Alumnos residenciales, una modalidad que sigue vigente

Por Leonardo Barceló, Director de alumnos residentes de St George´s College.

0
207

Hace varios años se escuchaba como algo más usual la modalidad de alumnos residenciales, alumnos que permanecían en el colegio de forma permanente. Hoy ya no es algo tan habitual en nuestro país, pero sigue existiendo en la ciudad de Quilmes, Buenos Aires, y, de hecho, da la posibilidad a las familias de garantizar una educación y una formación de altísimo nivel para sus hijos. Para quienes quieran tener una experiencia internacional como preparación para un posible futuro internacional universitario, para alumnos internacionales que deseen tener un contacto cercano con la cultura argentina, o aquellos que, por situaciones geográficas o familiares, deciden continuar sus estudios en un sistema de Educación Residencial que garantice un mejor progreso académico. Esta modalidad no es una opción sólo para los que viven lejos de Buenos Aires. Es también para aquellos alumnos quienes a veces viajan dos o más horas al día hacia y desde el colegio, y se les ofrece así la oportunidad de hacer un mejor uso de su tiempo. En esta misma línea, nuestra ocupación actual está compuesta por un 38,5% de estudiantes internacionales; un 42,3% de estudiantes de CABA y Gran Buenos Aires; y un 19,2% de alumnos del interior del país.

Los alumnos residenciales son aquellos alumnos que no sólo reciben una formación académica, sino que además cuentan con instalaciones y servicios para permanecer toda la semana y vivir, asegurándose una educación bilingüe y de primera línea con constancia y continuidad en un ámbito seguro, cálido y amistoso para los residentes, que no sólo comparten habitaciones modernas, espaciosas y cómodas,  y se les anima a personalizar su propio espacio, sino también espacios comunes y extensos campos de juego y deportes, a través de los cuales se busca realzar el bienestar de los alumnos, con el propósito de construir un sentido de comunidad, pertenencia, orgullo y logro fundamentales para su salud emocional.

Esta modalidad residencial ofrece una experiencia única a los alumnos, y desde ella se busca promover su desarrollo integral, estimulando su participación. Los residentes se benefician inmensamente de la amplia gama de actividades de enriquecimiento que se brindan, como viajes de sociabilización, excursiones culturales y de entretenimiento, club de deportes de Hockey, Rugby y Cricket con entrenamientos durante la semana luego del horario escolar y partidos los fines de semana, entre otras posibilidades.

Asimismo, creemos de gran importancia que la filosofía residencial ponga énfasis en el concepto de comunidad familiar y formación del carácter, mientras que al mismo tiempo promueva la responsabilidad de cada individuo/estudiante en las elecciones de su día a día. Además de estar en contacto permanente con sus padres, todo el equipo a cargo de estos alumnos está pendiente de su bienestar general y felicidad.

Deja un comentario