“Nuestro objetivo es enseñar a los estudiantes a aprender, no sólo a utilizar las tecnologías”

2
1903
Judi Harris en el Encuentro EducaRed 2011
- Publicidad -

En el día de ayer, Judi Harris, una de las personalidades más relevantes a nivel mundial en la innovación educativa, encabezó una sesión sincrónica realizada en el marco del VII Encuentro Internacional de Educación de EducaRed. Su participación tuvo como eje la explicación del concepto TPACK y su aplicación práctica.

La especialista señaló que existen muchas maneras de pensar la calidad de la educación, y cuando se relaciona con TIC depende la situación se complejiza aún más. Para ello ofreció dos series de estudios con resultados diferentes.

La primera serie de ejemplos incluyó cuatro estudios que se realizaron en Estados unidos. Estos cuatro proyectos contemplaron políticas o iniciativas de provisión de equipamiento informático y de software educativo. Cada uno estuvo dirigido a diferentes tipos de establecimientos.

Uno de los cosas tuvo como escenario el Estado de Texas y fue realizado por el Departamento de Educación. Su objetivo era la instalación de conectividad inalámbrica en escuelas de estudios medios y así facilitar el acceso a Internet. No obstante, la conclusión a la que llegaron los directores de estos programas fue que no hubo avances estadísticamente significativos en lo que refiere a una mejora en el nivel de lectura o matemática.

El segundo caso fue el de un análisis económico de un programa gubernamental para proveer Internet a las escuelas de menores recursos. A pesar de varios años de implementación – comentó Harris- los directores de este programa determinaron que la inversión adicional en tecnología no tuvo ningún tipo de impacto en el aprendizaje final de los estudiantes. “No se pudo medir el impacto en ninguna materia”.

Otra iniciativa de este primer grupo se centró en brindar 16 paquetes de software educativo para Lengua y Matemática. En este proyecto, los estudiantes tampoco mejoraron sus notas significativamente luego de haber utilizado estas herramientas, aun cuando esos paquetes habían sido muy bien puntuados por los académicos y la comunidad educativa.

El último caso tuvo lugar en Nueva York. En uno de los distritos escolares se habían entregado computadoras pero luego de 7 años de implementación el programa fue interrumpido porque no se pudo dar cuenta de un mejoramiento de los resultados educativos de los estudiantes.

“Es muy triste encontrar estos resultados” afirmó Harris, y procedió a la segunda serie. En este caso, los programas se centraron en la capacitación y desarrollo profesional del cuerpo docente de cada uno de los establecimientos a los que llegaban los programas.

El programa e-MINTS de tuvo como eje el desarrollo profesional de docentes de educación primaria, con el objetivo de ofrecerles formación en el aprendizaje centrado en el estudiante. Se les además a trabajar con tecnología multimedia y otras a herramientas digitales de una forma auténtica. Después de 2 años de implementación este programa se pudo medir en base a los resultados de alumnos de profesores que participaban de la formación y de los que no. Los estudiantes de los profesores del programa obtuvieron mejores resultados Matemática y Ciencias.

El segundo caso fue el del proyecto Freedom to Learn, de Michigan, que contempló la entrega de equipamiento informático pero sólo a estudiantes cuyos profesores estaban siendo capacitados para integrar herramientas tecnológicas para dar sus clases.

Otro caso ocurrido en Texas, invitó a que los docentes participaran de programas de actualización profesional utilizando herramientas multimediales y digitales. En este caso, lo que se obtuvo fue una mejora en la disciplina de los alumnos.

Harris interpeló a los usuarios que participaron del debate y todos acordaron en que el desarrollo profesional de los docentes, además del acceso a equipamiento, es lo que provocó resultados tan disímiles entre una serie y la otra.

No obstante, muchos de los comentarios resaltaron que la falta de recursos y herramientas, es un factor que contribuye a que los proyectos se frustres. “Hay que intentar sacar el máximo potencial de las herramientas que tenemos y tratar de concentrarse en emplear el tiempo en cómo integrarlas a su práctica como docentes. No se trate sólo de alfabetización digital, de la enseñanza de la herramienta por sí misma”.

Mirar hacia adelante

El escenario cambió y el conocimiento que los docentes requieren para utilizar herramientas informáticas implica un proceso más complejo. “Nuestro objetivo es enseñar a los estudiantes a aprender, no sólo a utilizar las tecnologías, que aprendan a aprender”, afirmó Harris.

Por otro lado, el conocimiento que necesitan los docentes es el TPACK. Una combinación de conocimientos tecnológicos, pedagógicos y de contenido. “No deberíamos tratarlos por separado, sino que debemos entender la relación de estos tres elementos. En la intersección de los tres se da la combinación supone en sí mismo un conocimiento importante para el docente”.

Pero ante la resistencia de algunos docentes que por diversas razones se oponen a utilizar tecnología en su práctica, Harris señaló que es necesario hacer notar a los profesores que lo que se pretende es enseñarles cómo enseñar mejor a sus estudiantes y esto genera que acepten las de otra manera. “Pero también es necesario convencer a todos los colegas de planificar primero y luego elegir las herramientas. No hay nada más fácil de decir que los jóvenes usan mejor las tecnologías que los adultos”.

TPACK
TPACK
- Publicidad -

2 Comentarios

  1. Estoy plenamente de acuerdo. Para abordar el proceso enseñanza-aprendizaje el docente debe tener en claro los contenidos que necesita trabajar, dominio pedagógico y destreza tecnológica. Este es el perfil del docente del siglo XXI. Considero que no se está trabajando en la formación docente lo suficiente.

    • Estoy completamente de acuerdo, si no tengo los valores que un buen cibernauta debe poseer, es posible que no le de el uso correcto a la tecnología y este en busca de basura.

Deja un comentario