Falta de avances en los aprendizajes de América Latina y el Caribe

Los datos del nuevo Estudio Regional Comparativo y Explicativo - ERCE 2019 de la UNESCO revelan que, en la mayor parte de los países de la región, no se evidenciaron mejoras significativas en los logros de aprendizaje de sus estudiantes o, incluso, bajaron los resultados entre 2013 y 2019.

0
398
- Publicidad -

Los datos del nuevo Estudio Regional Comparativo y Explicativo – ERCE 2019 de la UNESCO revelan que, en la mayor parte de los países de la región, no se evidenciaron mejoras significativas en los logros de aprendizaje de sus estudiantes o, incluso, bajaron los resultados entre 2013 y 2019.

América Latina y el Caribe enfrenta una crisis en materia educativa y avanzar en los aprendizajes fundamentales sigue siendo una tarea pendiente para poder hacer efectivo el derecho a una educación de calidad. Esto lo reafirman los resultados obtenidos en el ERCE 2019 de la UNESCO siguen siendo bajos y, en la mayoría de los países, no se observaron mejoras en el tiempo.

Los datos de este estudio indican que persisten los bajos niveles de logro en la región y que, en promedio, no hay avances significativos desde la última evaluación, en 2013.  Los países que muestran un alza de puntajes estadísticamente significativa, en todas las áreas evaluadas y para ambos grados, son Perú, Brasil y República Dominicana. De estos, Perú y Brasil presentaron los avances más marcados.

Asimismo, se dio cuenta que más del 40% de los estudiantes de 3er año y más del 60% de 6° año de primaria no alcanzan el nivel mínimo de competencias fundamentales en Lectura y Matemática esperadas.

Los datos señalan la urgencia de movilizar esfuerzos para mejorar los niveles de aprendizajes de los estudiantes de primaria de América Latina y el Caribe.

Además, el estudio reveló que los estudiantes que se sitúan en el nivel más bajo de desempeño en Lectura, en tercer año, no pueden localizar información en un texto, a menos que aparezca muy destacada.

Tampoco pueden hacer inferencias que requieran comprender un texto globalmente, aun cuando hay información reiterada o destacada que permite hacerlo. En sexto año, en tanto, los y las estudiantes no son capaces de inferir información, cuando para hacerlo deben comprender globalmente o conectar ideas secundarias o específicas que se presentan en las distintas partes de un texto.

En Matemática, en tercer año, los estudiantes que están en el nivel de desempeño más bajo no están logrando escribir números naturales hasta el 9.999 ni descomponerlos aditivamente; mientras que, en sexto, no logran resolver problemas que requieren interpretar información o que involucran dos o más operaciones incluyendo multiplicación o división.

El estudio reveló además que, en el caso de Ciencias, en sexto, aproximadamente 1 de cada 3 estudiantes se ubica en el nivel de menor desempeño.

“Los datos del ERCE 2019 nos indican que, justo antes de la pandemia, la región se encontraba, en promedio, prácticamente estancada en bajos niveles de logro en aquellas competencias que constituyen los cimientos para poder seguir aprendiendo. Esto habla de una generación entera en riesgo de no poder desarrollar su pleno potencial. Es por esto que las medidas y reformas educativas para mejorar los aprendizajes desde los años más tempranos de escolaridad no pueden esperar y deben ser priorizadas”, explicó Claudia Uribe, directora de la OREALC/UNESCO Santiago.

Asimismo, agregó: “Esto se hace más urgente en un contexto de pandemia, en el que millones de niños, niñas y jóvenes no han podido asistir a las escuelas por meses, lo que sabemos que está generando mayores retrocesos en los aprendizajes y profundizando las brechas para los grupos más desaventajados”.

Respecto a las diferencias de género, aún hay cinco países donde persisten las brechas a favor de los hombres en Matemática y es una tendencia en la región que las mujeres obtengan mejores resultados en Lectura. Se observa además que, en Ciencias, en 7 de los 16 países participantes se detectaron brechas de género a favor de las niñas.

La directora de la Oficina Regional de Educación para América Latina y el Caribe, Claudia Uribe, destacó que los resultados del ERCE 2019 permiten hacer un seguimiento a los avances de la calidad de la educación en los últimos seis años, previos a la pandemia, para una etapa en la que se establecen los cimientos para el desarrollo y consolidación de las competencias fundamentales que permiten seguir aprendiendo.

“Necesitamos volcar nuestra atención hacia los aprendizajes fundamentales y contar con un plan para fortalecerlos. Solo así podremos avanzar como región en hacer efectivo el derecho a una educación de calidad sin dejar a nadie atrás. Hacemos una invitación a todos los países a que, junto con la UNESCO, establezcamos de manera urgente una agenda amplia e incluyente que posibilite que todos los niños y niñas de nuestra región adquieran los aprendizajes fundamentales para seguir aprendiendo”, concluyó.

Cabe destacar que los resultados del estudio fueron dados a conocer este 30 de noviembre por la Oficina Regional de Educación para América Latina y el Caribe (OREALC/UNESCO Santiago), con la participación de los representantes de los 16 países que formaron parte de esta investigación: Argentina, Brasil, Colombia, Cuba, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana y Uruguay.

 

Según UNESCO, en 2021 se debe priorizar el diagnóstico en las escuelas de América Latina

Qué es el ERCE

El ERCE 2019 es el cuarto estudio que realiza el Laboratorio Latinoamericano de Evaluación de la Calidad de la Educación (LLECE) de la UNESCO desde que inició su trabajo, en 1995. En su aplicación, efectuada en 2019, antes de la pandemia, participaron más de 160 mil niños de la región que se encontraban cursando 3o y 6o año de primaria.

El estudio evaluó su desempeño en las áreas de Lectura, Escritura, Matemática y Ciencias. Además de las pruebas, se aplicaron cuestionarios a los estudiantes, docentes, directores, madres y padres de familia, para recabar información sobre el contexto en que se desarrollaron los aprendizajes. Junto con ello, por primera vez, se incorporó un módulo sobre habilidades socioemocionales, cuyos resultados serán presentados el 16 de diciembre de 2021.

- Publicidad -

Deja un comentario