Canticuénticos, el grupo santafesino de música para niñas y niños, que lleva acumuladas 245.000.000 de vistas en YouTube, cierra el año con doble lanzamiento: por un lado presenta su quinto álbum, “A cocochito”, que incluye 15 canciones propias, algunas de las cuales han sido compartidas por el grupo en las redes durante los últimos meses de pandemia y han sido recibidas con halagos y miles de reproducciones.

Por otro lado, este estreno es acompañado por otro lanzamiento, el del octavo libro de la colección Canticuénticos en papel (co-editado por Gerbera Ediciones): “A cocochito”, con el texto de la canción que da nombre al disco y con ilustraciones originales de Estrellita Caracol. La colección ya lleva editados 60.000 libros.

Algunas de la canciones del nuevo disco son:

Abre con “A cocochito”, una canción que  contagia ganas de bailar al ritmo de un paseo vallenato y que dice “Para sentir el viento, para tocar hojitas, para probar un rato cómo se ve el mundo ahí arriba”.

Le sigue “Si viene de la tierra” para seguir bailando, esta vez al ritmo de una cumbia colombiana y pensando acerca del consumo responsable y el cuidado del ambiente.

¡Qué suerte, qué risa!” es un huayno que propone valorar las cosas simples y positivas de la vida, hasta en los momentos más difíciles.

Firulé” es la cuarta canción, que con ritmo de candombe cuenta la historia de un simpático personaje e invita a jugar y completar las últimas sílabas de las frases.

Pañuelito blanco” es otro huayno, esta vez para homenajear a las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo. Tiene su correlato en libro, lanzado en febrero de 2020.

Luego es el turno de la “Zamba para aprender a caminar”, una dulce y profunda composición que desde el respeto y el amor se convierte en una “guía” para aprender a caminar por la vida con libertad y responsabilidad.

Suena una milonga en “Canción de las urgencias” y un merengue venezolano con un arreglo maravilloso de Matías Marcipar en “Mi mandarina”.

Vamos a plantar” es una canción inspirada en el  vínculo de Canticuénticos con la fundación Bosques Nativos Argentinos. Canta sobre la necesidad urgente de cuidar los bosques nativos como acción fundamental para sostener la biodiversidad y mantener un planeta habitable.

Canticuénticos va más allá de la música y es también sinónimo de lectura: “Canticuénticos en papel” es una colección de libros que incluye las letras de algunas canciones y cuenta con ilustraciones de Estrellita Caracol, que a su vez comparten con la música de Canticuénticos el amor por el trabajo artesanal y una atención a los detalles que alimenta diferentes miradas y escuchas. “El mamboretá”, “El monstruo de la laguna”, “Noni-noni”, “¿Por qué, por qué?”, “Quiero para mí”, el tan necesario “Hay secretos” (material tomado para la ESI) y “Pañuelito blanco” son los primeros siete títulos de la colección. Ahora llega “A cocochito”, el octavo libro, sobre la canción del nuevo disco que le da el nombre al flamante material.

Deja un comentario