Cambio de roles y elementos para la transición

0
570
- Publicidad -

Lo urgente opaca lo importante. No hay frase que explique mejor mi ausencia durante estos meses en los que Caminando sobre tiza fue relegado a un costado de la lista de prioridades. Pero aquí estamos, y como no pretendo que este sitio sea una réplica de contenidos publicados en mi espacio laboral, traigo en esta ocasión un llamado a la reflexión desde varios artículos publicados tanto en Canal AR como en otros portales, y de la experiencia a de haber participado como espectador en el Segundo Foro de Docentes Innovadores que organizó Microsoft, junto a Educ.ar, el lunes pasado.

El otro día conversaba sobre la mezcla entre mis intereses personales y mis responsabilidades laborales. Educación y tecnología se fusionaron para, en parte, dar vida a este blog y creo que no es menor dar lugar a estos debates frente al escenario que plantea el mundo y, en nuestro caso, el país, sobre este tema. Las computadoras portátiles y la implementación de modelos 1 a 1 abrieron cuestiones que tocan de raíz una forma de enseñar que hace años parece resultar insuficiente para garantizar el aprendizaje y el interés de los niños y jóvenes. Pero nadie dice que es una tarea sencilla, y creo que es justamente la dificultad la que permite establecer un cambio en profundidad en el sistema educativo.

Recuerdo que conversando con Julieta Zuázaga Gutiérrez, gerente de Educación de Microsoft para Argentina y Uruguay, y Mariana Iribarne, gerente de Asuntos Corporativos de Intel Argentina, hice mención a que en algún momento serán los llamados Nativos Digitales los que tomarán el lugar de los docentes actuales en las aulas y el modelo cambiará por la misma inercia de la forma de ver y apropiarse de las tecnologías, pero ¿qué pasa en la transición? Creo que parte de la respuesta a la pregunta la obtuve de Luz Pearson en una entrevista que realicé hace unos días. La investigadora afirmó que la incorporación de TIC en la educación es un debate que se da desde el miedo, es decir tecnología sí o tecnología no. Creo que la resistencia es en parte lo que Luz comentaba, la angustia frente a una pérdida, la de la verticalidad del modelo actual. Pero cómo se pone en práctica un sistema horizontal, cómo un docente acostumbrado a estar “al frente” de una clase entiende que tiene que pasar a ser un facilitador y promotor de inquietudes para que la información desparramada en La Nube pase a ser algo más que un reservorio de contenidos y se convierta en una fuente de información para la generación de conocimientos.

En línea con el proceso de generación de conocimiento, es importante señalar lo que dijo Mara Brawer, subsecretaria de Equidad y Calidad Educativa de la Nación. La funcionaria afirmó que los docentes son profesionales que producen conocimiento, y por eso aquellos que innovan, que se capacitan, transmiten y generan redes, y crean un colectivo diferente en su rol como formadores de formadores. “Permiten sistematizar las experiencias y producir conocimientos que contribuyen a potenciar los proyectos educativos para toda la comunidad”.

Pero para lograr eso es necesario derribar algunas barreras, principalmente, la de la cooperación Entre Pares, como dirían desde Microsoft y Fundación Evolución. Pero sin formar parte de ninguna de esas dos organizaciones, Luz se inclinó en esa dirección subrayando que “sin colaboración la educación es una mentira. Si no nos ayudamos no aprendemos”.

Creo que esa colaboración entre los educadores, es parte del proceso que debería darse para afrontar la transición, que considero constante, al igual que la formación de los distintos actores de la comunidad educativa. No sólo son los alumnos los que van a la escuela con la intención de adquirir y generar nuevos conocimientos, sino que son los docentes y directivos los que día a día van aprendiendo de sus estudiantes sobre su forma de ser, de estudiar, de aprender, y de afrontar nuevos desafíos, tanto escolares como de su vida cotidiana.

Pero lo más triste puede ser lo que Luz menciona respecto del sistema educativo actual, su falta de objetivos sociales, y de las personas, que apuntan a objetivos individuales. “El sistema educativo así como funciona hoy, no satisface esta necesidad de aprendizaje personal y la buena noticia es que la tecnología puede ayudar a revertir esto: por ejemplo, una computadora por alumno favorece la personalización del aprendizaje”, dijo. La personalización versus la individualización de la educación es una diferenciación a tener más que presente a la hora de armar un nuevo plan educativo. No alcanza con sumar computadoras, aulas digitales, pizarras inteligentes, o cualquier otro dispositivo que, aunque en una primera instancia pueda convertirse en la “novedad” que vuelva a atraer a los chicos a la escuela, se convierta en una rutina que termine desgastando el modelo y vuelva a presentar las mismas falencias de raíz.

La modificación integral de la escuela como institución, como promotora de la innovación, la investigación y el conocimiento colaborativo, es un paso que va más allá de la herramienta que se utilice para lograrlo. Es, además de un cambio cultural en los actores de la comunidad, un giro de timón en la visión de los gobiernos, para que comiencen a ser partícipes de un cambio real, y que su participación pase por algo más que una folletería o manual de instrucciones insignificante para superar los desafíos de enfrentar el escenario, ese torbellino de conocimiento desparramado, desordenado, que son hoy los modelos 1 a 1.

Entrevista a Luz Pearson en Canal AR Parte 1 y Parte 2

Nota del Foro de Docentes Innovadores de Microsoft y Educ.ar

- Publicidad -

Deja un comentario