Una obra que rescata el otro lado de la historia

0
330
- Publicidad -

Este domingo es la última función de ¿Quién mató al conde de Buenos Aires?, obra que aborda la vida de Virrey Liniers con una puesta original y divertida, centrada en la narrativa oral. Con un montaje que puede adaptarse a diferentes espacios no convencionales de exhibición, la obra enlaza una serie de elementos diversos: música original de un DJ en vivo, juguetes, títeres y figurines que apelan a la capacidad lúdica tanto del intérprete como de los espectadores.
En Sobre Tiza dialogamos con su protagonista y dramaturgo, Santiago Negri, quien cuenta con una formación orientada al teatro musical y amplia experiencia en el género de la comedia negra. Ha recorrido escenarios nacionales y latinoamericanos presentando piezas de musicales educativos. Como autor, ya ha presentado otras obras y adaptado una película española que llevó a la escena del teatro independiente porteño. Uno de sus objetivos es poder llevar esta obra a las escuelas.


¿Por qué rescatar la figura de Virrey Liniers?
Liniers representa la aspiración europea de Buenos Aires y es de la poca sangre azul vernácula. Pertenecía a la élite pero fue un ídolo de las clases populares, muy avanzado en su percepción del rol de la mujer y de los pueblos originarios.
¿Cuál es el aporte que puede hacer la obra en el ámbito de la escuela? Qué herramientas le brinda a los docentes para el trabajo en el aula?
Principalmente invita a la reflexión a través del humor y la autocrítica. En un período muy breve en el Río de la Plata salta del anonimato a ser el héroe contra las invasiones Inglesas, llega a Virrey al oponerse a la Revolución de Mayo, y deciden borrarlo de la historia oficial a pesar de que en su vida se ven paralelismos con nuestra historia contemporánea que pareciera revelar el ADN de la argentinidad.
¿La obra vincula el pasado con el presente, ¿cómo se piensa esa relación?
Creo que la gran ironía de esta obra es que ocurre entre 1776 y 1810 y sin embargo tiene una actualidad escalofriante, es increíble cómo nos repetimos a nosotros mismos. De ahí la importancia de reflexionar sobre la historia.
¿Cómo hicieron la investigación previa?
Fue complicado escribir una dramaturgia basada en hechos reales. Leí biografías sobre cada personaje que aparecía en la historia (incluso algunos que terminaron no apareciendo en la obra, como Pueyrredón o Saavedra) pero también permitiéndonos la reinterpretación con fines dramáticos. El único biógrafo de Liniers fue otro francés, Paul Groussac, también Felipe Pigna lo aborda desde las Invasiones Inglesas en su colección Mitos y me pareció divertido subirme en esa “objetividad Histórica” totalmente teñida de la lectura propia, que fue el juego creativo que nos habilitamos.
¿Cuál es la historia que quieren rescatar con la puesta?
El ascenso meteórico de un ídolo popular y los escándalos que conducen una caída estrepitosa. Se centra en las tensiones entre Liniers, Madame Perichon (su amante) y Martín de Álzaga (su enemigo).

Santiago Negri

Este domingo a las 17 es la última función en el Teatro La Scala, Pasaje Giuffra 371, con entrada a la gorra. Está recomendada para mayores de 12 años y tiene una duración aproximada de 30 minutos. Por contrataciones o consultas sobre la obra pueden contactar a Santiago al correo: sromeronegri@gmail.com

- Publicidad -

Deja un comentario