Fundación Telefónica inauguró la expo “3D Imprimir el mundo”

0
1698
- Publicidad -

Ayer se inauguró la exposición 3D Imprimir el mundo, organizada por Fundación Telefónica con el objetivo de indagar en la tecnología de impresión tridimensional y su impacto en disciplinas como la medicina, la arquitectura, la moda y la gastronomía. Considerada por muchos especialistas como la nueva revolución industrial, la posibilidad de impresión en tres dimensiones ya está provocando grandes cambios en los campos de la industria, el diseño y la tecnología.

La muestra está organizada en cuatro bloques temáticos. En el primero, se explican los elementos fundamentales de la tecnología de impresión 3D: sus principios, los materiales que se utilizan y los tipos de impresión. En el segundo, se describe el origen y la evolución hasta la actualidad de esta tecnología, destacando los diversos hitos que hubo, como las empresas implicadas y la cantidad de impresoras vendidas al año, entre otros. El tercero muestra algunos ejemplos de la aplicación de esta tecnología en diferentes ámbitos y el último indaga en las expectativas futuras de la impresión 3D.

La exposición fue curada por los arquitectos y diseñadores españoles Carmen Baselga y Héctor Serrano, ambos con trayectorias consolidadas y reconocimientos importantes. A lo largo de su recorrido se pueden ver no sólo una diversidad de objetos realizados en impresoras tridimensionales sino también entrevistas grabadas a profesionales del diseño, la robótica, la bioingeniería y también de la filosofía.

La impresión 3D elimina la frontera entre la informática y el mundo físico al reemplazar el átomo por el bit. Así, traduce lo que existe en una computadora en materia y viceversa, lo que implica una nueva manera de entender la fabricación. Además, la reducción en los costos de las impresoras que se experimenta desde la década del 80 (momento en que empezó a desarrollarse esta tecnología) democratiza el acceso y permite que ingresen en el ámbito doméstico, por lo cual los consumidores también pueden ser productores.

Precisamente, la impresión tridimensional es una poderosa herramienta que podrá cambiar de manera radical tanto la economía mundial como la medicina y la ciencia. La producción en masa de bienes de consumo puede ser reemplazada por una tecnología de fabricación que permite lo contrario: la producción individualizada según gustos y necesidades de cada individuo. Esto no solo modifica la economía a gran escala sino que además cuestiona la fabricación de grandes unidades de productos para abaratar costos. Por otro lado, esta tecnología podría aplicarse también en la medicina y en la ciencia para mejorar la calidad de vida de las personas o encontrar curas a enfermedades.

Muchos son los cuestionamientos que esta tecnología nos trae. Nos habilita preguntarnos sobre su capacidad transformadora en los procesos productivos y en la relación de los individuos con los objetos, sobre el impacto que puede tener sobre los trabajadores si se reemplazan puestos de trabajo por impresoras 3D, sobre su utilización en los procesos de aprendizaje en las escuelas. Así las cosas, la impresión tridimensional parece no sólo profundizar las tendencias que ya están ocurriendo gracias a los grandes avances tecnológicos en general sino también provocar cambios irreversibles en la economía, la sociedad y la ciencia lo que, a su vez, nos plantea dilemas éticos y filosóficos.

Objetos realizados en impresoras 3D
Accesorios de escritorio realizados en impresoras 3D
Guitarra realizada en impresora 3D

 

 

- Publicidad -

Deja un comentario