Redes sociales: consejos para un regreso a clases responsable

Desde Sobre Tiza, les ofrecemos algunos consejos y alertas sobre usos no apropiados de estas herramientas en el ámbito escolar.

0
579

El contexto de aislamiento social, preventivo y obligatorio exigió a todas las instituciones educativas encontrar nuevas formas y canales para comunicarse. Las familias, docentes y estudiantes también tuvieron que adaptarse rápidamente a estos cambios.

En este marco, aquellas escuelas que venían transitando un proceso de digitalización, aceleraron la toma de decisiones. Pero en otros casos, las medidas implementadas resultaron más improvisados. No fueron pocas las instituciones que, ante la necesidad de responder rápidamente a los desafíos que impuso la pandemia, recurrieron a los canales más frecuentados por su comunidad: las redes sociales.

Más allá de la gran cantidad de soluciones y plataformas gratuitas o pagas disponibles en el mercado, las redes sociales sirvieron para informar a la comunidad sobre las diferentes medidas y actividades que se realizarían. Pero, ¿son el canal más adecuado? ¿qué aspectos debemos tener en cuenta para hacer un uso responsable? O también, como señala Cristóbal Cobo, ¿aceptamos las condiciones que nos proponen las redes para usar nuestra información? 

Desde Sobre Tiza, les ofrecemos algunos consejos y alertas sobre usos no apropiados de estas herramientas:

Cursos gratuitos sobre ciudanía digital y más
Conocé la oferta de cursos gratuitos sobre ciudadanía digital y más de Profuturo Solutions, haciendo clic en la imagen.

Para familias

1. Durante marzo hemos visto en las redes un sinfín de fotografías de estudiantes de todas las edades en su primer día de clases. Tengamos en cuenta que en una sola imagen estamos brindando mucha información (escuela o colegio, nombre, ubicación) que pone en jaque la privacidad, sobre todo de los más chicos, a quienes terminamos exponiendo sin su consentimiento.

Consejo: seamos prudentes con las fotografías, cuidemos los datos sensibles y evitemos exponer a nuestros chicos y chicas a situaciones que ellos no pueden controlar. Se pueden desenfocar el logo de la escuela, no etiquetar la ubicación, no poner datos que feciliten la identificación de los menores a cargo.

2. Las redes sociales no siempre son administradas internamente desde las escuelas, es por eso que no debemos pretender que nos respondan consultas vinculadas a gestiones que deben ser realizadas a través de otros canales como el cuaderno de comunicaciones, las plataformas de gestión, etc. Por ejemplo: retiros anticipados de un alumno o alumna, pedidos de calificaciones, quejas por situaciones conflictivas entre compañeros y/o con docentes, etc.

Consejo: tengamos siempre a mano los accesos a cada canal de comunicación con la escuela y diferenciemos los usos que tienen. Esto nos ahorrará tiempo y también muchos dolores de cabeza.

Para escuelas

1. Muchas escuelas estás usando las redes para compartir resultados de sorteos de vacantes y publican los listados. En esos listados aparece la información muy específica que no debería publicarse sin recaudos: nombre y apellido de estudiantes, dni, escuela, curso. Todo esto vulnera la privacidad de los estudiantes y también su seguridad.

Consejo: crear canales seguros para informar de los sorteos a las familias. Las redes nos pueden ayudar a anunciar que los resultados están disponibles e invitar a las familias a que accedan a una plataforma o espacio seguro y controlado por la escuela.

2. Cada vez es más frecuente utilizar fotografías de actos y actividades de sala para contar lo que los estudiantes hacen a través de las redes sociales. Si bien las escuelas suelen solicitar a las familias la autorización para el uso de imágenes en las que se pueda identificar a niños y niñas, sumamos dos consejos más:

Consejo 1: aprovechar las reuniones con las familias para despejar todas las dudas en relación con cómo se gestionará el uso de esas imágenes y cuáles serán los requisitos para utilizarlas.

Consejo 2: configurar adecuadamente las condiciones de privacidad de los perfiles institucionales, e incluso de cada publicación. Hay algunas que serán públicas y otras que pueden ser sólo vistas por la comunidad.

3. Si decidimos utilizar plataformas digitales de empresas para facilitar los procesos de comunicación, es fundamental que se consulte específicamente por los procesos de recopilación de datos de estudiantes, familias, docentes y directivos.

Consejo: pidamos a los proveedores de la escuela que sean igual de responsables que nuestra institución en el manejo de los datos. De ser necesario, se puede convocar a una reunión con las familias para presentar opciones de proveedores y que haya una consulta abierta antes de tomar la decisión final.

Si tienen más consejos o buenas prácticas, los invitamos a compartirlos en la sección de comentarios de esta nota.

- Publicidad -

Deja un comentario