Tiempos de juventud

0
574
- Publicidad -Olimpíadas Matific

Generalmente cuando recordamos nuestra adolescencia, lo primero que se nos viene a la cabeza es la pérdida de algún ser querido, una mudanza o ese amigo con el que salíamos todo el tiempo. Es una etapa dura y llena de cambios que de a poco lleva a la madurez pero puede ser tolerable siempre y cuando tengamos a alguien cerca que nos enseñe a simplificar y disfrutar el transcurso de dicho período. Aun así, la madurez puede llegar antes de tiempo cuando los adultos involucran a los jóvenes en sus problemas. Esta sería la idea que presenta Por siempre amigos (2016).

La historia cuenta cómo Jake (Theo Taplitz), tras la muerte de su abuelo, se muda con sus padres, Brian (Greg Kinnear) y Kathy (Jennifer Ehle), a un departamento que heredaron en Brooklyn. De esta forma, conocen a Leonor  (Paulina Garcia) y a su hijo Tony (Michael Barbieri), que poseen un negocio de ropa en la planta baja del edificio. Jake y Tony, a pesar de tener personalidades distintas, se hacen amigos instantáneamente y empiezan a compartir varios momentos juntos. Por desgracia, debido a un problema económico entre los padres de los chicos, estos los pondrán en el medio y harán que su amistad corra peligro.

Ira Sachs nos trae una hermosa película que nos hace volver a nuestros tiempos de juventud a través de conceptos simples y con los que nos relacionamos fácilmente. Al mismo tiempo, muestra cómo los problemas de los adultos pueden afectar la vida de sus hijos. Así, los chicos, tarde o temprano, deben enfrentarse a la realidad y llegan a una madurez prematura, lo que se da a entender mejor si tenemos en cuenta el título original (“Little men” o “Pequeños hombres”). Por otro lado, el film brinda un interesante pero no muy basto recorrido por las calles de Brooklyn y cuenta con actuaciones muy bien logradas aunque ninguna destaca del resto.

Por siempre amigos (2016) es una película que vale la pena ver si tienen ganas de sentir un poco de nostalgia junto con un drama típico por el que seguro muchos hemos pasado en nuestras vidas.

- Publicidad -

Deja un comentario