Se lanza la primera Convocatoria de Cooperativismo y Economía Social en la Universidad

0
627

Hay más de 23 mil cooperativas que involucran a casi 10 millones de argentinos. Son unos de los ejes principales en el desarrollo del país, y permiten pensar en una economía que deje atrás la brecha de desigualdad, en pos de bregar por la equidad.

Ante este escenario, el Ministerio de Educación de la Nación, a través de la Secretaría de Políticas Universitarias, definió la necesidad estratégica de apoyar el desarrollo productivo, a través de la complementación y vinculación con el sector cooperativo, de mutuales y de la economía social.

Los Ministerios de Industria y Desarrollo Social presentaron el “Programa de educación en el Cooperativismo y la Economía Social en la Universidad” y realizaron el lanzamiento de la “1° Convocatoria nacional a Proyectos de Investigación y Constitución de Redes”, para lo que invertirá 10.000.000 de pesos.

Del acto participaron el ministro de Educación Alberto Sileoni, la ministra de Industria Débora Georgi y la ministra de Desarrollo Social Alicia Kirchner, el secretario de Políticas Universitarias Aldo Caballero, y de Educación Jaime Perczyk, el presidente de Inaes Patricio Griffin, senadores, diputados y rectores, se firmó el convenio marco que dará inicio a la convocatoria, y se presentó el libro “Cooperativismo argentino, una esperanzadora mirada al futuro”, de Ariel Guarco, presidente de Cooperar.

Según María Estela Lauritto, coordinadora técnico operativa y del programa “Educación en Cooperativismo y Economía Social en la Universidad” de la Secretaría de Políticas Universitarias, “no se puede seguir reproduciendo la desigualdad”. “La lógica del ser humano apunta hacia el beneficio personal, y las reglas del mercado hacia la competencia feroz, dejando a miles de personas excluidas”, subrayó.

En este marco, desde la SPU pretenden que las universidades incorporen tanto en la docencia, como la investigación y extensión los temas relacionados al cooperativismo, para que se comience a direccionar la educación hacia perfiles de graduados que sean solidarios, que sepan trabajar en equipo y que puedan buscar diferentes alternativas de organización, “que no sea solo desde las perspectiva del individualismo”, comentó Lauritto.

Deja un comentario