Dispositivos tecnológicos y políticas de la representación

0
735
- Publicidad -

Un equipo de investigadores analiza el impacto de las nuevas tecnologías en las artes escénicas y audiovisuales, así como su incidencia en la reconfiguración de la percepción. Para llevar adelante el análisis se realiza un estudio que permite -a partir de una perspectiva transdisciplinaria- vincular la semiótica, la teoría del arte y la filosofía.

“Si consideramos que ciertos dispositivos ópticos poseen la potencia de revelar la condición histórica y política de los modelos de representación, es posible afirmar que la fotografía y el cine son las máquinas de visión que marcan el declive de la modernidad” señala a Argentina Investiga Yamila Volnovich, directora del equipo del departamento de Artes Dramáticas del IUNA que llevó adelante el trabajo.

Tanto el cine como la fotografía combinan discursos filosóficos, científicos y estéticos con innovaciones tecnológicas y fuerzas socioeconómicas, con lo cual se inicia una profunda transformación de las artes y de la sensibilidad basada en la tecnología. El extrañamiento que estos cambios producen sobre el cuerpo, las nociones de espacio y tiempo y los procesos de subjetivación, entre otros, constituyen el impulso para estudiar la dimensión política de las técnicas de creación de imágenes. En ese sentido, Volnovich señala que “se volvió fundamental investigar los modos en que la utilización de la imagen técnica por otros lenguajes, como las artes escénicas, permiten explorar las transformaciones de los modelos de representación que organizan nuestra experiencia”.

Para analizar estos problemas, los investigadores se enfocarán en algunos casos concretos: la relación entre imagen técnica y producción de sentido en la representación estética de la última dictadura militar argentina en la fotografía y el cine documental; el impacto producido en la dramaturgia teatral con el advenimiento de la era tecnológica y la llegada del cine; el teatro objetual, en tanto ámbito donde se resignifican los conceptos de acción, representación/presentación, interdisciplina, y tecnología; y la representación de la memoria histórica en el teatro contemporáneo, que se centrará en las producciones escénicas que aborden el problema de la representación de la memoria histórica del pasado reciente en la Argentina.

Durante la primera mitad del siglo XX, el desarrollo industrial, las innovaciones tecnológicas y las investigaciones científicas produjeron una profunda transformación en la configuración de la experiencia y sentaron las bases para una radical reorganización de las hegemonías políticas y económicas. La tecnología adquiere, entonces, un sentido fuerte: al inscribir la técnica y la tecnología visual en la techné capitalista, se convierte en la modalidad estructurante de nuestras experiencias del espacio y el tiempo.

En esa dirección, Volnovich aclara que “las transformaciones socioculturales producidas en el umbral del nuevo milenio tienen alcances que aún nos resultan desconocidos; la combinación entre ciencia, arte y tecnología creó y crea nuevos lenguajes, propicia experiencias inéditas, modifica nuestros modos de pensar y de sentir pero, sobre todo, desafía nuestra capacidad para comprender en forma crítica estos procesos”. En relación a esto, es posible afirmar que los dispositivos tecnológicos de representación producen una crisis que impacta sobre los procesos de percepción e irradian todo el campo artístico. Particularmente, la imagen técnica, en especial la fotografía y el cine documental de posguerra, constituyen un objeto privilegiado para indagar en estas cuestiones.

El advenimiento de la cámara fotográfica, y luego de la cámara cinematográfica, hace visible otro paradigma científico y tecnológico que pone en crisis las nociones de cuerpo, sujeto, conocimiento y representación, que sustentaron el sistema teórico y socioeconómico desde el siglo XVII. La ilusión de objetividad que acompaña primero a la cámara fotográfica y luego a la cinematográfica, se fundamenta en la anulación del cuerpo, en la aniquilación del modelo de la percepción natural y en la apertura del camino hacia la transformación radical de la imagen y de la sensibilidad basadas en la tecnología.

En relación a ello, la directora del equipo señala que “cabría preguntarse si la hegemonía del soporte digital y la consecuente desmaterialización de la experiencia produce una fisura en el modelo hegemónico de la tecnociencia”, y aclara “es preciso reconocer que la digitalización de los sistemas de signos transformó nuestro paisaje visual y nos exige repensar el sentido del arte en el cruce entre la plena presencia consumada (espectáculo) y la puesta en presencia de una realidad inaparente (simulación)”.

FUENTE: Argentina Investiga

- Publicidad -

Deja un comentario