Aprender a emprender, un puente entre lo académico y lo laboral

Alrededor de 1400 estudiantes argentinos lograron el título internacional Entrepeneurial Skill Pass (ESP), que certifica a los participantes de Aprender a emprender de Junior Achievement (JA).

0
264
- Publicidad -

Alrededor de 1400 estudiantes argentinos lograron un pasaporte emprendedor válido en el mundo. Se trata del título internacional Entrepeneurial Skill Pass (ESP) que constata que los estudiantes de Aprender a emprender de Junior Achievement (JA) adquirieran los conocimientos, las habilidades y las competencias propuestas por el programa, a la hora de la transición entre la escuela y el mundo del trabajo.

Junior Achievement (JA) en alianza con CSR Europe, Eurochambres y la Organización de los Estados Americanos (OEA), certifica a los estudiantes que incorporan los conocimientos relacionados a los negocios y las habilidades para emprender a través del Entrepeneurial Skill Pass (ESP). Esta iniciativa está alineada con el 4° Objetivo de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030, que se propone garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad.

En ese sentido, a partir del Entrepeneurial Skill Pass (ESP), 1400 estudiantes argentinos lograron un pasaporte emprendedor válido en el mundo. El objetivo de la evaluación es constatar que los estudiantes de Aprender a emprender de Junior Achievement (JA) adquirieron los conocimientos, las habilidades y las competencias propuestas por el programa.

El ESP avala conocimientos técnicos y habilidades socioemocionales, tales como trabajo en equipo, liderazgo, responsabilidad, compromiso, iniciativa y autoconocimiento. El pasaporte emprendedor mejora las oportunidades y condiciones para conseguir trabajo de los jóvenes.

De acuerdo con el Reporte de impacto 2020 de JA Argentina, los estudiantes que participan de Aprender a emprender incrementan su autoestima, aumentan su confianza en su futuro laboral, así como su propensión a emprender, ya sea de modo independiente o dentro de una organización.

El ESP es un título internacional que se desarrolló en 2013 con el apoyo de la Comisión Europea. El examen está dividido en 4 temas generales:

  1. Comprensión general de las organizaciones.
  2. Pasos principales y requerimientos legales.
  3. De la generación de la idea al mercado.
  4. Presupuesto y recursos financieros.

Actualmente, 30 países de más de 25 idiomas distintos certifican año a año a sus estudiantes. En su segunda implementación en Argentina, certificaron 1438 jóvenes de todo el país.

Según Betilde Muñoz-Pogossian, directora del Departamento de Inclusión Social de la Secretaría de Acceso a Derechos y Equidad de la OEA, “la OEA se complace en colaborar con JA y en formar parte de este Programa que se dedica a empoderar a los jóvenes del continente americano mediante habilidades empresariales. Ansiamos ver cómo implementan estas habilidades para liderar el desarrollo económico, social y político del continente americano”.

La transición entre la escuela y el mundo del trabajo es uno de los momentos más desafiantes en la vida de los jóvenes. En ese sentido, afirma Noël Zemborain, directora de JA Argentina: “Hoy más que nunca, las habilidades blandas son fundamentales para aspirar a mayores oportunidades. Por eso creemos que el ESP, un título que no tiene precedentes en el país, es de gran valor para nuestros estudiantes. Este certificado que valida sus capacidades emprendedoras es una excelente carta de presentación que les abre las puertas a grandes desafíos”.

«Siento que, a la hora de buscar trabajo, tener esta certificación va a ser que me destaque frente a otros candidatos con las mismas habilidades y, por lo tanto, me va a dar más oportunidades», Agustín Romero, Colegio San Roque de Mar del Plata, provincia de Buenos Aires. Participó de Aprender a emprender como director de CleanSoft un emprendimiento de jabones naturales aromatizados.

“Creo que la oportunidad de rendir el ESP es una instancia más en la que los estudiantes pueden encontrar evidencia concreta de que se apropiaron del corazón del programa. La felicidad de mis alumnos que se anotaron para rendir, al enterarse que habían aprobado, coronó un año de mucho esfuerzo y trabajo duro por parte de todos. Fue impagable”, asegura Laura Peuriot, docente de la institución María de Guadalupe, provincia de Buenos Aires. Durante el programa acompañó a los estudiantes de 6to año en el desarrollo de Eco-Amigable, un emprendimiento de camas para perros hechas con cubiertas de auto recicladas.

Mediante un programa de alto impacto, Aprender a emprender estimula a los jóvenes a crear, organizar y gestionar un emprendimiento real. Antes de finalizar la escuela secundaria, los estudiantes comprenden los pasos necesarios para comenzar a operar una empresa y experimentan la importancia de asumir riesgos, tomar decisiones y trabajar en equipo. A lo largo del año en el que se desarrolla el programa, adquieren herramientas sobre gestión de proyectos, economía y desarrollan sus habilidades socioemocionales. Además de las actividades áulicas en las que son guiados por sus docentes, los alumnos participan en eventos complementarios organizados desde JA que potencian su experiencia de aprendizaje.

En 2019 el programa alcanzó los 100 años de vigencia ininterrumpida, transformando la vida de jóvenes y docentes de todo el mundo mediante la capacitación y el apoyo constante de Junior Achievement.

Junior Achievement lanza su pasaporte emprendedor

- Publicidad -

Deja un comentario