- Publicidad -Olimpíadas Matific

Con el fin de explorar y comprender las vivencias de los y las jóvenes de entre 13 y 18 años de sectores medios y populares del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), Chicos.net, con apoyo de Facebook y expertos de distintas disciplinas, llevó adelante entre julio y agosto de 2020 una exhaustiva investigación cualitativa. El estudio revela el impacto del acceso a la tecnología en las experiencias de los y las adolescentes, su acceso a la educación, sus expectativas para el futuro, y la profunda disparidad de recursos durante el aislamiento social obligatorio.

A través de entrevistas y consignas lúdicas, los y las protagonistas de este estudio y sus familiares comparten los efectos de la pandemia en sus vidas cotidianas. Si bien participantes de sectores medios y sectores populares coinciden en que el aislamiento los llevó a valorar la salud y el estar más con la familia, se evidencian los efectos de la brecha digital. Tener wi-fi, celular o computadora es lo que marca la diferencia a la hora de estudiar y de relacionarse con las demás personas.

La investigación exploró las percepciones de los y las adolescentes sobre el uso y el acceso a las tecnologías, y las mediaciones que éstas permiten con la escuela, la salud y los vínculos. En síntesis, el estudio concluye que el mayor peligro de la tecnología no es el exceso de tecnología, sino la falta de acceso.

Hallazgos y conclusiones para reflexionar:

●     Durante la pandemia, la tecnología aumentó su grado de protagonismo en la sociedad. Acceder a ella resulta clave para estar y sentirse socialmente incluidos. Sin tecnología los y las adolescentes se sienten “fuera del mundo” (de la escuela, de los amigos, etc).

●     Esta realidad afecta en mayor medida a los y las adolescentes de sectores populares, que corren riesgo de quedar fuera del sistema educativo por no contar con los dispositivos, conectividad, apoyo familiar o docente que requieren para continuar con su escolaridad.

●     El principal medio de comunicación de la escuela con los y las adolescentes de sectores populares es Whatsapp. Sin embargo, el uso compartido de dispositivos en las familias dificulta la fluidez de diálogo con los profesores y profesoras, por lo que los y las adolescentes pierden contacto con lo que sucede en la escuela, lo que les genera la sensación de estar excluidos/as.

●     Docentes y equipos directivos de las escuelas de los barrios populares, así como las organizaciones de base, intentan generar iniciativas para compensar estas fallas estructurales. Para los sectores populares ir a la escuela es mucho más que aprender. Es sentirse parte y ser parte de la sociedad.

●     Madres y padres de sectores populares no suelen contar con la información adecuada o con los recursos para sostener el cuidado de la salud familiar.

●     Las familias de los y las adolescentes de sectores medios se encuentran preocupadas por el bienestar y el estado anímico de sus hijos. En los sectores populares las madres y padres cuentan con menor disponibilidad de tiempo y recursos para ocuparse del bienestar de sus hijos e hijas en este sentido.

●     En relación con sus amigos y amigas, los jóvenes de sectores medios manifiestan la importancia de la tecnología para conectarse con ellos para conversar, chatear, festejar cumpleaños, aunque sienten que este tipo de comunicación “no es suficiente”. La necesidad de  contacto físico y afectividad se manifiesta como los aspectos que más añoran y extrañan en esta cuarentena. Pese a ello, se registra que en los sectores medios en menor medida han organizado encuentros presenciales o caminatas breves con sus amigos y amigas por temor al contagio y por cumplimiento del aislamiento”. 

Las y los adolescentes de ambos sectores imaginan un mundo que no volverá a la “normalidad” hasta que exista una vacuna. En los sectores medios, predomina el deseo pero a la vez el triste convencimiento de que el mundo no va a haber aprendido verdades profundas que le permitan realmente cambiar la sociedad. En los sectores populares predomina la creencia en el poder de la solidaridad comunitaria, en la que sociedad civil y Estado deben jugar un papel preponderante: garantizar el derecho a la dignidad humana, la salud, la educación, la cultura y la tecnología, contemplando la diversidad geográfica, socioeconómica, cultural y de género.

Marcela Czarny, Directora de Chicos.net asegura que “lo que pone en evidencia esta investigación de un modo crudo es que, hoy en día, el acceso a Internet es vital para la vida de los y las jóvenes. Las y los chicos que no acceden a la conexión no es que “disminuyen” su posibilidad de educarse o conectarse con el mundo exterior: en época de pandemia, no tener Internet es caerse del sistema. Realizamos esta investigación con la convicción de que la voz de niños, niñas y adolescentes está invisibilizada, no se los escucha en primera persona. El objetivo fue que puedan expresar sus sentimientos, deseos, ideas y mayores frustraciones”.

Sergio Balardini, especialista en juventud y Docente FLACSO y UNAHUR: “El estudio de Chicos.net nos trae a la vista las condiciones y modos de sobrellevar la pandemia por parte de chicas y chicos de diferentes sectores sociales, no siempre visualizados como merecen. Se observan mundos que se distancian. Se reparte mal, injustamente, y no se alcanza a cumplir los derechos de todos y todas. Se expone la consolidación de una sociedad desigual que las y los jóvenes reconocen, pero de la que aún así, esperan algo más”. 

“Esta realidad que confirma las terribles asimetrías que existen en la sociedad argentina y que perjudican a una gran parte de los niños y jóvenes en edad escolar es desoladora. Hay un abismo que se está agigantando entre aquellos que tienen acceso a educación de calidad y aquellos que prácticamente no han tenido contacto con sus docentes ni con sus compañeros de clases durante el período de confinamiento. Las consecuencias de este drama pueden ser irreversibles y gravísimas”, asegura Paula Sibilia, escritora e investigadora. 

“Desde Facebook estamos trabajando constantemente para conectar a las personas. En esta oportunidad, colaborar con organizaciones como Chicos.net nos permite entender con mayor precisión la situación que atraviesan los adolescentes y seguir generando iniciativas para ayudar a crear un ambiente en el que se sientan seguros y encuentren el apoyo que necesitan durante este período de aislamiento”, dijo Daniele Kleiner gerenta de bienestar de Facebook.

- Publicidad -

Deja un comentario