Se entregaron los premios VIVALECTURA 2017

0
705
Andrés Delich, Director de la OEI Buenos Aires; Max Gulmanelli, Secretario de Gestión Educativa del Ministerio de Educación y Deportes de la Nación; Mariano Jabonero, Director de Educación de la Fundación Santillana; Ricardo Mariño, escritor y Presidente del Jurado Vivalectura 2017.
- Publicidad -Olimpíadas Matific

El viernes 4 de mayo, en el marco de la 43º Feria Internacional del Libro de Buenos Aires,  se celebró la ceremonia de entrega del 10º Premio Vivalectura, organizado por Fundación Santillana y cuyo objetivo es fomentar diversas experiencias de promoción de la lectura a lo largo del país. El acto de premiación contó con la presencia de Max Gulmanelli, Secretario de Gestión Educativa del Ministerio de Educación y Deportes de la Nación; Andrés Delich, Director de la Organización de los Estados Iberoamericanos (OEI), Oficina Regional Buenos Aires; Mariano Jabonero, Director de Educación de la Fundación Santillana; y el Presidente del Jurado del Premio, Ricardo Mariño.

Creado por el Ministerio de Educación de la Nación en 2007 y declarado de interés educativo y cultural por el Senado de la Nación en 2009 y de interés legislativo por la Cámara de Diputados de Formosa en 2010, el premio Vivalectura fue implementado con el propósito de fomentar y estimular las experiencias más destacadas que tienen como objetivo la promoción de la lectura. Pueden participar tanto escuelas de gestión estatal y privada como organizaciones no gubernamentales, organizaciones civiles, facultades y bibliotecas, entre otros agentes de la sociedad civil. Las categorías son: Escuelas de gestión estatal y de gestión privada, Sociedad, Estrategias de promoción de la lectura en entornos digitales y Estrategias de comprensión lectora en contextos de estudio.

En primer lugar, tomó la palabra Mariano Jabonero, Director de Educación de la Fundación Santillana, quién subrayó la importancia del certamen: “Argentina es líder en políticas de promoción de la lectura y queda demostrado una vez más en esta edición, la de mayor participación en la historia del certamen, con proyectos provenientes de todo el país”. A continuación, Andrés Delich, director de la OEI Oficina Regional Buenos Aires, destacó el papel de la lectura en la libertad de las personas: “Es un acto de plena libertad saber leer, comprender y disfrutar la lectura. Es un desafío construir el hábito de leer, con este concurso la OEI apuesta a construir lectores”.

Luego, el Presidente del Jurado, Ricardo Mariño, subrayó la novedad de muchos de los proyectos presentados en los cuales “había muchas experiencias creativas, diversas y realmente valiosas, novedosas para mí. Es lo que más rescato en una época difícil para pensar en promocionar la lectura, cuando no hay duda que es la lectura, y principalmente la de literatura, lo que nos permite accionar sobre la realidad y entender cuáles son nuestros intereses. Lo contrario a la enajenación es la lectura, el derecho personal a la interpretación”, destacó.

Por último, antes de la premiación a los ganadores del concurso, Max Gulmanelli, Secretario de Gestión Educativa del Ministerio de Educación y Deportes de la Nación, agradeció a la Fundación Santillana y a la OEI por la exitosa organización y coordinación de la décima edición de los premios y retomó la idea que Andrés Delich había mencionado al comienzo acerca de la libertad: “Los argentinos el pasado año celebramos los 200 años de nuestra independencia, que nos permitió lograr muchos derechos, pero la verdad es que en Argentina hoy tenemos una deuda con nuestra libertad. Porque no todos podemos alcanzar esa libertad que nos brinda la comprensión lectora. Esa deuda la tenemos que cancelar entre todos, porque todos llegamos hasta acá, y lo que encontramos esta tarde en este lugar, es sinónimo de esperanza. Este es un espacio para soñar”. Y continuó: “Tenemos la enorme oportunidad de resolver esas asignaturas pendientes. No podemos tolerar un mundo tan desigual. Y la lectura tiene mucho que ver con esa resolución. Los libros son una aventura fascinante para invitarnos al encuentro, para atrevernos a convivir.”

El concurso VIVALECTURA 2017  cerró con 575 inscripciones y 407 proyectos presentados, lo que significa un 24% más que en 2016. Este año fueron dieciséis los proyectos que resultaron galardonados. Los ganadores corresponden a las provincias de Santa Fe, Córdoba, Santiago del Estero, Buenos Aires y a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Los primeros puestos de cada categoría recibieron un premio de $30.000 (pesos argentinos), mientras que las Menciones de Honor fueron reconocidas con un premio de $10.000 (pesos argentinos). Además, los finalistas recibieron una pequeña biblioteca literaria de la colección Loqueleo de Santillana.

 

- Publicidad -

Deja un comentario