Desarme nuclear: inicia un nuevo capítulo del compromiso global con la paz

Hoy, 22 de enero, entra en vigor la Ley del Tratado para la Prohibición de Armas Nucleares, avalado por la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en julio de 2017 con la aprobación de 122 países.

0
495

Los millones y millones que se gastan en modernización de arsenales de armas nucleares podrían ser utilizados en otras aristas que necesita la población: salud, educación, obras públicas, etc”, afirma María Pía Devoto miembro de Campaña Internacional para la Abolición de las Armas Nucleares (ICAN) y coordinadora de la Red de Seguridad Humana de Latinoamérica y el Caribe (SEHLAC).

Lo dice porque hoy, 22 de enero, entra en vigor la Ley del Tratado para la Prohibición de Armas Nucleares, avalado por la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en julio de 2017 con la aprobación de 122 países. Este Tratado prohíbe el uso, desarrollo, producción, prueba, estacionamiento, almacenamiento y amenaza de uso de tales armas que será ley internacional porque 50 estados parte firmaron y ratificaron.

Según el informe de ICAN, en 2019, las nueve naciones nucleares del planeta gastaron en 2019 alrededor de 72.900 millones de dólares en las más de 13.000 armas atómicas que acumulan. Esto equivale a un gasto de 138.699 dólares en armas nucleares cada minuto de 2019, lo que supone un aumento de 7.100 millones de dólares (un 10%) en comparación con el 2018.

El Tratado de Prohibición de Armas Nucleares es un instrumento más en la arquitectura de desarme nuclear y un gran paso hacia una completa eliminación de este tipo de armas. Así ha sucedido con otras armas de destrucción masiva, como las armas biológicas y las armas químicas. Para entrar en vigor requirió de la ratificación de 50 países, objetivo que se cumplió en octubre de 2020 con la firma de Honduras. Tras este hito, el Tratado debe ser puesto en vigencia en los siguientes 90 días, que se cumplen este 22 de enero.

América Latina ha sido pionera en prohibir las armas nucleares en toda la región en el año 1967. Si bien la Argentina ha suscripto a este acuerdo de 1967, desde SEHLAC, ICAN y Amnistía Argentina, remarcan la importancia de que Argentina también firme el nuevo Tratado Global de Prohibición de Armas Nucleares del 2017, que se convertirá en Ley internacional el día de hoy.

Las armas nucleares son las más inhumanas e indiscriminadas jamás creadas; tienen consecuencias humanitarias y ambientales catastróficas; algunas inmediatamente después de su uso y otras que dañan por generaciones”, comenta la coordinadora y especialista en temas de seguridad internacional y no proliferación, desarme, control de armas y género.

Por su parte, Mariela Belski, directora ejecutiva de Amnistía Internacional Argentina, afirmó: “Este es un momento histórico en la lucha por un mundo libre de los horrores de las armas nucleares. Amnistía Internacional apoya el trabajo de la Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares (ICAN) para impulsar el apoyo de la comunidad internacional a este tratado y vigilar su aplicación. Es clave que Argentina y todos los Estados se pongan del lado de los derechos humanos y adhieran a esta normativa, un importante antídoto contra el uso, la posesión, producción y transferencia de armas nucleares

- Publicidad -

Deja un comentario