La Universidad Austral abre las inscripciones para agosto

0
739
- Publicidad -

La Universidad Austral anunció la apertura de las inscripciones para la segunda mitad del año en las carreras de Comunicación Social, Abogacía, Ingeniería Industrial e Ingeniería en Informática. Los interesados con materias aprobadas en otra universidad pueden ingresar, sin necesidad de rendir examen. Para el resto de los estudiantes, los exámenes de ingreso se realizarán durante la última semana de julio.

Para conocer más acerca de la oferta académica de la Universidad, Sobre Tiza consultó a Gabriela Robiolo, directora de la carrera de Ingeniería en Informática de la Facultad de Ingeniería, quien señaló que en un momento en el que se debate en la agenda pública y política el rol y la formación de profesionales en el área de la Informática, “no hay duda de la necesidad de generar interés a una mayor cantidad de jóvenes para estudiar carreras afines a la Informática”.

Desde su perspectiva, en general, salvo autodidactas, muchos llegan a la universidad sin saber qué es programar. “Me parece importante que en la escuela se enseñe a programar, pero en ámbitos que transmitan realmente en qué consiste estudiar y trabajar en Informática. Por ejemplo, interesarse en la informática no es sólo usar herramientas básicas de escritorio, o estar mucho tiempo participando activamente en redes sociales. Creo que sería interesante incorporar talleres optativos en donde los alumnos puedan aprender algún lenguaje de programación usado en contextos de desarrollo de software argentinos. Al mismo tiempo conozco la dificultad para incorporar en una escuela un profesor que reúna las condiciones para desarrollar esta tarea”, explicó.

En lo que respecta a la enseñanza de grado, Robiolo afirmó que el nivel de las carreras en Ingeniería Informática y carreras afines, satisfacen ampliamente las necesidades del mercado internacional. “Si no es posible convocar jóvenes para una carrera que tiene abiertas las puertas al mundo y en la cual es necesario cubrir puestos de trabajo vacantes, hay que preguntarse por las condiciones de trabajo del informático: remuneración, posicionamiento social de la persona y del profesional en la empresa, proyección de crecimiento en el área, esfuerzo y dedicación requerida”, subrayó.

Siguiendo en la escala, según la académica, la oferta de posgrados afines en Argentina, todavía es pobre y está unida “a la falta de investigadores que generen conocimiento en temas de interés de la industria del software argentina y al sobre-dimensionamiento de las carreras de grado”. En el escenario internacional las carreras de grado se acortan, tres o cuatro años. “En Argentina, con el proceso de acreditación de carreras se han unificado en cinco años”, explicó.

Un laboratorio al alcance de la mano

También Fernando Ruiz, vicedecano de la Facultad de Comunicación de la Universidad Austral, se refirió a los principales desafíos de la formación de profesionales de las Ciencias de la Comunicación Social en un escenario en el que las TIC han tomado tanto protagonismo.

Según él, en los últimos años se ha acelerado la necesidad de los profesionales de mantener la actualización. “De hecho, el mundo profesional es hoy un inmenso laboratorio, donde las TIC han abaratado y facilitado mucho la capacidad de innovar. Los profesionales tienen que enhebrar los valores de siempre con las nuevas herramientas. Ese sería el principal desafío”.

– ¿Cómo trabajan con los nuevos medios en su plan de estudios, desde la teoría y la práctica profesional?

– Para las facultades es un enorme desafío, que solo puede superarse si también convertimos al ámbito académico en un laboratorio. Los profesores están aprendiendo al mismo tiempo que los alumnos sobre las TIC, por lo tanto no hay un saber sedimentado para compartir en esa materia. Aquí lo importante es que, en el tiempo que estén en la facultad, los estudiantes hayan formado parte con sus docentes de esta experiencia de aprendizaje colectivo. En nuestra facultad tenemos materias que tienen un enfoque más teórico y otras que son talleres de práctica. También tenemos un centro de desarrollo de la creatividad, que se llama CIFRA, donde se integra a los alumnos a proyectos de innovación, o se los ayuda en sus propios proyectos.

- Publicidad -

Deja un comentario