- Publicidad -Olimpíadas Matific

Es sabido que una de las estrategias para promover el aprendizaje en niños y jóvenes –y también adultos- es la instancia del juego. Cada juego nos propone desafíos, conocer una dinámica compuesta de reglas, instrucciones, pero además nos presenta una serie de problemas a resolver para poder seguir avanzando. Algunos nos permiten desarrollar habilidades y competencias lógico-matemáticas, otros se enfocan en el trabajo en equipo y así existen una diversidad de dinámicas y propuestas lúdicas que acompañan a grandes y chicos en sus procesos de enseñanza y de aprendizaje.

En esta línea avanzó Rita Marini, psicopedagoga y fundadora de ATIR Aprender Jugando, quien a partir de su experiencia profesional creó un juego de cartas para incentivar el desarrollo de distintas habilidades como atención, memoria, concentración, habilidades lógico-matemáticas (cálculo mental, suma, resta, multiplicación, fracción, par/impar, mayor/menor y seriación), funciones ejecutivas (anticipación, automonitoreo, memoria de trabajo, selección, aplicación de estrategias, flexibilidad y reversibilidad del pensamiento) e integración social.

El juego se compone de un mazo de 48 cartas que se pueden combinar para crear 10 opciones de juego de diferente complejidad. Esta propuesta está pensada para chicos mayores de 5 años, pero no deja afuera a los jóvenes y adultos, quienes pueden aprovecharlo para mejorar sus habilidades y también compartir un grato momento en familia. Pueden conocer más acerca del juego y dónde conseguirlo en la página de Facebook de ATIR.

Según explicó Marini a Sobre Tiza, actualmente las cartas tienen tres tipos de públicos posibles. En primer lugar las familias, quienes pueden utilizar las cartas no solo como un desafío para fortalecer su memoria o trabajar competencias, sino también como entretenimiento. También las escuelas pueden aprovechar el mazo para incluirlo en actividades curriculares pero trabajándolas desde una perspectiva lúdica sin dejar de lado los contenidos de las materias obligatorios. Y en tercer lugar, también puede utilizarse el mazo en tratamientos de orden cognitivo.

- Publicidad -

Deja un comentario