El cuerpo educador

0
668

Por Mariana Paola Ciceri, Directora de Mass Media Educación.

La pedagogía corporal, se relaciona a dos aspectos fundamentales que desarrolla cada formador: la capacidad de comunicarse con su grupo y la imagen que presenta frente a ellos. Nuestra imagen, la forma en que nos expresemos también educa, forma, guía y acompaña.

El proceso de enseñanza y aprendizaje a sufrido en los últimos años cambios que le han otorgado grandes beneficios y nuevas responsabilidades a los maestros, en la tarea de dar nueva significancia a nuestro trabajo y la forma de llevarlo adelante.

El lenguaje corporal habla por sí mismo y nos identifica frente a los alumnos, son varios los elementos que podemos tener en cuenta:

  • Nuestra mirada: Es fundamental que los estudiantes sientan nuestra mirada sobre ellos. Eso demuestra nuestro interés de que el mensaje llegue a todos, y reconoce a cada uno de ellos en un lugar y un tiempo de aprendizaje.
  • Impostar la voz: Esto significa dar nuestras exposiciones con criterio y compromiso, ya que no son sólo un contenido lo que transmitimos, sino actitud y responsabilidad en la tarea.
  • Sonreír: El placer de formar y demostrarlo con nuestros gestos, hace que los estudiantes se sientan más próximos y afiancen su relación con el docente.
  • Imagen Personal: Los alumnos son muy observadores. Los colores que utilicemos para vestirnos, así como lo cómodos que podamos trabajar en el espacio aúlico, crean un ambiente más distendido que facilita la expresión grupal.
  • Demuestra afecto: Cada estudiante, en cualquier nivel educativo,valorará y le será significativa la palabra de su docente, así como muestras de afecto que le den confianza, seguridad y promuevan su capacidad de acción.
  • Escucha: Promover la escucha activa en los alumnos es una consecuencia directa a saber escuchar. El proceso de enseñanza – aprendizaje requiere promover una escucha atenta, que se conseguirá relacionando los temas del currículo a la realidad más próxima de los estudiantes y su posterior capacidad de gestionar sobre ella.

Deja un comentario