelas primarias y secundarias: Al principio, tenía una especie de vacaciones durante 1-2 semanas. A partir de entonces, los maestros comenzaron a enviar material de enseñanza por correo electrónico a los estudiantes para que tuvieran algunos ejercicios durante 2-3 horas diarias. Una vez a la semana, el profesor recogía el trabajo y lo revisaba. Algunos maestros ofrecieron clases digitales a través de video, sin embargo, esto también fue voluntario de ellos y también se presentó el problema de que no todos los estudiantes tienen un dispositivo para participar en las videollamadas. Además, los maestros de más edad enfrentaban problemas importantes al proporcionar material de aprendizaje digital y al hacer lecciones en video.

La semana pasada, las escuelas comenzaron a abrir nuevamente pero solo para un número limitado de estudiantes. Por lo tanto, solo las clases de los últimos años comenzaron a volver a la escuela. Cada clase se divide en dos grupos, donde el primer grupo tiene lecciones por la mañana y el segundo grupo tiene lecciones por la tarde. Todo sucede bajo ciertas precauciones de seguridad, como mantener la distancia entre los estudiantes y la desinfección extensa. Todas las otras clases comienzan a regresar a la escuela después de las vacaciones de Pentecostés. Los maestros mayores de 60 años pueden quedarse en casa porque pertenecen al grupo de alto riesgo.

En las Universidades: todo el semestre de abril a septiembre será un “semestre en línea”. Esto significa que las conferencias se mantendrán digitales a través de una llamada Zoom en vivo, pero no se grabarán debido a razones legales y de privacidad. Las clases en este nivel serán solo a través de Zoom. Hasta el momento, no hay acuerdo e información sobre cómo se realizarán los exámenes al final del semestre. Se rumorea que podría ser con presencia y suficiente distancia física o incluso exámenes en línea. Todas las instalaciones, incluida la biblioteca, están cerradas. Sin embargo, todos los estudiantes que actualmente están escribiendo su tesis de licenciatura / maestría / doctorado pueden tomar prestado hasta un máximo de 5 libros. Tienen que hacer una reserva en línea y pueden recoger los libros 2-3 días después en la biblioteca. (Bastian Hausmman – Universidad Munster).

Argentina (Mendoza)

Volviendo a Argentina y a Mendoza específicamente, llevamos más de cincuenta días de cuarentena experimentando una nueva Educación en Emergencia Sanitaria; caracterizada por un enorme compromiso de docentes. Esta nueva forma de hacer escuela requiere mucho más trabajo, más atención y más compromiso que una clase presencial.

Los nuevos métodos se apoyan en Google Classroom, WhatsApp, correo electrónico y otras plataformas digitales lo cual requiere mucho más tiempo, tanto en preparación como en entrega.

En cuanto a nuestros alumnos muchas veces denominados “nativos digitales” no es tan así, si bien dominan muy bien Instagram y TikTok a menudo no pueden realizar tareas tan simples como adjuntar un archivo a un correo electrónico o adjuntar imágenes en mensajes.

Es importante detenernos en un aspecto que quedo visualizado por el sistema educativo mendocino: la brecha digital: suponíamos que todos tenían una computadora y/o un teléfono inteligente, pero observamos que hay hogares sin computadoras o donde la conexión a Internet es muy lenta o casi inexistente y todo funciona a veces con la poca conectividad del padre o madre para toda la familia, en algunos casos a los pocos días del mes se agotan los planes de datos.

Si bien existe un gran trabajo entre directivos, docentes, preceptores y servicios de gabinetes es importante preguntarnos ¿Nuestros alumnos están aprendiendo? ¿Nuestros alumnos en estos tiempos de pandemia están “todos” en el mismo nivel de acceso a la educación? ¿Podemos considerar la evaluación numérica de todos nuestros alumnos en la misma forma teniendo en cuenta la brecha digital, social y económica que observamos? ¿Estamos ejerciendo un intercambio con nuestros alumnos; cuya acción es típica del proceso educativo?

En esta época que a la fuerza aplicamos la educación on línea, quizás tengamos que aplicar el concepto de “flipped class” o clase invertida. Aprovechar para que nuestros alumnos en la medida que puedan accedan a los materiales impartidos de diferentes maneras, abordados en forma autónoma, si bien se valoran el apoyo familiar, en realidad nuestros alumnos están ejerciendo un “aprendizaje autónomo”. En estos tiempos de desigualdad no podemos “evaluar” por cuestiones de equidad. No todos están teniendo el mismo acceso a la educación.

Como propuesta deberíamos aplicar conceptos como empatía, paciencia, flexibilidad y acompañamiento. Por otro lado, planificar para la vuelta de clases en forma presencial, la nivelación de los contenidos, priorizar contenidos básicos para el 2020 y reprogramar otros contenidos para el 2021, evaluar, solo con un solo examen integrador (a fin de año) de los saberes priorizados en el 2020.

En el caso de los alumnos del último año, deberá primar un trabajo de articulación con los niveles educativos superiores.

Como educadores el gran reto en épocas de pandemia es encender la creatividad.

MINEDUC (2020), Ministerio de Educación, Se extiende período de suspensión de clases, https://www.mineduc.cl/se-extiende-periodo-de-suspension-de-clases/ publicado el día 25 de marzo 2020.

«Want to teach online? Then change the way you think about it… Enrique Dans 2 abril 2020.   This article published in English on Forbes,

APRENDO EN LINEA (2020), Unidad de Currículum y Evaluación, Ministerio de Educación, https://curriculumnacional.mineduc.cl/estudiante/621/w3-propertyname-822.html revisado el día 05 de mayo 2020.

2 Comentarios

  1. Excelente análisis. Son muchos los desafíos que enfrentamos en este contexto tan particular. Sin embargo, podemos señalar ciertas urgencias: asegurar que la escuela llegue a todos nuestros estudiantes, contenerlos emocionalmente y acompañar a los docentes. Ojalá estos tristes momentos sean una oportunidad para re pensar prácticas profundamente arraigadas y para resignificar el sentido de la educación (si no hay calificación, la escuela parece no tener sentido).
    Gracias por contarnos el devenir de la educación en el mundo bajo los efectos de la pandemia.

  2. Excelente artículo Claudio. Refleja cómo cada país desde su idiosincracia ha dado respuesta a la educación durante la pandemia.
    El desafío de Mendoza (Argentina) es poder incluir a todos los estudiantes en la educación virtual y poder sostener en el tiempo la innovación pedagógica que tanto nos cuesta y que hoy la pandemia nos obligó a realizar.
    Creo que el segundo desafío, aparte de incluir a todos los alumnos, es trabajar sobre los vínculos y emociones de cada comunidad educativa. La pandemia ha mostrado la fuerte desigualdad y fragmentación social de nuestras comunidades.

Deja un comentario