Así lo expresó Magdalena Fernández Lemos, Directora Ejecutiva de Enseñá Por Argentina, durante la realización del reciente Seminario Inicial de Formación brindado por la Fundación.

Durante el mes de enero, la Fundación Enseñá Por Argentina desarrolló su 10º Seminario Inicial de Formación (SIF) para los 33 jóvenes profesionales y docentes seleccionados para participar durante dos años del Programa de Liderazgo de la organización.

Los participantes conformarán la camada 2020 de Profesionales de Enseñá por Argentina (PExAs) y estarán desempeñándose en comunidades educativas de la Ciudad de Buenos Aires, Provincia de Buenos Aires y Neuquén.

El SIF, que es la primera instancia de capacitación del Programa, consistió en diversos talleres y espacios de formación coordinados por tutores que forman parte activa del equipo y contó con la participación de Alumni y PexAs de años anteriores. El Seminario buscó promover en los PExAs la reflexión en torno al problema de la desigualdad educativa en Argentina, comprometiéndose a asumir un rol activo para generar oportunidades de cambio sistémico. Además, les permitió desarrollar competencias y conocimientos pedagógicos que les posibiliten promover transformaciones en el aula y la comunidad. También promovió el liderazgo de los PExAs a través de instancias de auto-conocimiento y reflexión personal y grupal y los involucró con el movimiento, su visión, misión, valores y compromisos.

En Enseñá por Argentina creemos que una de las particularidades más interesantes que tenemos, es que nos transformamos juntos. Cada SIF es una oportunidad para reimaginarnos y dar comienzo a un camino de construcción conjunta”, afirmó Magdalena Fernández Lemos, Directora Ejecutiva de la Fundación y agregó: “Cada SIF es distinto pero aún así siempre logra ser fundante”.

Durante dos años, los graduados universitarios y profesores de educación primaria y media seleccionados se sumarán a escuelas que se encuentran en contextos de vulnerabilidad educativa, y colaborarán con el dictado de clases y proyectos dentro del aula, procurando así generar igualdad de oportunidades entre los estudiantes.

Personalmente siento que esto fue algo que yo estaba necesitando. Muchas veces me sentí agobiada con las dificultades en el aula, y no entendía qué más debía hacer. Me siento ahora con deseos de poner en práctica lo aprendido y me anima saber que tendré cerca a una tutora que me escuchará y podrá guiarme para resolver situaciones en las que debo progresar”, expresó Mónica Elizabeth Barros, PExA de Neuquén.

Por su parte, Romina Vallejos, PExA de Buenos Aires, concluyó: “Me encantó el programa que plantearon en cuanto a contenidos, me sirvio mucho la observación de los tutores y compañeros durante la parte práctica (talleres) y la devolución constructiva para observar mejor las oportunidades de mejora. La verdad es que superó mis expectativas,y me permitió reafirmar que sí quiero ser parte de ExA”.

Deja un comentario