Santillana se prepara para la expansión de Sistema UNO en América Latina

0
888
- Publicidad -

El Grupo Santillana recibirá un préstamo de 25 millones de euros otorgado por la Corporación Financiera Internacional (IFC), miembro del Grupo Banco Mundial. El objetivo es “mejorar el acceso en América Latina a un currículum educativo de alta calidad basado en el desarrollo digital de contenidos, servicios y otras herramientas que permitan afrontar los retos educativos del siglo XXI”, según informó El Economista.

El grupo editorial se abocará a la expansión de su Sistema UNO, una combinación de contenido digital y hardware – preferentemente iPads- y la creación de sistemas de gestión del aprendizaje, de información y evaluación del estudiante y de formación permanente de profesores, alumnos y padres.

Sistema UNO fue creado en 2011 y actualmente llega a más de 240 mil estudiantes en México, Brasil y Colombia. Desde entonces la compañía ha invertido 40 millones de dólares. Mediante la expansión a otros países de la región, Santillana espera dar apoyo con esta propuesta educativa a 1 millón de estudiantes antes del final de la década.

Pablo Doberti, International Managing Director for Sistema UNO, subrayó que “la filosofía pedagógica de Sistema UNO como la necesidad de superar la pedagogía positivista, basada en la ´filosofía bancaria´ de la educación, donde el maestro deposita información en el cerebro del alumno, se asegura de que lo memorice y repita”.

Respecto al acuerdo, Miguel Ángel Cayuela, consejero delegado de Santillana, señaló que permitirá acelerar la expansión de Sistema UNO, ayudando a mejorar la calidad del sistema educativo y el desarrollo de competencias. “El apoyo de IFC es esencial para la expansión de nuestros proyectos de aprendizaje y para hacer accesibles los avances en innovación educativa al mayor número posible de estudiantes en América Latina y España, tanto del sector público como privado”.

Por su parte, Atul Mehta, director de la división global de Manufacturas, Agroindustria y Servicios de IFC, expresó que la enseñanza mediante el uso de herramientas digitales tiene un gran potencial para ampliar el acceso a la educación en los países en desarrollo. “Estamos particularmente interesados en que el proyecto UNO ayude a las escuelas a elevar la calidad de sus programas de enseñanza primaria, así como a desarrollar las habilidades que actualmente se necesita en los mercados laborales de América Latina”.

Según informó El Economista, IFC es el mayor inversor multilateral en el sector de educación privada en mercados emergentes. “El portafolio de IFC en proyectos del sector educación asciende a más de 550 millones de dólares, compuesto de 42 proyectos en 24 países, incluyendo algunos de los países menos desarrollados del mundo”.

- Publicidad -

Deja un comentario