Cultura pop, videojuegos y cómics en Ready Player One

0
1009

Allá en 2011, Ernest Cline publicó su primer libro donde demostraba que es mucho mejor vivir en una realidad virtual que en la realidad misma. Un libro que narraba la intensa búsqueda de un increíble tesoro dentro de un futuro no muy lejano, junto con constantes referencias al mundo del cine, los videojuegos y los cómics. Considerado una carta de amor a las décadas del 70 y 80, sigue juntando fanáticos hasta el día de hoy. Ese libro es Ready Player One y ha alcanzado una de las metas de todo best-seller: tener una adaptación cinematográfica. ¿Y quién mejor para dirigir una odisea juvenil llena de referencias a la cultura pop que alguien que creó o participó en las obras que la definen? Así es, estamos hablando de Steven Spielberg. Cline cumplió el sueño del pibe.
La historia de Ready Player One (2018) nos sitúa en el año 2045 en un mundo echado a perder por una enorme depresión, contaminación y sobrepoblación. La gente vive como puede pero, para alejarse de la cruda realidad, se adentran al OASIS, un juego de realidad virtual donde todo es posible. El creador de OASIS y fanático de la cultura de los 80, James Halliday (Mark Rylance), anuncia antes de su muerte que dentro del juego hay tres llaves escondidas que llevan a un huevo de pascua (o easter egg que es como generalmente se les llama a los guiños, referencias o secretos escondidos dentro de un videojuego o película). Quien encuentre dicho huevo de pascua, se ganará medio billón de dólares y el control total de juego. De esta manera, todo el mundo se une a la búsqueda, entre ellos el protagonista Wade Watts (Tye Sheridan), o Parzival según su avatar, y sus amigos Art3mis (Olivia Cooke), Hache (Lena Waithe), Daito (Win Morisaki) y Shoto (Philip Zhao). Obviamente, la cosa se pondrá peluda porque no solo deberán enfrentarse a los desafíos que les impone el juego sino también al ejército de IOI, una compañía dirigida por Nolan Sorrento (Ben Mendelshon) que busca hacerse del control del OASIS para sus propios fines económicos.
Como toda adaptación, la película posee varias diferencias en comparación al libro; no solo por las típicas libertades argumentales que se toma el director para contar su versión sino también porque era imposible usar todos los personajes (algunos fundamentales) que se usan en el libro por temas de derechos que poseen otras industrias. Aun así, esto termina beneficiándola debido a que le da un ritmo más rápido y actualidad, lo cual atrae a un mayor público que no necesariamente tuvo que haber visto cada película de culto o saber quién es Ultraman para poder disfrutarla. Se pueden apreciar guiños desde Galaga para Atari 7800 hasta Overwatch, desde Citizen Kane hasta las tortugas ninja de Michael Bay. Hay tal cantidad de referencias que enloquecerían a cualquier fanático, más que nada porque pasan tan rápido que se necesitaría verla en cámara lenta para hacer una cacería de easter eggs como corresponde y hasta (¿Por qué no?) hacer una competencia entre tus amigos para ver quien encuentra más.
Como ya dijimos, la historia tiene un ritmo rápido lleno de acción y comedia. Los efectos especiales están muy bien pulidos y crean un increíble mundo virtual con gráficos no muy exagerados como para mantener esa diferencia con el mundo real, el cual siempre se muestra gris y sucio.
Respecto a los personajes, no hay nada que los diferencie del típico héroe, guerrera, villano de turno o mejor amigo que se lleva todos los chistes. Las actuaciones tampoco ayudan a mejorar las visiones de estos personajes, ya que la mayor parte de la película está digitalizada pero, al tener una buena captura de movimientos y expresiones faciales, es más fácil relacionarse con los personajes que con los avatares de los videojuegos que usualmente son lentos y algo tiesos.
En definitiva, Ready Player One (2018) compite como una de las obras más ambiciosas de Spielberg y cumple con su objetivo de llegar a la juventud actual y acercarlos a la cultura popular. Es una película entretenida para toda la familia pero especialmente dedicada a los amantes de los videojuegos, películas y demás cosas.

- Publicidad -

Deja un comentario