Perderle el miedo a “la hoja en blanco”

Una freestyler, un activista del clima, una pintora y un biotecnólogo se unen para inspirar a las nuevas generaciones a cumplir sus sueños.

0
485
- Publicidad -Olimpíadas Matific

Enfrentarse a lo desconocido causa pánico y miedo a no poder lograrlo, al igual que cuando se está frente a una hoja en blanco. Al mismo tiempo, todo lo que una persona tiene ganas de hacer surge de la nada y, para conseguirlo se tiene que enfrentar a esa incertidumbre. Eso genera una sensación de parálisis que solo se supera cuando se transforma en algo nuevo: una palabra, una frase, una carta, un dibujo o una historia.

En el mundo de hoy, la educación es el camino para cambiar la realidad y alcanzar las metas soñadas. Por eso, es momento de dar vuelta página y empezar de nuevo en una hoja en blanco, con todo por hacer.

Esto fue lo que llevó a Josefina, Eyal, Antonella y Jerónimo, cuatro jóvenes con realidades muy distintas, a transformar ese temor en algo positivo y motivador en pos de una sociedad mejor. De esta forma, ellos comprendieron que inspirándose, ayudan a muchos otros a que también escriban su propia historia.

Cada uno de ellos tiene un sueño por el cual se esfuerzan día a día para hacerlo realidad; y estas son sus historias:

Josefina Bolli (21 años), conocida en el ambiente del rap como NTC, aprendió freestyle a los 17 años y se convirtió en la primera mujer en llegar a las semifinales en la denominada “Batalla de los Gallos”, la competencia más importante de habla hispana. Cuando era chica sufrió bullying en la escuela y ahora lucha contra el machismo en el freestyle desde adentro.

Eyal Weintraub (19 años), cofundador de Jóvenes por el Clima Argentina, es uno de los nuevos referentes que buscan despertar conciencia sobre las consecuencias del cambio climático, llevando el tema a la agenda pública e instando a los representantes políticos a tomar acciones concretas sobre la problemática.

Antonella Semaán (29 años), artista plástica y pintora que nació sin brazos, desarrolló una sorprendente y necesaria habilidad con sus pies. A los 6 años descubrió que tenía un talento natural para el dibujo y la pintura y aprendió cómo suplir el trabajo de sus miembros superiores con los inferiores gracias a las terapias de estimulación temprana.

Jerónimo Batista Bucher (21 años), estudiante de Ingeniería electrónica y Biotecnología, destacado por la Universidad de Harvard y MIT como uno de los 100 Líderes del Futuro a nivel mundial. A los 18 años creó una máquina para fabricar vasos ecológicos hechos de algas para reemplazar a los descartables y hoy continúa trabajando en desarrollos sustentables para cuidar el planeta.

De esta forma, con los valores de la educación transformadora de hoy y bajo el lema “Tenemos todo por escribir”, los cuatro jóvenes protagonizan la nueva campaña de Rivadavia que busca potenciar a las nuevas generaciones llamándolas a quitarse el miedo a empezar de cero.

“Buscamos motivar a niños y jóvenes a vencer miedos y animarse a conquistar sus sueños tomando como inspiración las historias de Josefina, Jerónimo, Eyal y Antonella. Desde Rivadavia continuamos impulsando acciones para estar presentes en la vida de los argentinos potenciando cada oportunidad de aprendizaje, con confianza en lo que viene y con la certeza de que las mejores historias todavía están por escribirse”, comentó María Di Nápoli, Jefa de Producto de Rivadavia.

Así la marca con más de un siglo presente en la educación argentina refuerza su compromiso con la juventud y afirma una vez más que estas nuevas generaciones son las que cambiarán el futuro e impulsarán a otros a hacerlo también.

- Publicidad -

Deja un comentario