Cazacuentos: un lugar mágico para disfrutar y aprender en familia

Se trata de una propuesta llevada adelante por dos realizadoras audiovisuales que produce animaciones infantiles en formato breve articulando diversos lenguajes. Una ventana de contenido artístico, divertido y seguro ideal para compartir entre grandes y chicos.

0
689
- Publicidad -

Entre las variadas dificultades que presenta la actual situación de cuarentena obligatoria está el entretenimiento y el aprendizaje de los más pequeños de la familia. Aplicaciones, juegos virtuales, películas, plataformas educativas, videos, todo sirve a la hora de aquietar las ansias por salir. Dentro de todas las opciones que circulan por la web, se destaca  Cazacuentos, una plataforma que ofrece animaciones infantiles breves producidas a partir de cuentos y canciones.

Una de las características que destaca al proyecto es la fusión entre la narrativa, la ilustración y la animación que, en conjunto, proponen formas poéticas y dramáticas distintas. Su catálogo incluye canciones, cuentos, cortos audiovisuales y videos educativos.

La colección de cuentos está curada por Irene Blei, cineasta, animadora y docente, quien posee una importante trayectoria en la realización y dirección de programas de televisión, como Tenemos Derechos, serie de cortos realizados por niños. Por muchos años fue docente de la UBA y ha entrenado a jóvenes profesionales y a educadores en animación, técnicas de video y en cómo enseñar estas habilidades a los niños.

En el rubro canciones, se presentan temas de los discos Pororó y Cosa de chicos, del Quinteto Municipal de Cuerdas de Rosario animados por la Cooperativa de trabajo Animadores de Rosario.

Además, la colección Minicineastas presenta cortos realizados por niños que concurren al Taller de cine El Mate, espacio de creación audiovisual gratuito para niños y adolescentes de la Municipalidad de Vicente López, que surgió hace treinta años por iniciativa de Irene Blei. Con un modelo de escuela abierta, El Mate propone que los chicos experimenten lenguajes y procedimientos con libertad además de un trabajo en conjunto entre quienes están cursando y los que ya egresaron, quienes pueden incorporarse como voluntarios en actividades frente a grupos.

Las creadoras de Cazacuentos tienen una amplia trayectoria en las artes visuales. Silvia Badariotti  es productora, dirige y coordina proyectos vinculados al arte, la edición y la infancia. Fue responsable del envío a la Bienal de Venecia 2013 de Rapsodia Inconclusa, de Nicola Costantino y coordinó su estudio-taller por varios años. Creó Titilante, espacios de juego libre vinculados al arte y la experimentación. Es coautora de la colección Cómo hacer cine (Editorial Fundamentos, España). Por su parte,  Vanina Spataro trabaja en el campo audiovisual desde el año 2000, desempeñándose como asistente de dirección en cine, publicidad y televisión en Argentina, España, Chile, México, Uruguay, Colombia, Ecuador, Guatemala e India. En 2017 coordina la plataforma Tan Cerca, que transmite obras teatrales performáticas en streaming. En 2019 gana el Premio Opera Prima Nacional del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales. Forma parte de la Comisión Directiva de la Asociación La mujer y el cine y se desempeña actualmente como Productora Ejecutiva del Festival de Cine que se realiza anualmente en el MALBA, premiando y visibilizando a jóvenes realizadoras.

En diálogo con Sobre Tiza, Badariotti y Spataro nos contaron un poco más de la experiencia de Minicineastas y hablaron sobre las potencialidades de los nuevos lenguajes digitales y el tipo de aprendizaje que habilitan.

¿Cómo es la experiencia en el taller de cine? ¿Cómo surgió y cómo es el trabajo que se lleva a cabo allí?

El Taller de Cine “El Mate” tiene más de treinta años, surgió entre 1986 y 1987 por iniciativa de Irene Blei, por entonces reciente graduada del Profesorado Lenguas Vivas, muy involucrada en la educación y atenta a la inquietud de incorporar los medios audiovisuales como recurso y herramienta creativa en manos de niñas y niños. Inicialmente se llamó Taller de Cine Infantil, pero los mismos asistentes se apropiaron del nombre “El Mate”, formación que Irene Blei había constituido junto a Lucía Cano y otros cineastas interesados en el cine de animación unos pocos años antes. Hablamos de una época en la que no había siquiera videocassetteras, y el soporte utilizado era, efectivamente, la película cinematográfica. En aquel momento, vale aclarar que no había dónde formarse en animación, cualquier intento que se hiciera era experimental y autogestionado. El espacio de taller de cine infantil se hizo lugar en el Centro de Artes Visuales dependiente de la Municipalidad de Vicente López, para ganar en el transcurso de los años sucesivas actualizaciones, cambios, la incorporación de adolescentes, la formación de un equipo multidisciplinario, el intercambio con escuelas públicas y también la autonomía definitiva como institución independiente.

El taller, tal como está concebido, es gratuito, todas las actividades son inclusivas y ofrece un ámbito de creación y comunicación para niñas, niñas y adolescentes en el que se cultivan la libre expresión y el gusto por el trabajo grupal. Quienes asisten se asocian por afinidad y no por su edad, y durante las experiencias gradualmente incorporan recursos y seguridad para llevar adelante los proyectos de trabajo desprendiéndose de la intervención de personas adultas. El espacio sigue los modelos de una escuela abierta a la que se puede concurrir en horarios más extendidos según demande la tarea, o si se quiere profundizar en una especialidad determinada. Los grupos tienen pautados días y horarios de reunión, y una pareja de coordinadores a cargo de guiarles. Este dúo evita establecer un paralelismo  con los profesores en la educación tradicional, así como se evita hablar de alumnos. Se pondera el protagonismo  de quienes concurren, que adquieren así un rol activo y diligente.

¿Cuáles son las potencialidades que brindan los nuevos lenguajes para el acercamiento a los más chicos?

Los cuentos animados trasladan al lenguaje digital el contenido del universo narrativo infantil. Ese universo es el que queremos llevar al mundo online, eligiendo un material valioso, curado por especialistas, realizado y producido por gente talentosa. Cazacuentos apunta a dar visibilidad y divulgar cortometrajes de animación infantil, canciones y narraciones de todos los tiempos. Los niños acceden a una plataforma diseñada especialmente para ellos, permitiendo una navegación segura y sin riesgos de contenidos indeseables en el uso de Internet, un espacio para compartir en familia.

¿Qué tipos de aprendizaje habilita la fusión de estos lenguajes?

En la actualidad conviven lo digital con el libro papel y los niños acceden de manera natural a los dos universos. Alimentar al niño desde lo audiovisual es hoy más importante que nunca, porque el acceso a las pantallas en la infancia ha crecido enormemente, pero la calidad del material online es desapareja y, en algunos casos, inconveniente. Contribuimos a despertar la curiosidad por los cuentos, a convertir a los pequeños usuarios en cazadores de historias, a despertar la sensibilidad por otros formatos y estéticas, alimentando el consumo de material audiovisual de calidad.

La nueva generación es más sofisticada a la hora de ver contenido, son niños a los que les gusta ser sorprendidos constantemente, que tienen mucha información visual. En Cazacuentos pensamos que una buena historia para niños es una buena historia para todos, hay distintos niveles de comprensión o de apropiación de un material y todos son válidos.

¿Han hecho experiencias en escuelas?

Estamos organizando un concurso de cuento breve para niños de primaria, cuyo premio es la realización de un video de animación en base al cuento ganador y un taller de stop motion para todo el grado, en cada una de las tres categorías. Para ello, hicimos una alianza con Titilante −juegos vinculados al arte y la experimentación colectiva−, quienes vienen realizando estos talleres con resultados muy hermosos. También hemos hecho proyecciones en escuelas y centros culturales, es muy grato ver a los niños en contacto con este material, lo disfrutan. Desde Cazacuentos esperamos que los videos y canciones sean utilizados como material de apoyo en el aula y reproducido en diversos espacios y contextos.

 

- Publicidad -

Deja un comentario