Docente argentina premiada en el Foro Global de Educación de Microsoft

0
957

Una vez más, docentes de diferentes puntos del planeta se reunieron en el Foro Global de Educación de Microsoft con la intención de compartir sus experiencias innovadoras con sus pares y trabajar en diferentes proyectos pensados para los retos educativos del siglo XXI. En ese marco, Inés Busowsky, docente del Centro Polivalente de Artes de Tierra del Fuego, resultó ganadora del Lear-a-thon en la categoría Igualdad de Género.

En total fueron tres los docentes que viajaron para representar a la Argentina en el certamen del coloso del software. Cada proyecto era evaluado por el jurado de la compañía compuesto por especialistas y educadores. Olga Toledo de la escuela I.P.E.M n° 156 José Manuel Estrada de Córdoba, se presentó con su proyecto “Alfabetización informática de la tercera edad”, Irina Busowsky del Centro Polivalente de Arte de Tierra del Fuego con “ARTómico”, y Daniel Yesuron, de la escuela Tomás Alva Edison de Mendoza con “Desarrollo de aplicaciones para Windows 8” como parte de la iniciativa Educador Experto. También viajaron representantes de la Escuela Pública Digital Albert Einstein de San Luis como parte de la iniciativa Escuelas Innovadoras.

Si bien lo proyectos de cada uno de estos docentes no lograron los primeros puestos en el Foro, Busowsky formó poarte del equipo que se consagró ganador de Learn-a-thon, una actividad que dura 24 horas, en la que los docentes colaboran en equipos internacionales con la finalidad de crear un proyecto educativo innovador para los retos educativos del siglo XXI. Los docentes seleccionaron entre los siguientes temas: Sustentabilidad, Igualdad de Género y Pobreza.

Irina y su grupo de trabajo, compuesto por docentes de Indonesia, Canadá, Eslovaquia, Francia y Kenia, eligieron elaborar un proyecto sobre la Igualdad de Género que titularon “La nueva Toy Story, al infinito y más allá”. Su propuesta se basaba en que los alumnos de los seis países trabajen en el diseño de juguetes no sexistas, para acabar con los estereotipos desde la infancia.

“La idea es poder trabajar colaborativamente entre estos 6 países permitiendo que los estudiantes compartan sus experiencias durante la elaboración de los juguetes, compartiendo costumbres y tradiciones propias de cada de uno de estos países”.

Además, destacó que el trabajo resultó muy interesante, sobre todo al ver que aunque las culturas sean tan diferentes, pudieron trabajar en armonía, de una forma divertida con un objetivo claro, “lograr que en el siglo XXI la igualdad de género deje de ser un sueño para ser algo real”.

Deja un comentario